ALBAMOCION


Dipu premium

noticias murcia

Los padres del parricida que se entregó en Hellín estaban atemorizados por sus amenazas

TOyota

Los padres del hombre que este martes se confesaba autor de la muerte a puñaladas de su padre en el domicilio de éste, en Murcia, estaban atemorizados desde hacía tiempo por su conducta violenta, situación de miedo que se había incrementado desde tres días antes del crimen.

Esa situación de temor se vio aumentada a partir de que el 1 de agosto recibieran en su vivienda, en la capital murciana, la visita del presunto homicida, H.V., quien, según declaró la madre a la Policía, les amenazó de muerte al hacerlos responsables de todos sus problemas psiquiátricos.

albaluz

Como consecuencia de esa visita y de las amenazas vertidas, el matrimonio tuvo que acudir al día siguiente al servicio de urgencias de un centro hospitalario por el estado de ansiedad que había generado en ellos la actitud del hijo.

A partir de entonces, el padre llevó a cabo diversas gestiones, en un intento de solucionar una situación que los tenía sumidos en el miedo, al pensar que sus vidas podían correr peligro.

Tal es así que según fuentes cercanas a la investigación, el padre, el mismo día en que habían acudido al médico para ser atendidos de la ansiedad, llamó al educador que se ocupaba de su hijo en una fundación dedicada a la atención a personas con problemas de conducta o de adaptación sociofamiliar.

En su llamada, según ha revelado este profesional a la Policía, le comentó que estaba preocupado porque su hijo, en la visita hecha a su casa el día anterior,mantuvo una actitud muy agresiva y amenazante.

El padre indicó al educador que consideraba que se había producido un punto de inflexión en la conducta del hijo, a peor, por lo que tanto él como su esposa sentían miedo y desasosiego por la situación que vivían.

Precisamente ese mismo día el presunto parricida escribió la nota manuscrita recogida por la Guardia Civil de Liétor (Albacete) y que se encontraba en la bolsa que portaba aquel y en la que se hallaron también dos pistolas de aire comprimido, un cuchillo y otros efectos.

En esa nota, hablaba de “la muerte de una persona”, en un contexto en el que aunque no se utilizaba un estilo directo cabía deducir de ella que se refería a su progenitor.

Dos días después, este martes, acababa con la vida de su padre a puñaladas, según confesó a los agentes que lo detuvieron y mantuvo este jueves en el juzgado.

Desde el primer momento, la esposa sospechó que el autor del crimen era su hijo, ya que así lo confesó de manera espontánea a los agentes que acudieron al lugar del mortal apuñalamiento y se la encontraron junto al cadáver.

Al prestar declaración ante la Policía, confesó que el pasado julio, el hijo les pidió que hablaran con el psiquiatra que lo atendía para que le aceleraran la terapia que tenía prescrita.

A partir de entonces, añadió, les envió mensajes amenazantes, hasta el punto de que le contestó que si mantenía esa conducta se verían obligados a denunciar los hechos y pedir una orden de protección, hasta que el pasado sábado se presentó en el domicilio familiar y los volvió a amenazar.

H.V. ingresaba este jueves en la cárcel por decisión del juzgado de guardia de Murcia, que atendió así la petición hecha por la fiscalía, y como presunto autor, inicialmente, de un delito de homicidio, aunque el mismo podría convertirse en asesinato si la investigación, que sigue en marcha, apunta en esa dirección.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.