NOTICIAS ALBACETE

LA REVOLERA | Un día cargado de emotividad en Castilla-La Mancha

toyota 2

He vivido bastantes días de Castilla-La Mancha por toda la Región. En todos ellos, un buen número de actos, folklore, actuaciones musicales, entrega de medallas, toros, actividades deportivas, desfiles militares y un sinfín de actividades que nos servían para exhibir músculo de una Comunidad Autónoma que se había hecho desde abajo y con el deseo de vivir mejor y más unidos.

Era un día de trabajo para los que trabajábamos en los medios de comunicación, en mi caso en al SER, pero igualmente lo vivíamos con pasión. Me adapté perfectamente a los inicios, cuando micrófono en mano contaba lo que pasaba y posteriormente en otras tareas de dirección representaba a un medio importante en Castilla-La Mancha.

albaluz

Este 31 de mayo de 2020 también he querido vivirlo, siguiendo el acto vía señal institucional que ha suministrado la Junta de Comunidades a través de las redes sociales. Recordaba la alegría, el bullicio, el ir y venir de la gente, las retransmisiones en la radio y todo lo que conlleva un día de fiesta que al mismo tiempo era reivindicativo y si se levantaba la bandera era para decir que aquí estamos, con los mismos derechos y obligaciones que los demás. Ese palo de la bandera nunca sirvió para agredir a nadie, pensase como pensase.

En plena pandemia, se ha hecho el acto preciso, sencillo, austero, con una gran carga simbólica por la presencia de representantes de todos los sectores que han participado y participan en la primera línea de lucha contra la pandemia. Los uniformes de los pocos asistentes, se han guardado todas las medidas de distanciamiento que obliga la norma, digo que el uniforme ha sido el de faena, sin ringorrangos. En la mente de todos, en el recuerdo, han estado los que se nos han ido en este tiempo en el que el virus ha causado estragos. Confesaré que me he emocionado. Hoy el Palacio del siglo XV, el de Fuensalida que en su día fuese sede de la corte de la emperatriz Isabel de Portugal, además de las medidas que hay que guardar, no sobraba nadie, ni faltaba nadie, muchos miembros del gobierno regional han seguido el acto vía streaming.

El presidente de las Cortes, vicepresidente del gobierno regional y consejero de sanidad han acompañado al presidente de la Comunidad, Emiliano García-Page.

Hoy tocaba lo que tocaba y han logrado la llaneza que este año requería el Día de Castilla-La Mancha. “Hoy toca guardar silencio en homenaje a la víctimas de la pandemia. Mañana Castilla-La Mancha comenzará a recorrer, de nuevo, la senda de la recuperación. Que Nadie lo dude” (Page).

La vida sigue, también la actualidad y me dispongo a dar un repaso a lo que más me ha llamado la atención, algunas cuestiones poco edificantes con una carga de estupefacción impropia de una época tan difícil como la que estamos viviendo.

Sigo sin entender el papelón de bronca que exhibe el vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias. Se equivocó absolutamente con Vox, a este partido tendrán otros argumentos para llevarle la contraria, pero venir ahora con los golpes de estado y la chulería de “cierre la puerta, señoría”, deja muy mal a un gobierno que solo le faltaba un tío repantigado en el cómodo sillón del Congreso de los Diputados, lanzando invectivas. Tampoco estuvo fina la portavoz del PP en el Congreso, doña Cayetana, recordándole el pasado del padre de Iglesias. Políticos como Fernando López Miras, presidente de Murcia, no han aplaudido el tono empleado. No me extraña que las encuestas le auguren buenos resultados en la vecina Comunidad.

Estos ataques sirven para que, a las pocas horas, medios más próximos a la derecha recuerden como Rafael Blasco, consejero de la Generalitat con cuatro presidentes distintos, empezase su andadura en el grupo armado (compañero del padre de Pablo Iglesias) y acabó condenado a cárcel por corrupción. Este hombre pasó del PSOE al PP.  Ahora con 75 años, leo en ABC que cumple su condena en régimen de semilibertad.

No doy crédito, ni a una cosa ni a la otra, me quedo ojiplático, con los del FRAP. Ahora dicen que son gente corriente. Qué no me guarden la simiente.

