Un estudio de seroprevalencia detectará el nivel de inmunidad de los castellano-manchegos

El consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha avanzado que la próxima semana arrancará en la Comunidad Autónoma un estudio de seroprevalencia para testar el nivel de inmunidad de la ciudadanía frente al COVID-19.

En una entrevista con Castilla-La Mancha Media, Fernández Sanz ha apuntado que de esa manera se sabrá “el nivel definitivo” de inmunidad, que los estudios nacionales han colocado en torno al 12% en sus dos primeras entregas en las últimas semanas.

“En este momento estamos al 12%, por encima del resto, y ahora en Castilla-La Mancha haremos un estudio exclusivo para castellanomanchegos en el que vamos a explorar a muchas personas para saber el nivel definitivo”, ha abundado.

Botón volver arriba