noticias albacete

“Un chaval de una aldea de Galicia, con una guitarra, tratará de que se olviden durante dos horas y media de la política, de los malos rollos y de este bicho que ha hecho tanto daño”

toyota 2

/Modesto Colorado/

El escenario de la Caseta de los Jardinillos de Albacete acoge hoy sábado el concierto del cantautor gallego Andrés Suárez, dentro del ciclo ‘Itineraria Fest’, programado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Albacete.

albaluz

Lo hará desde el respeto absoluto a las normas de seguridad sanitaria que impone la nueva normalidad, con un aforo limitado, distancias entre los asistentes y mascarillas. Esta noche, Andrés Suárez  tiene una cita con sus fans albaceteños. “Invito a la gente a comprobar la seguridad y medidas que tenemos para el concierto. También les invito a que vengan a ver un acto de amor y sinceridad, donde un chaval de una aldea de Galicia con una guitarra tratará de convencerles y de que se olviden durante dos horas y media de la política, de los malos rollos y de este bicho que ha hecho tanto daño. Que vengan al concierto con su pareja, sus amigos o solos para disfrutar.  Que se acuerden de alguien y le pidan un te quiero imaginario”, reivindica el cantautor.

noticias albacete

Este concierto forma parte de una gira de presentación de su nuevo trabajo que lleva por título  ‘Andrés Suarez’, octavo álbum de estudio en su carrera, que tras haber sufrido un retraso en el lanzamiento por la irrupción de la crisis sanitaria, vio la luz el pasado mes de junio. “El lanzamiento estaba previsto para el 27 de marzo y ya lo teníamos todo a punto, tanto la promoción como una gran gira que comenzaba en abril, tuvimos que suspenderlo todo”, nos cuenta el artista, y añade que “ha sido un golpe muy grande y un daño económico incalculable, pero no es momento de quejarse. Hay gente muy fastidiada porque se ha quedado sin casa o sin trabajo y eso si es un verdadero problema. Yo soy un afortunado y tengo que agradecer que pueda volver a salir a tocar”.

Andrés Suarez es, en estos momentos, uno de los máximos exponentes de la canción de autor española, muy respetado por el público y la crítica especializada. Entre la publicación de su primer trabajo en 2002 hasta ahora, ha pasado de actuar en el metro a abarrotar estadios y ser número uno en ventas. “No me habría ido de Ferrol o de Santiago de Compostela si hubiera habido una industria musical allí. Uno va a Madrid porque tiene que perseguir su sueño y allí está todo, pero tengo claro de dónde vengo. Soy más gallego que cantante. Aunque hablar de Madrid ahora mismo es hablar de casa, un lugar donde canté en el metro, en el ‘Libertad’ para 5 personas o en ‘El rincón de arte nuevo’ para 10, y me gusta ser agradecido. Una cosa es la morriña y tener claro cuáles son mis raíces, y otra es recordar que a Madrid le debo todo”, afirma.

El nuevo trabajo es como una extensión pura de sí mismo, por lo que se ha convertido en el disco más personal que ha escrito. Cada canción es un fragmento de su pasado. Por eso, a este octavo disco decidió llamarle ‘Andrés Suárez’.  “No encontré otro título mejor para mis recuerdos. Este disco es el que más me identifica hasta ahora. Me atreví a poner mi cara en la portada, a salir en un videoclip, a subir la voz en la mezcla y no a bajarle como había hecho hasta ahora, a decir cosas que jamás pensé que pudiera decir, a hablar de un amigo que murió de sobredosis con 15 años en Ferrol o a hablar de mis padres como lo he hecho, en definitiva, me atreví a mostrarme de verdad por primera vez.  No es que nadie me escondiese, es algo personal, quizá porque soy bastante tímido. Tenía que perder la vergüenza para hablar de determinadas cosas que en realidad son fragmentos de mi vida. Creo haber entendido que tenía que mostrarme como soy y estoy muy orgulloso del resultado”, explica.

