ALBAMOCION


Dipu premium

noticias castilla la mancha turismo

Castilla-La Mancha: El viaje cercano

TOyota

/CONTENIDO PATROCINADO/Fotos: Turismo Castilla-La Mancha/David Blázquez

“El camino es la vida”, lo dice Jack Kerouac en su imprescindible En el camino, y también es historia, descubrimiento y aventura. Del mismo modo, el viajero podrá comprobarlo en Castilla-La Mancha, una región que ofrece un vasto, rico y variado patrimonio histórico y artístico que convierte estas tierras en un destino imprescindible, desconocido, cercano y único.

albaluz

Es Castilla-La Mancha centro neurálgico de la historia de España. Los pueblos prehistóricos, los romanos, visigodos, musulmanes, el esplendor cristiano y el imperio que dominó el mundo conocido durante siglos han convertido a sus pueblos y ciudades en un destino inolvidable con una envidiable riqueza. 

Una parte de esa riqueza es conocida de forma universal. Es el caso de las ciudades de Toledo y Cuenca, dos destinos que no deben faltar en todo viajero que se precie. Poco se puede decir de la capital regional que no se haya dicho y escrito: estamos ante una de las ciudades más bellas del mundo, un portentoso casco histórico que encierra más de 2.000 años de historia y una riqueza artística incomparable.

FOTO: Ciudad Toledo.

FOTO: Ciudad Toledo.

noticias castilla la mancha turismo

FOTO: Ciudad Toledo.

Por su parte, Cuenca, asomada a las hoces del Júcar y el Huécar, colgada desde la pared que la sustenta, invita desde su percha a transitarla con calma, degustarla y llevársela prendida. 

FOTO: Puente San Pablo, Cuenca.

El patrimonio paleontológico de Castilla-La Mancha se extiende por todo el territorio castellano-manchego, existiendo una buena muestra de éste en el Museo de Paleontología, el MUPA. Además, la provincia de Cuenca cuenta con dos de los yacimientos paleontológicos más importantes del Cretácico de Europa Occidental: Las Hoyas y Lo Hueco.

A través de este Museo de Paleontología se puede recorrer de forma didáctica y divertida esta “Tierra de dinosaurios” y conocer directamente ejemplares tan curiosos y únicos como el basicráneo (región que alberga el cerebro), o la pelvis y cola de un saurópodo titanosaurio, se trata de un dinosaurio herbívoro de más de 12 metros de longitud que vivió en el Cretácico superior. El Concavenator corcovatus, un dinosaurio carnívoro, terópodo del grupo de los carcharodontosaurios, que vivió a principios del período Cretácico, hace aproximadamente 125 millones de años, conocido como “Pepito”.

noticias castilla la mancha turismo

Ambas son Patrimonio de la Humanidad, como lo son también el Parque Minero de Almadén y las pinturas rupestres del Arco Mediterráneo. El primero ofrece un excitante viaje a los secretos mejor guardados de las minas más antiguas del mundo, que comenzaron a ser explotadas por los romanos.

FOTO: Minas Almadén.

FOTO: Vista Parque Minero Almadén.

FOTO: Plaza Toros, Almadén.

Por su parte, las pinturas rupestres del Arco Mediterráneo se suceden por espectaculares cuevas y abrigos en las serranías de las provincias de Cuenca, Albacete y Guadalajara. Las más recientes en unirse a este selecto grupo Patrimonio de la Humanidad han sido las cerámicas de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo -una tradición asentada desde hace seis siglos y que mantiene activos todavía hoy más de 40 talleres en las dos localidades toledanas-; y las tamboradas de Hellín, Tobarra y Agramón declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO y que configuran un ambiente sonoro, festivo, fascinante y cargado de emoción.

