Noticias Albacete

La FAVA recuerda que las Escuelas de Verano “no son un capricho, sino una actividad imprescindible”

toyota 2

/Marta López/

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Albacete (FAVA), Pepe Reina, manifestaba a El Digital de Albacete su “preocupación” por decisión del Ayuntamiento de suspender las Escuelas de Verano. Así, pone de manifiesto que las Escuelas de Verano, “más que una actividad recreativa para los más pequeños es una necesidad para muchas familias albaceteñas”.

albaluz

El Consistorio de la capital anunciaba el pasado 20 de junio la decisión de “no organizar las Escuelas de Verano ante la imposibilidad para garantizar que no se produzcan contagios por COVID-19 entre la plantilla de trabajadores y el alumnado”. De no haberse producido la pandemia, de esta medida, concebida para facilitar la conciliación familiar durante los meses estivales, se iban a beneficiar 1.589 niños y niñas por quincena, que habrían disfrutado de un programa de actividades lúdicas y deportivas, en 12 colegios de la ciudad, impartidas por 152 monitores, contratados a través del Plan de Empleo del Ayuntamiento de Albacete.

Estos datos, que representan una ratio de 132 niños por centro, además de sus monitores, han sido valorados a través de un informe del Servicio municipal de Recursos Humanos y Prevención de Riesgos Laborales, en el que se constatan las dificultades para preservar las recomendaciones mínimas y esenciales para evitar el contagio por COVID-19. Es decir, evitar concentraciones de personas y garantizar dos metros de distanciamiento interpersonal en espacios cerrados.

Pese a todo, el presidente de la FAVA expone que “se ha puesto solución a otro tipo de actividades de ocio como puede ser la apertura de las piscinas municipales, algo que me parece estupendo”, pero añade que “me parece mucho más importante y necesario, puestos a comparar, que se puedan poner en marcha ciertas Escuelas de Verano, con las condiciones y limitaciones que establece la norma”. Del mismo modo, expone que ha trasladado su postura a los representantes de los diferentes grupos políticos “con el objeto de que pese a que la decisión ya se ha hecho pública, lo reconsideren”. Por tanto solicita “que se abran las Escuelas de Verano aunque se vea reducido el número y siempre que se atiendan a la normativa para evitar que se produzca ningún contagio”.

El movimiento vecinal está preocupado por las necesidades que tienen los vecinos de Albacete”, subraya Pepe Reina, y es que “las Escuelas de Verano son un espacio que permite a los padres y madres poder realizar su trabajo sin tener que dejar a los más pequeños a cargo de los abuelos, en el caso de tener esta opción”. De este modo, pregunta: “¿Y si los padres y madres tienen que ir a trabajar y no tienen a nadie con quién dejar a sus hijos?”.

Así, recuerda que las Escuelas de Verano “no son un capricho, sino una actividad imprescindible”. Además, puntualiza que también suponían una “forma de generar nuevos puestos de empleo”. Pese a todo, señala que “entiendo perfectamente la decisión adoptada pero no sé si se ha valorado en su totalidad que esto es una actividad necesaria”.

La decisión del Ayuntamiento

“De haberse llevado a cabo, el programa tendría que haber reducido considerablemente el número de participantes, pues en este mismo informe se recomienda una disminución del 50% en el total de niños y niñas por quincena para aquellas actividades previstas para realizarse al aire libre”, especificaban en una nota de prensa desde el Consistorio de la capital albaceteña. En su decisión final, el Equipo de Gobierno municipal también ha tenido en cuenta las conclusiones de un segundo informe, elaborado por el Servicio de Empleo y Promoción Económica, que coincide en sus apreciaciones con el de Recursos Humanos y Prevención de Riesgos Laborales y en el que se advierte que “el surgimiento de un solo caso entre los trabajadores de uno de los centros plantearía el problema de cómo reorganizar los grupos de niños, dado que es aconsejable que sean atendidos en grupos burbuja, para evitar que interactúen entre grupos distintos para evitar contagios”.

Asimismo, este informe también concluye que “un positivo en cualquiera de los colegios podría implicar su cierre, con una posible paralización de la actividad temporal. Poniendo de manifiesto que es esencial valorar el riesgo y la repercusión que dicha situación podría ocasionar para el Ayuntamiento”. Para la decisión de no celebrar este programa también se han tenido en cuenta estudios científicos de reciente publicación, entre los que figura el de un grupo de investigadores de la Universidad de Granada, en el que se pone de manifiesto que un aula de Educación Infantil con 20 niños tendrá contacto con más de 800 personas después de solo dos días, con los consiguientes riesgos para contraer y propagar el COVID-19.

Estas consideraciones, sumadas al hecho que otras administraciones con competencias educativas decidieron suspender las clases lectivas presenciales, que no se recuperarán hasta el próximo mes de septiembre, siempre y cuando la evolución de la pandemia lo permita y de hecho, en la actualidad trabajan para establecer el protocolo de regreso a las aulas, han sido determinantes en la decisión del Ayuntamiento de Albacete de suspender las Escuelas de Verano municipales.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.