Comunicado de varios sindicatos de Policía Nacional en la provincia de Albacete

Los representantes de los sindicatos SUP (Sindicato Unificado de Policía), SPP (Sindicato Profesional de Policía), CEP (Confederación Española de Policía) y UFP (Unión Federal de Policía) en la provincia de Albacete, queremos transmitir en estas líneas nuestro orgullo por servir a nuestros paisanos en una Comisaría como la nuestra. Hace falta que se produzcan sucesos como los que tuvieron lugar el fin de semana pasado para darnos cuenta de la policía que somos y de la policía que tenemos. Porque no solo somos policías, sino también ciudadanos de Albacete. Nosotros, nuestras familias, nuestros amigos y nuestros vecinos.

El fin de semana pasado surgió un problema inesperado, como la mayoría a los que, como policías, hacemos frente cada día. Cada llamada a la Sala del 091 es un problema. Y algunos muy graves. Y, hasta el día de hoy, siempre les hemos dado respuesta.

Pudo haber sido mucho peor. Y no lo fue porque, en un tiempo récord, se personaron allí todos los policías de servicio. Y los que no lo estaban. Funcionarios que estaban librando (era domingo) e incluso de vacaciones de verano, acudieron lo más rápido que pudieron. Sin contar todos los que se ofrecieron para hacerlo y no fue necesario movilizar.

Policías, desde los compañeros que prestaban servicio a la entrada del asentamiento, hasta el Comisario, Jefe Provincial, que se desplazó al lugar inmediatamente, que consiguieron, a través del diálogo y sin hacer uso de la fuerza, que esas personas que protestaban entraran en razón y desistieran de sus actitudes, en algunos casos violentas.

Nosotros no somos políticos y no nos corresponde solucionar sus problemas. Somos servidores de la ley. Y en este caso, como en todos los demás, obedecemos el mandato de autoridades judiciales y sanitarias.

El orden público fue restablecido en un tiempo razonable. La situación se pudo controlar con profesionalidad. De haberse gestionado el problema de otra manera las consecuencias podrían haber sido imprevisibles.

Y policías dispuestos a cumplir con su obligación, las veinticuatro horas al día y los 365 días al año no faltaron. Ni faltaran nunca, con pandemia o sin ella, como ya hemos demostrado y lo seguiremos haciendo. Y desde el primero hasta el último.

Así que, como policías y como ciudadanos de Albacete, os damos las gracias a todos, compañeros.

Botón volver arriba