ALBAMOCION

valoriza

La alargada sombra de Antonio Vega en Albacete

TOyota

/Modesto Colorado/

Esta semana se ha cumplido el undécimo aniversario de la muerte de Antonio Vega, uno de los compositores más importantes del pop español, cuya tímida figura y su gran influencia aún se mantienen vivas.

albaluz

Fue un 12 de mayo de hace once años, cuando la voz nostálgica de los ochenta y máximo exponente de la movida madrileña, fallecía a los 51 años en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

Antonio Vega formó en 1978 junto a su primo Nacho García Vega (guitarra y voz), Carlos Brooking (bajo) y Ñete (batería) la banda Nacha Pop, creadora de canciones consideradas clásicos del pop español, como ‘La chica de ayer’ que se convirtió en un himno de la movida madrileña de los 80. También son míticos otros temas como ‘Lucha de gigantes’ o ‘Una décima de segundo’.

EP ‘Una décima de segundo’ de 1984

Nacha Pop formó parte de la Nueva Ola española, como algunos grandes grupos de su generación. Jóvenes airados que influenciados por el pop británico de la época, querían rescatar el formato inmortal de la canción de tres minutos, las melodías directas y las letras impactantes.

Después de cinco grandes discos de estudio y un EP, en 1988 anuncian su separación con un disco en directo. Tras esta separación, Antonio Vega siguió componiendo canciones y en 1991 publicó su primer disco en solitario ‘No me iré mañana’ considerado una obra maestra repleta de títulos, como ‘Se dejaba llevar’ o ‘Esperando nada’.  A este primer disco le sucedieron cuatro discos más en su carrera en solitario.

Actuaciones en Albacete

La primera actuación de Nacha Pop en Albacete, fue el 31 de julio de 1982 en la Plaza de Toros, durante la gira de presentación de su segundo disco ‘Buena disposición’. La actuación formaba parte de una fiesta llamada ‘La gran movida’ organizada por producciones ‘Aeroplano’, empresa que tomaba el nombre de un mítico programa de radio de la ciudad conducido por Juan Ángel Fernández. El cartel era compartido con el grupo Compañía Eléctrica Dharma y los albaceteños Erizo. El cartel del evento fue obra del pintor de la movida en Albacete, Miguel Barnés.

Entrada del concierto de Nacha Pop en la Plaza de Toros de Albacete en 1982 – Fernando Preciado

Recorte de periódico del artículo sobre ‘La gran movida’, fiesta donde tocó Nacha Pop en la Plaza de Toros de Albacete en 1982 – Juan Ángel Fernández

Unos años más tarde, Nacha Pop volvió a la Plaza de Toros de Albacete, en los Festivales de Verano de 1984, coincidiendo con la presentación del EP donde aparecía ‘Una décima de segundo’ una de las canciones más emblemáticas del grupo. El cartel lo componían Radio Futura, Derribos Arias, Nacha Pop y los albaceteños Dirección Prohibida.

Entrada del concierto de Nacha Pop en la Caseta de los Jardinillos en la Feria de Albacete 2007 – Fernando Preciado

En 2007 Nacha Pop anuncia su regreso a los escenarios, después de 19 años de ausencia, con una gira llamada ‘Tour 80- 07’ que pasó por la Feria de Albacete, el 9 de Septiembre de 2007 en la Caseta de los Jardinillos.

Una de las últimas apariciones de Antonio Vega en directo fue en Albacete. Cinco meses antes de su muerte, en noviembre de 2008, ofreció un concierto en el Restaurante La Mezquita. Estuvo acompañado por el trío Yuri Gagarin en un concierto más cercano al jazz que al pop al que nos tenía acostumbrados. En este concierto se presentó frágil, humilde y con una demacración física muy notable que dejaba ver el castigo del paso del tiempo, aunque mantenía intacto su don de conmover  y de transmitir sensaciones con la música. Así logró poner los pelos de punta a todos los presentes en lo que fue un lujo musical para la ciudad.

Cartel del último concierto en Albacete en el restaurante La Mezquita – Silvia Artigao

Antonio Vega, con su halo de sensibilidad y un aspecto de pájaro herido, ofreció esta vez un concierto más bien instrumental. Encorvado tras su instrumento, puso en valor su faceta como guitarrista, aunque el público entregado echaba de menos su delicada voz y esperaban el momento en el que se acercara al micrófono. Apenas fueron tres canciones en una velada de más de casi dos horas. El primer momento emocionante fue ‘Océano de sol’ que le siguió ‘Ángel caído’ y para terminar ‘Tuve que correr’ con un Antonio Vega en estado puro, que hizo ponerse en pie al público de Albacete, una bonita manera de despedir a ese chico triste y solitario.

Antonio Vega se ha convertido en un gran referente para muchos músicos de nuestro país. Tras su muerte, han sido numerosos los homenajes que ha recibido, desde conciertos y discos o versiones de sus temas, hasta un documental. En Madrid, se puso su nombre a una plaza de Malasaña, cerca de su querido ‘Penta’ y otros bares representativos de “La movida”.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.