Utilizar aves rapaces como centinelas de la contaminación química, el objetivo de estos investigadores de Castilla-La Mancha

/Redacción/

Ecotoxicólogos vinculados con la biomonitorización de la contaminación química de distintas universidades y centros de investigación de Europa han comenzado a trabajar en un proyecto de investigación que pretende utilizar las aves rapaces como “centinelas” de la contaminación química en la Unión Europea.

Más de sesenta investigadores de 24 países de la Unión Europea vienen trabajando gracias a redes dedicadas a la colaboración científica a través de una acción Cost de la European Raptor Biomonitoring Facility (ERBFacility), y han venido avanzando en la armonización de la biomonitorización de la contaminación química en aves rapaces.

Una de las primeras conclusiones a las que han llegado, según han informado este jueves fuentes del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC-CSIC,UCLM,JCCM), que promovió el primer encuentro de ecotoxicólogos europeos para abordar este asunto, ha sido determinar qué especies son las mejores centinela de la contaminación química en los ecosistemas terrestres en función de sus rasgos biológicos y ecológicos.

Las conclusiones de estos primeros pasos muestran que el busardo ratonero (Buteo buteo) y el cárabo común (Strix aluco) son los mejores candidatos como especies de rapaces centinela para la mayoría de los contaminantes químicos persistentes, bioacumulativos y tóxicos (PBT).

Además, han advertido, son abundantes en toda Europa, lo que facilita la recolección de muestras en todos los países miembros.

Investigadores del Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (Alemania), de la Norwegian University of Science and Technology (Noruega), de la Universidad de Murcia, de la Estonian University of Life Sciences (Estonia), del Centre for Ecology and Hydrology (Reino Unido) y del Grupo de Investigación en Toxicología de Fauna Silvestre del IREC, acaban de publicar las conclusiones de un primer trabajo de esta investigación en la revista científica Science of the Total Environment.

En ella reconocen que ciertas rapaces podrían ser mejores centinelas de algunos contaminantes específicos, como es el caso del águila real (Aquila chrysaetos) para el plomo , el azor común (Accipiter gentilis) para el mercurio en ecosistemas terrestres y los buitres para los fármacos de uso veterinario, sin embargo han decidido centrar su atención, al menos inicialmente, en el busardo ratonero y el cárabo común, por su abundancia en toda Europa.

El presente trabajo de investigación marca el inicio del camino hacia una biomonitorización armonizada de la contaminación química en aves rapaces en Europa, y a su vez, ofrece a la comunidad científica y a las autoridades competentes en materia medioambiental una propuesta con potencialidad para ser aplicada en otros continentes y con otros tipos de sustancias contaminantes.

Los investigadores han recordado que las aves rapaces son consideradas como buenas especies centinela de la contaminación ambiental.

Esto significa que monitorizar su exposición a los contaminantes químicos y los efectos asociados sobre su salud puede servir para varios fines, desde evaluar si la contaminación puede constituir una amenaza para la conservación de especies concretas o informar de las tendencias espacio-temporales de los niveles de contaminantes en el medio ambiente, hasta alertar sobre el estado de salud global de los ecosistemas que habitan estas aves y advertir sobre las posibles repercusiones de la contaminación sobre los seres humanos.

Este valioso papel de las rapaces como especies centinela podría ser de gran utilidad para valorar la efectividad de las medidas destinadas a regular y mitigar la contaminación ambiental a gran escala, por ejemplo, a nivel de la Unión Europea.

De hecho, la legislación comunitaria relativa al uso de productos químicos y a la protección del medio ambiente frente a la contaminación química está actualmente armonizada, de modo que la evaluación más adecuada de su buen o mal funcionamiento debe hacerse a escala comunitaria.

Sin embargo, han recordado, hasta ahora los estudios ecotoxicológicos centrados en aves rapaces solían abarcar escalas nacional, regional o local, algo que cambia con este estudio a nivel europeo, que de armonizarse, podría ser usado como herramienta de evaluación a escala comunitaria.

Finalmente, han recordado que la contaminación química supone costes multimillonarios a nivel europeo derivados de sus efectos negativos sobre la salud humana y la vida silvestre, por lo que es necesario reducirlos a través de un mejor sistema de evaluación.

Botón volver arriba