Junto a estos destinos imprescindibles, el viajero puede y debe buscar los pueblos y ciudades con encanto que salpican toda la geografía castellano-manchega. Desde las sierras más agrestes hasta las planicies manchegas, el listado es espectacular, amplio y variado. A modo de ejemplo y teniendo que dejar fuera por cuestión de espacio numerosos lugares de gran interés, podemos nombrar pueblos como Alcaraz, Letur, Riópar o Alcalá del Júcar en la provincia de Albacete; Atienza, Hita, Brihuega, Mondéjar, Pastrana, o los pueblos de la Arquitectura Negra en  la provincia de Guadalajara; Alarcón, Uclés, Belmonte o San Clemente en Cuenca; Villanueva de los Infantes, Almagro o Campo de Criptana en la provincia de Ciudad Real; y Consuegra, Oropesa, Tembleque, u Ocaña en la de Toledo. Debemos también reservar tiempo para visitar Albacete, Guadalajara y Ciudad Real, dinámicas capitales provinciales, y las vibrantes ciudades de Talavera de la Reina y Puertollano.

noticias castilla la mancha turismo

FOTO: Alcalá del Júcar.

noticias castilla la mancha turismo

FOTO: Plaza Mayor Almagro.

noticias castilla la mancha turismo

FOTO: Plaza Mayor Almagro.

FOTO: Campo de Criptana.

FOTO: Consuegra.

FOTO: Talavera de la Reina.

FOTO: Retablo cerámica prado Talavera de la Reina.

Además, Tomelloso consciente de su pasado y cultura, conserva todos los valores y tradiciones que su historia le aporta y se reconoce, como ciudad manchega. Lugar donde hay que visitar el museo etnográfico, en el que la joya de este museo, es el “bombo”, construido empleando la técnica de piedra seca.

FOTO: Bombo, Tomelloso.

De especial interés son las cuevas de Chinchilla, Albacete, al pie de la muralla enmarcadas por chimeneas blancas que dividen el espacio exterior mientras el interior se excava en la roca. Además, Chinchilla de Montearagón conserva la belleza de su trazado medieval.

FOTO: Cuevas, Chinchilla Montearagón.

Hay en la región rincones dispersos, aislados, con esa magia especial de lo desconocido, que nunca defraudan, y que encierran una delicada riqueza patrimonial. Algunos ejemplos de ello son la iglesia de San Juan Bautista en Alarcón (Cuenca) con sus espectaculares pinturas murales que le han valido el reconocimiento de la UNESCO; la iglesia de Santa María de Melque en San Martín de Montalbán (Toledo), un auténtico tesoro de origen visigodo; la ermita de Santa Coloma en Albendiego (Guadalajara), con su sobrio estilo románico; la ermita de Nuestra Señora de Belén en Liétor (Albacete) y sus exquisitas pinturas del siglo XVIII; o el monumental Monasterio de Uclés (Cuenca).

Sigüenza -que opta a estar pronto en el selecto grupo de ciudades Patrimonio de la Humanidad- destaca su catedral conocida en toda España por “El Doncel de Sigüenza”. Este personaje era un miembro de la familia de los Vázquez de Arce, caballero de Santiago, que murió a los veinticinco años en la Guerra de Granada.

FOTO: “El Doncel de Sigüenza”.

Es, en conjunto, un bello ejemplar del cisterciense o primer gótico: puede asegurarse que es una de las más notables catedrales cistercienses. Su estilo fundamental es el de la época de transición del románico-gótico de influencia aquitano-borgoñona.

FOTO: Catedral Sigüenza.

noticias castilla la mancha

FOTO: Catedral Sigüenza.

Todos estos destinos y tantos otros que merece la pena descubrir, son auténticos viajes en el tiempo que se convierten en pequeñas aventuras históricas en el caso de los castillos y fortalezas que se levantan en sobrecogedores parajes por todos los rincones de Castilla-La Mancha. Ejemplo de ello es el castillo de Atienza, impresiona desde la distancia: su torre, elevada sobre una roca, es un punto de referencia en kilómetros a la redonda.

FOTO: Castillo Atienza.

