Noticias Albacete

Comunicado de los profesores y personal del IES Al-Basit de Albacete

toyota 2

/Redacción/

El profesorado y personal del IES Al-Basit de Albacete emitía un comunicado sumándose a las protestas de numerosos institutos de la región para “manifestar su malestar por el trato recibido durante el tercer trimestre, periodo lectivo de confinamiento y atención on line al alumnado, tiempo en el que hemos tenido que salir adelante en medio de la más absoluta soledad y desamparo, entre improvisaciones continuas de medidas e instrucciones confusas y con un exceso de burocracia que ha dificultado nuestra labor”. 

albaluz

De este modo, especificaban que este malestar viene motivado porque “se nos envió a casa ligeros de equipaje: nuestras herramientas de trabajo estaban en casa, en algunos casos eran insuficientes y, cuando disponíamos de ellas, eran de nuestra propiedad (portátil, móvil, impresora, escáner, conexión a Internet…)”; y añaden que sienten este malestar porque “nadie nos preguntó qué necesitábamos…; porque hemos sido un servicio 24 horas y porque hasta en los primeros momentos, los más necesarios, nos abandonó Papás”. Apuntan en el comunicado que profesores de este centro educativo “han trabajado enfermos por COVID-19 durante el confinamiento (o incluso durante su permiso de paternidad) para no dejar desatendidos a su alumnado y al resto de tareas docentes, al no cubrir la Administración las bajas en cuestión”. 

Continúan exponiendo que este malestar también es fruto de que “sin los recursos insustituibles (talleres, instalaciones, laboratorios, herramientas…), el alumnado de Formación Profesional, mayoritario en nuestro Centro, no ha podido practicar ni aprender los procesos y competencias de cada título, sin que se haya propuesto ninguna alternativa o solución mínimamente aplicable y realista a estas carencias para recuperar esa formación durante el próximo curso”. 

Por este motivo y ante la previsión de “una nueva oleada vírica” el profesorado del IES Al-Basit expresaba su “gran preocupación por la incertidumbre del comienzo del próximo curso, su falta de planificación, o al menos la ausencia de comunicación sobre cuestiones prácticas, concretas y realistas”. Consideran que “se deja la responsabilidad en manos de los equipos directivos y docentes, que tendrán que asumir las graves consecuencias que podrían tener las decisiones de planificación (se nos obliga, según las instrucciones, a un compromiso de autorresponsabilidad, sin dotación de recursos ni de ninguna medida de apoyo o prevención realmente eficaces)”. 

Todo lo anterior lleva a estos docentes ha solicitar “con urgencia”:

  1. MEDIDAS Y RECURSOS QUE GARANTICEN EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL determinado por las autoridades sanitarias. Estas medidas necesariamente deben basarse en la “REDUCCIÓN DE RATIOS y consecuentemente el AUMENTO DE LAS PLANTILLAS EN LOS CENTROS”. Consideran que “la falta de estos dos planteamientos preventivos pondrá en riesgo grave e inminente a toda la comunidad educativa (alumnado y familias, profesorado y personal de los centros)”. Y Añaden que “ni siquiera en los propios gráficos sugeridos por las instrucciones de la Consejería y en la mayor e irreal de las dimensiones de aula caben 30 alumnos”. La realidad en este centro educativo de cara al  próximo curso “será más que alarmante, ¡volveremos a aulas con 30 alumnos en muchos grupos!: Se pretende unir dos bachilleratos en las asignaturas troncales (como ocurrió el curso pasado) con una ratio que puede llegar a 40 alumnos sin contar el margen de excepción”. “En nuestras enseñanzas de Formación Profesional, muy demandadas, los talleres y laboratorios son compartidos por grupos de diferentes Ciclos, de ratios elevadas, y con material de prácticas de uso común para todo el alumnado”. Indican que “ahora más que nunca son imprescindibles dos cosas: los desdobles y el aumento de profesorado en los módulos prácticos, que permiten impartir los contenidos procedimentales con seguridad para alumnado y profesorado además de recuperar los contenidos no impartidos durante el periodo de suspensión de la actividad presencial, y la dotación suficiente de material para las prácticas del alumnado (incluidos EPIs específicos cuando ello sea necesario), no sólo POR SEGURIDAD y prevención, también para recuperar la formación necesaria perdida este último trimestre. La normativa e instrucciones publicadas para el próximo curso no han tenido en cuenta la especificidad de las enseñanzas de FP. 
  1. LA SUSTITUCIÓN INMEDIATA DE LAS BAJAS: “en las ausencias debe hacerse cargo del grupo de alumnos profesorado que no le imparte docencia, con lo que la posibilidad de extensión en caso de contagio aumenta”.
  2. EL AUMENTO DE DOTACIÓN DEL PERSONAL DE LIMPIEZA necesario para la desinfección y limpieza a que las medidas de la Administración obligan. “Desde hace tiempo en nuestro Centro las plantillas del personal de limpieza son insuficientes, están incompletas y las bajas sin cubrir, y si lo que en situaciones normales dificulta el mantenimiento del Centro en condiciones dignas de limpieza e higiene, es inquietante imaginar lo que esta carencia supondrá en el escenario del próximo curso”.
  3. El REFUERZO DEL HORARIO DISPONIBLE DE LOS TUTORES Y DEL DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN ante la posibilidad de una vuelta a la enseñanza a distancia: “la experiencia (y el virus) nos ha enseñado en este Centro, como en todos, que la brecha digital exige una constante atención individualizada a gran parte del alumnado, brecha que no desaparece con un ordenador y una conexión WiFi, porque también hay brecha social y necesidades educativas muy especiales”. “Quienes las padecen han sufrido dificultades añadidas durante la pandemia, por la falta de acceso a los recursos de enseñanza y a las plataformas telemáticas de educación. Estas carencias sólo han podido ser atendidas por la dedicación continua de tutores de Secundaria y de Formación Profesional, profesorado y personal del Departamento de Orientación”.
  4. La GARANTÍA de la FLEXIBILIDAD EN EL DESARROLLO DE LA FCT (Formación en Centros de Trabajo) en los Ciclos de FP. “Este módulo obligatorio de más de 300 horas que se desarrolla en las empresas no se ha podido realizar, siendo insustituible por el parche ingenuo de algunas actividades teóricas”.
  5. APOYO Y SOPORTE INFORMÁTICO a distancia para alumnado y profesorado que permita solucionar problemas técnicos que puedan surgir. Piden “un plan de atención digital global que incluya el equipamiento, la formación y el soporte que se han manifestado como insuficientes en estos meses”. “La figura del Coordinador de TIC en los centros debería ser reforzada ante la previsión de un nuevo periodo de enseñanza a distancia”, exponen.
  6. 7. CONSIDERAR LA INCLUSIÓN DE LA FIGURA DE ENFERMERÍA en los centros educativos, así como el desarrollo de un protocolo y unos “criterios claros ante la detección de un caso Covid-19 y su envío al aula de aislamiento que se menciona en las instrucciones de la Administración Educativa”.

Subrayan que “en septiembre ya no existirá la coartada de la inexperiencia y la precipitación de los primeros momentos, toda la Comunidad Educativa lo está avisando a nuestra Administración dos meses antes del comienzo de curso”.  De este modo, puntualizan que “la intención de nuestras reivindicaciones es tener un próximo curso seguro, protegido y diseñado con sentido común que evite las gravísimas consecuencias de una mala planificación”. 

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.