Noticias Albacete

Duro comunicado de los profesores del IES Ramón y Cajal de Albacete

toyota 2

/Redacción/

Este martes 30 de junio, finalizaba el curso 2019-20. Un curso que desde el IES Ramón y Cajal de Albacete calificaban “sin duda el más extraño, el más duro y, por qué no decirlo, el más doloroso de toda nuestra carrera profesional”. En un comunicado del claustro de este instituto albaceteño dirigido a toda la comunidad educativa reconocían que “es muy difícil trabajar con normalidad mientras el mundo se derrumba alrededor”. Señalaban que pese a todo “ahí hemos estado, poniendo lo mejor de lo que teníamos y lo que sabíamos al servicio de la formación académica y humana de nuestros alumnos. Sin esperar nada”. Además, esperaban que “la Administración no nos atosigase con demasiados requerimientos burocráticos que entorpeciesen nuestra tarea”.

albaluz

Durante el claustro de final de curso uno de los docentes de este centro educativo de la capital próximo a jubilarse daba su especial interpretación del magisterio como “un acto de servicio a la comunidad”. Así, indican que “en coherencia con ese espíritu de servicio público, los miembros del claustro del IES Ramón y Cajal nos vemos en la obligación de aclarar que, con vistas al inicio del curso 2020-21, y con la perspectiva de preservar la salud colectiva y el progreso académico de nuestro alumnado, resulta imprescindible adoptar las siguientes medidas”:

  • Reducir las ratios por grupo. Señalan en el comunicado que  “no hay forma de garantizar la distancia de seguridad de 1,5 metros establecida por el Real Decreto-ley 21/2020 manteniendo 30 alumnos en aulas que fueron diseñadas para un máximo de 25 alumnos. Es imposible, y tampoco hay espacio para la instalación de los elementos efímeros homologados que propone la administración en sus ensoñaciones normativas”.
  • En consecuencia, aumentar significativamente las plantillas de los centros. Exponen que “no existe otra manera eficiente desde el punto de vista pedagógico para atender personalmente al alumnado en su infinita diversidad y complejidad. Cualquier otra estrategia, como que se alternen clases presenciales y en casa, no es más que un parche coyuntural cuya normalización nos parece inaceptable”.
  • Generar un espacio telemático único, “preferentemente público, que permita la interconexión de todos los actores de la comunidad educativa  y posibilite la enseñanza por videoconferencia en caso de recrudecimiento de la pandemia”, especifican. Al respecto añaden que “resulta imprescindible crear un depósito de dispositivos informáticos destinado a compensar la brecha  digital que padecen las familias más desfavorecidas”.

Así, ante lo que consideran “evidencias incontestables”, preguntan “¿qué plantea la Administración? ¿Realizar un mapeo de alumnado por centros para estudiar posibles ampliaciones de plantilla con el fin de ajustar las ratios a las normas de seguridad? ¿Perfeccionar y ampliar la plataforma Papás?  ¿Confeccionar un plan con plazos para dotar colegios e institutos de los medios tecnológicos necesarios, empezando por las zonas más deprimidas económicamente?”. A lo que responden que “por desgracia, no”. Aseguran que “su respuesta a las incertidumbres del futuro es francamente decepcionante”, ya que “para el próximo curso, las ratios no se tocan”. Por tanto manifiestan que “alumnos y profesores seguirán hacinados en clase con el consiguiente riesgo para su salud y la de sus familias”. En consecuencia, “los cupos no se modifican. Es más, en nuestro centro tiende peligrosamente a la baja”, subrayan en el comunicado. De tal modo destacan que “con la información que tenemos a día de hoy, si empieza el curso y se produce una segunda oleada de la Covid-19, volveremos a la ‘Babel’ de plataformas que hemos padecido durante el confinamiento…”.

Pero eso no es todo, y añaden que “para rematar la faena y eludir definitivamente su responsabilidad legal ante una cuestión tan grave como la salud pública, la Administración regional ha emitido una rimbombante ‘Instrucción sobre las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al Covid-19 para los centros educativos de Castilla-La Mancha para el Plan de Inicio de Curso 2020-21’, que más bien podría titularse ‘Buscaos la vida como podáis’”. Destacan que  “eso es básicamente lo que dice la Consejería en ese largo y prolijo documento: Ahí tenéis vuestros alumnos de siempre (o más), vuestros profesores de siempre (o menos), vuestros espacios de siempre, vuestros recursos técnicos de siempre, vuestro presupuesto de siempre…”. Y con eso, “queridos centros educativos de Castilla-La Mancha, buscaos la vida y organizaos como podáis. Así de crudo”, matizan.

Finalizan el comunicado indicando que “las personas que suscribimos este documento estamos al pie del cañón, tenemos los dedos manchados de tiza y no hablamos desde la lejanía de ningún despacho”. Así, señalan que “como servidores públicos, hemos considerado que debíamos exponer la realidad más allá de las declaraciones oficiales”.  “Podríamos haber callado y haber mirado hacia otro lado, es la postura más cómoda, pero nuestro silencio nos habría convertido en cómplices de un error que puede arrojar resultados fatales”, concluyen.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.