El cantautor Andrés Suárez está en Albacete

No es la primera vez que Andrés Suarez visita Albacete, ya que en 2016 ofreció un gran concierto en el Teatro Circo del que guarda muy buenos recuerdos. “No había estado nunca, pero mi querida amiga María Rozalén me hablaba mucho de esta ciudad, del calor del público y de que era una tierra muy musical. Tenía muchas ganas de comprobarlo, y vaya si lo comprobé, es algo serio lo de Albacete. Me sorprendió muchísimo la pasión y la fogosidad del público en el concierto, la manera de aplaudir y corear las canciones. Se nota cuando en una ciudad hay tradición y cultura musical. Estoy en una tierra donde sé que va a haber un buen concierto solo por el amor que le ponéis a la música y eso se nota”, asegura.

En este disco hay mucha melancolía y desamor, temas con los que el autor se encuentra como pez en el agua a la hora de componer e interpretar. “Cuando estoy enamorado estoy entretenido. Voy con mi pareja al parque, al museo o al cine. Pero cuando te dejan, te engañan o te das cuenta de que el amor se termina en un abrazo es cuando de ese dolor pueden salir las canciones más desgarradoras, las de verdad y eso me interesa. La oda a las canciones de amor, la amistad, la luz o la risa están muy bien pero un  ‘Agárrate fuerte a mí María’, o escuchar a José Alfredo Jiménez diciendo ‘que te den lo que no pude darte aunque yo te haya dado de todo’ ese dolor, esa herida es para darle al repeat”,  puntualiza el artista.

El cantautor de Ferrol está completamente convencido de que ha sido un verdadero acierto sacar el disco y volver a salir de gira. “Necesitábamos que volviera la música. La gente es feliz en los conciertos, y eso no se puede cortar. El buen rollo de volver a ver a los colegas para ir a un concierto o ver como un hijo abraza a su padre en mitad de una canción. Los conciertos ahora son, si cabe, más bonitos y emotivos que antes”, asegura el cantante, aunque lamenta el hecho de “ir a tocar a una plaza de toros, donde caben 14.000 personas y hacerlo para 350, con distancia social, con un equipo que desinfecta a todas horas todo el recinto, y cumpliendo todas las medidas de seguridad y cuando termina el concierto,  ir al hotel y que no pueda ni dormir de la fiesta y de los botellones  que hay en la calle es muy injusto. Es entonces cuando empiezo a pensar en los profesionales que trabajan conmigo para poner en marcha el show, asustados pensando que se puede cancelar la gira con lo bien que están haciendo todo. No puedo entender que vayan a por la cultura, mientras están abarrotadas las terrazas y los bares, y haya fiestas privadas en hoteles, casas y botellones en los parques. Los brotes vienen de ahí, no de la cultura. No nos pueden meter en ese mismo saco, no lo voy a permitir”, sentencia el cantautor.

En esta ocasión, encontraremos a un Andrés Suarez solo y sin red, a la guitarra y voz, un formato con mucha magia. “Es como volver a mi origen porque así empecé hace ya 20 años. Las canciones suenan desnudas, tal y como las compuse en casa. Si una canción funciona así, es que la canción funciona”, destaca el artista, y apunta que “hay que adaptarse. Los cachés han bajado y yo soy de letras, no de números. Sé que me llega para ir a tocar con mi guitarra y llevar un técnico conmigo, y así voy a tocar donde sea. Al menos salgo de casa, hago lo que me gusta y genero algo de dinero. Con lo que estamos pasando, hay gente que no puede hacerlo, por eso me siento un privilegiado y estoy muy agradecido por ello”.

En el formato de este concierto se busca la cercanía con el público. Un contacto directo para crear un dialogo constante en el que los asistentes estén a gusto e incluso puedan pedir sus canciones favoritas. “Estamos viviendo un momento en el que deberíamos estar más unidos, y sin embargo estamos más separados que nunca. Ya que no podemos abrazarnos, vamos a pensar que los abrazos son a cuenta. Que me los apunten ahora que ya se los daré cuando se pueda”, concluye.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.