El castillo de Peñarroya, la fortaleza se originó como fuerte musulmán, que pasaría en 1198 a manos cristianas, quedando en poder de la Orden de San Juan en 1215, aunque la conquistó con ayuda de la Orden de Santiago. La leyenda cuenta que tras tomar la fortaleza se encontró la imagen de Nuestra Señora de Peñarroya, venerada desde entonces por los vecinos de Argamasilla de Alba y La Solana, que comparten la Patrona.

FOTO: Castillo de Peñarroya.

El castillo de Almansa, se trata de uno de los castillos mejor conservados de la provincia de Albacete, que ofrece además una impresionante visión de la ciudad desde el Cerro del Águila, en que se asienta. En su interior pueden disfrutarse los restos de obras de cantería gótica.

FOTO: Castillo Almansa.

O el castillo de Yeste. Un monumental castillo de origen andalusí, gótico por sus transformaciones posteriores, de imprescindible visita para quien quiera conocer cómo disponían sus ciudades los musulmanes en torno a una fortaleza, y su evolución en residencia palaciega con los cristianos.

noticias castilla la mancha turismo

FOTO: Castillo de Yeste.

Así como el Sacro-Convento de Calatrava la Nueva, gran fortaleza de los caballeros calatravos, cuya propiedad defenderían frente a los musulmanes del cercano castillo de Salvatierra. Aunque fue fortaleza de la edad del bronce, visigoda, y hay noticias de su uso por Nuño de Lara en el s. XII, tendría su gran apogeo a partir de la batalla de las Navas de Tolosa. Hoy podemos recorrer sus caminos, las dependencias del castillo -patios, torres, escaleras-, y un aljibe. Además, su convento del siglo XIII conserva una gran puerta con rosetón, la de la Estrella, la sala capitular, refectorio y cocinas, además del cementerio.

FOTO: Sacro-Convento de Calatrava la Nueva.

Y si de patrimonio hablamos no podemos olvidarnos de las historias fabulosas y sorprendentes que nos transmiten las seculares piedras de los parques arqueológicos de la región: Segóbriga, una de las ciudades mejor conservadas de lo que fue la Hispania romana; Carranque, con una fabulosa colección de mosaicos romanos; Alarcos-Calatrava, entre cuyos muros todavía resuenen los ecos de la Reconquista; Recópolis, un tesoro de la cultura visigoda; o el Tolmo de Minateda, asentamiento humano con una dilatada adscripción cultural que arranca desde la Edad de Bronce y llega hasta el S. XX.

noticias castilla la mancha turismo

FOTO: Mosaico de Villa  Materno, Carranque.

Mención aparte merece el viaje por la Ruta del Quijote. Las aventuras narradas por Miguel de Cervantes en su obra son conocidas en todo el mundo y con ellas la comarca de La Mancha ha alcanzado fama universal. Blancos molinos, llanuras de horizontes infinitos, antiguas ventas, pueblos encalados, viñedos sin fin y singulares humedales ofrecen al viajero un variado y rico abanico de posibilidades para hacer del camino una experiencia inolvidable. La riqueza patrimonial y natural de esta ruta se descubre a cada paso en el Alcaná de Toledo; en las planicies y cielos azules recortados por los molinos de Consuegra, Mota del Cuervo o Campo de Criptana; en los blancos muros de El Toboso, tierra de Dulcinea; en la Cueva de Montesinos de Ossa de Montiel; en las bellas Lagunas de Ruidera; en las ventas, como la de Puerto Lápice; en los Campos de Calatrava y Montiel; en las tierras próximas a Sierra Morena… Lo mejor para conocer a fondo estos rincones es guardar en el equipaje un ejemplar de la novela. Será la mejor guía para disfrutar de este recorrido literario-turístico por Castilla-La Mancha.

FOTO: Campo de Criptana.

FOTO: Consuegra.

Y tras la ruta, sea cual sea el destino elegido, al viajero le espera la sorprendente gastronomía castellano-manchega, sus excelentes vinos y quesos, y una oferta hostelera cercana, variada, y de calidad.

turismo castilla la mancha

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.