Noticias Albacete

El presidente de la Diputación de Albacete expone en las Cortes regionales sus propuestas para luchar contra la despoblación

toyota 2

El Parlamento de Castilla-La Mancha ha celebrado una nueva sesión de la Comisión no Permanente de Estudio para alcanzar un Pacto contra la Despoblación, donde han comparecido los presidentes de las diputaciones de Ciudad Real, Guadalajara y Albacete, José Manuel Caballero, José Luis Vega y Santiago Cabañero, quienes han propuesto extremos como incentivar la vida en el pueblo, dar gratuidad al transporte, cambiar leyes urbanísticas o de contratación o políticas de género y de discriminación positiva para la mujer en zonas rurales.

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha sido el primero en pasar por esta sesión de la comisión parlamentaria, y ha sugerido entre otros aspectos incentivar económicamente a quien se quede en los pueblos, establecer un sistema global de transporte gratuito y sostenible o apuntalar el despliegue digital en todas las áreas.

albaluz

“Hay que premiar a quien viva en el mundo rural porque hay unos costes superiores a si vives en una ciudad”, ha defendido, sugiriendo que en la declaración de la renta anual se pueda marcar una casilla específica para aquellos habitantes de pequeños pueblos para que una mayor desgravación.

Las pensiones también deberían tener “una cláusula que ponga en valor a los que viven en los pueblos”, toda vez que la realidad es que la vida “es más costosa” en este entorno.

En definitiva “una prima en forma de renta directa, bien en las ayudas o bien en la nómina, y también de manera indirecta con desgravaciones y deducciones con una perspectiva fiscal”, ha propuesto.

El presidente ha considerado que hay mejoras tecnológicas en el siglo XXI que pueden favorecer aspectos como el transporte, que ya puede ser “sostenible y gratuito”, siendo más fácil mover vehículos sostenibles por el territorio rural para acercar a la gente a los servicios y a la cultura que intentar replicar en todos los pueblos esas ofertas culturales, sociales, sanitarias o educativas.

“Lo digo con claridad. No puede haber un cine en cada pueblo. Pero tiene que haber oportunidad para que los vecinos de Brazatortas puedan ir al cine a Puertollano con tranquilidad, normalidad y sin coste añadido”, ha abogado.

Caballero ha repasado algunas de las políticas ya acometidas en su administración desde la pasada legislatura, algo que se hizo “con rigor”, toda vez que en ocasiones los representantes políticos “hablan de lo que marca la agenda mediática sin profundizar”.

Como receta, Caballero insiste en poder alcanzar a nivel global “un gran pacto” en el que se sumen todas las formaciones políticas al estilo de lo que ocurre en su Diputación.

Un pacto político “que establezca una cláusula de ruralidad y lucha contra la despoblación en todas las iniciativas legislativas, desde la Unión Europea hasta los pequeños ayuntamientos”, ha sugerido el presidente ciudadrealeño.

Así, ha reparado en que de las decenas de medidas instauradas desde el Gobierno nacional contra la crisis post COVID, “ninguna favorece a mundo rural”.

VEGA APUESTA POR CAMBIOS LEGISLATIVOS

De su lado, el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, ha propuesto cambios legislativos que beneficien a los pequeños pueblos, sobre todo en materia de contratación o de urbanismo.

Así, ha expuesto que la ley de Contratos es igual en una gran ciudad o en un pequeño pueblo, lo cual dificulta muchas veces las adjudicaciones. Para Vega, un buen aliciente sería que las pequeñas empresas ubicadas en las zonas rurales tengan preferencia y mayor puntuación a la hora de aspirar a contratos públicos de los ayuntamientos de su entorno.

En esta línea, lamenta que un ayuntamiento licite una pequeña panadería y se la quede un gran fabricante del Corredor del Henares en lugar de una empresa del pueblo, contra lo cual “la ley de contratación debería fijar la valoración de que las empresas del mundo rural tengan más puntos a la hora de adjudicar contratos”, lo cual pasa por cambios normativos incluso a nivel europeo.

También la legislación urbanística debería de ser retocada en favor de los pequeños pueblos, según el también alcalde de Mondéjar. En su opinión, elaborar un Plan de Ordenación Municipal “condena a los pueblos a no poder hacer ninguna acción urbanística”.

Por ello, propone “otros modelos, como el anglosajón”, que contempla “una edificación más libre con parámetros establecidos pero que trata de que las zonas con más problemas de desarrollo tengan más facilidades que las grandes urbes”, lo cual permitiría un mejor desarrollo industrial.

José Luis Vega ha advertido incluso de que de cara a próximas citas electorales, en muchas ocasiones habrá problemas incluso para poder confeccionar candidaturas, ya que es “cada vez más complicado” que la gente quiera quedarse en los pueblos.

Otros de los aspectos propuestos por Vega son las luchas contra las “brechas” de todo tipo. En su provincia, por ejemplo, hay ejemplos en los que un ciudadano necesita más de una hora para desplazarse a otra localidad con cajero automático para poder tener dinero en efectivo.

CABAÑERO ABOGA POR POLÍTICAS DE GÉNERO Y UNA LEY DEL MEDIO RURAL

El presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, ha elevado un gran número de propuestas como una Ley del Medio Rural o implementar políticas de género que redunden en una discriminación positiva en favor de las mujeres.

En este sentido, ha visto como un extremo importante “luchar contra la masculinización”, toda vez que la mujer “ha trabajado mucho y siempre en el campo pero nunca ha sido dueña de su trabajo”.

Para luchar contra esta problemática ha defendido fomentar la titularidad compartida o insistir en medidas que faciliten la conciliación laboral y familia.

Mejorar el ocio, el acceso a las telecomunicaciones para incentivar el teletrabajo, aumentar la ayuda a domicilio, más municipalismo, ayudas a la inversión o apuntalar la cultura son otros campos de batalla a tener en cuenta para Cabañero, quien ha reparado en que a veces emigrar del pueblo a la ciudad “era subir en el ascensor social” y volver al pueblo era “fracasar”.

Contra ello, propone “prestigiar la vida en el pueblo” o ensalzar lo rural, ámbito que antes “se asemejaba al subdesarrollo”. A todo esto, ha añadido la necesidad de incentivos fiscales para fomentar la instalación de empresas en pequeños pueblos.

Como “errores gravísismos”, ha lamentado que se establezca el límite provincial como unidad de medida para combatir la despoblación. Así, Albacete “tiene problemas de despoblación” pero nunca se considera así en los ranking porque en muchas ocasiones la movilidad se queda dentro del término provincial. Por eso, lo más idóneo para el presidente albaceteño sería evaluar el impacto de la despoblación en el ámbito comarcal.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.