La reprobación por las declaraciones de Page durante la pandemia en el último pleno del Ayuntamiento de Albacete, en el que Ciudadanos, con su alcalde liderando la cuestión de apoyo dieron otro espectáculo, al que nos tienen acostumbrados. La moción la llevó el PP al Ayuntamiento, al igual que en otros ayuntamientos de Castilla-La Mancha, puedo entender que los populares quieran remover el avispero, pese a las disculpas del presidente, etc. Cada partido fija su estrategia y sienta sus bases para cuando se convoquen elecciones. Ciudadanos no supo como entrar al trapo y salieron con una propuesta de llevar a las Cortes de Castilla-la Mancha la reprobación por declaraciones, no reprobación institucional, una cosa un poco rara. Todo ello, con una sordina de maniobra endeble, un sí pero el tiro hacia arriba, y se han encontrado con un partido que echa chispas en cuanto a disparidad de pareceres y David Muñoz Zapata, diputado regional ha dicho que “reprobar lo reprobado no lleva a ninguna parte”. Esta es la respuesta de Ciudadanos. Ha añadido que “es algo que no está previsto en el reglamento de la Cámara”. No esperaba esa posición liderada por Casañ, pareció que la moción iba más destinada al alcalde para ver por donde salía que al propio presidente de la Región. Aún resuenan los ecos de la visita de tapadillo que giró el alcalde al Hospital por la zona de urgencias. Page dijo lo que dijo de esa situación, la censuró, pero parece ser que el gerente del centro hospitalario, el bueno de Ibrahim se lo explicó con dulzura, pero con contundencia.

Ahora los hosteleros al borde de pedir la dimisión del alcalde de Albacete porque según parece no llega lo que prometió. Están que fuman en pipa.

Para colmo hoy la encuesta que recoloca el mapa político en Castilla-La Mancha. El PSOE -según la encuesta- sigue ganado las elecciones, el PP sube y con Vox podría gobernar. Desaparece Ciudadanos de las Cortes. Estamos a tres años de las elecciones regionales.

Esos bandazos del partido naranja no hay quien los entienda. Cuando falta solidez política, que la da el respaldo de los votos, todo lo demás le hace parecer fatuo, aunque no lo sea. La aritmética en la política tiene soporte constitucional, ya lo sé, pero los gobernantes, los que toman decisiones tienen que ser los que más votos sacan y no por acuerdos de conveniencia que conducen a los que vemos cada día.

No quiero sentirme gobernado por la influencia de BILDU, ni por ERC, reconozco y es así, que hay que buscar acuerdos para gobernar, pero a mí no me gusta.

El debate de lo que será temporalmente la oficina del registro en el Museo Municipal, ha sido otro asunto cargado de polémica. Descubrí porque me tragué el pleno que ha sido cosa del concejal Gotor, asesorado por los técnicos, repitió hasta la saciedad. La próxima vez que hablen los técnicos que seguramente saben explicar estas cuestiones y otras muy bien.

Fue agrio el debate PP-CIUDADANOS. Le dijo Gotor a Manuel Serrano: “Les tengo amistad y cariño, pero esta moción no es razonable”. Al concejal naranja se le viene a su cabeza cada vez que habla, su deseo de siempre: otro tipo de pacto. “Falta dinero a espuertas” dijo Casañ. Pues nada, empiecen a contarnos cómo lo van a hacer. No es el momento de juegos florales. Lo vengo diciendo, es el momento de liderazgos, es el momento de las decisiones, aunque a veces no gusten. Vox debe prepararse mejor sus mociones para no tener que corregirlas sobre la marcha con añadidos.

Quedó en una nebulosa lo del dinero que va a los grupos o los salarios, son planteamientos muy de Unidas Podemos y VOX, pero tienen un efecto guadiana.

Por cierto, el líder del PSOE en el Ayuntamiento y próximo alcalde, Emilio Sáez, argumentó con acierto el porqué de la inoportunidad de la reprobación a Page.

Hoy Isabel Diaz Ayuso, presidenta madrileña, en su cuenta de Twitter ha escrito con una foto con su colega Page: “Hoy es el día de los manchegos, maravillosa tierra a la que nos une tantos lazos”. Bien.

Tiempo tendré de referirme a lo que dijo el diputado de Vox por Albacete y también lo de un diputado nacional del PP por Ciudad Real al que una familia afectada por el coronavirus lo ha puesto en su sitio. La bisoñez en política causa estragos, a algunos, no siempre.

Y el muchachito, príncipe belga Joaquín, positivo por coronavirus tras participar en una fiesta en Córdoba. El aristócrata de las narices, por no decir otra cosa, viajó a España el domingo 24 y después en un AVE de fiesta a Córdoba. Unas 27 personas en la fiesta, casi el doble de lo permitido. Esperaré sentado hasta que conozca que le han aplicado la dosis al décimo en la línea sucesoria al trono. Con estos hay que emplearse a fondo, ministro Marlaska, a los mandos de la Benemérita, reconozco que, sin conocer el trasfondo, mejor dejarlos tranquilos. Nunca he visto a la guardia civil, mucho menos a sus jefes, a sus mandos ni hablar ni jugar a la política. Nunca. Doy fe.

Ángel Calamardo

Twitter:  @AFCalamardo

P/D ¿Será una mujer la que sustituya a Vicente Rouco, cuando toque, al frente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha?

noticias albacete

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.