Noticias Albacete

CORONAVIRUS | Protección ‘Made in Albacete’ para los sanitarios del Reino Unido

TOyota

/Marta López/Foto: ONFAB/

La delegación albaceteña de la empresa inglesa ONFAB ha puesto en marcha un novedoso dispositivo con el que pretenden minimizar el riesgo de contagio del personal sanitario que esté en contacto con pacientes de COVID-19. En concreto, este dispositivo de protección ya lo han implementado con éxito en hospitales de Reino Unido y comienzan a interesarse por él numerosos centros hospitalarios de nuestro país.

albaluz

De este modo, Juan Carlos Úbeda, director de operaciones en ONFAB España, cuya sede se encuentra en Albacete, señala que esta empresa se dedica habitualmente a “desarrollar y fabricar sistemas de contención para la industria farmacéutica”. Sin embargo, debido a la emergencia sanitaria que atravesamos y “viendo las necesidades del personal sanitario tanto nuestra matriz en Inglaterra como nosotros aquí en España pensábamos que teníamos que hacer algo”, y desarrollaron esta cúpula de aislamiento de vías aéreas para pacientes afectados de COVID-19.

Aí, consideran que “uno de los puntos más críticos y necesarios en esta crisis sanitaria es la asistencia a los anestesias a la hora de intubar a los pacientes”, explica Juan Carlos Úbeda, y es que se trata “de uno de los procesos con más riesgo de contagio para el personal sanitario”. Por tanto, decidieron apostar por un proyecto que garantizara la protección del personal sanitario y tenían claro que debía ser un sistema rápido y fácil de usar por parte de los sanitarios, porque si algo nos ha enseñado esta pandemia es que “el tiempo es oro” puntualiza.

La solución ideada por esta empresa cuya principal sede se encuentra en Middlewich, es muy sencilla: “Una especie de iglú que se despliega en segundos simplemente quitando un velcro como si se tratada de una tienda de campaña”. Este ingenioso sistema de contención es totalmente transparente con el objetivo de facilitar el trabajo de los sanitarios, y “se coloca encima del paciente en la camilla, quedando totalmente aislado”, puntualizan desde ONFAB. Se trata de “un equipo de protección individual mucho más seguro que cualquier otro”, y garantiza la total seguridad de los anestesistas en el proceso de intubación del paciente. Pero este sistema va más allá, en cuanto a que puede ser considerado “un equipo de protección colectiva”, manifiestan, porque también elimina el riesgo de contagio para todo el personal sanitario que trabaje al rededor del paciente mientras dure la intubación.

Además, subraya Juan Carlos Úbeda, que este dispositivo “no solamente es válido para el coronavirus, sino también para cualquier tipo de enfermedad contagiosa”. Así, pone de relieve “el tiempo récord” en el que esta cúpula de aislamiento ha sido diseñada y fabricada, ya que en apenas un mes “se estaba desarrollando y probando en Inglaterra”. Igualmente señala que “es un producto que, en cuestión de pedido, estaría hecho de un día para otro”.

Hospitales de Inglaterra, de la zona de Treviso en Italia, e incluso el Hospital de La Paz ya han comenzado a implementar este sistema, y otros muchos se están interesando por este novedoso proyecto, como el Gregorio Marañón. En definitiva, la intención “es poder llegar a cuantos más sitios mejor”, con el objetivo de evitar nuevos contagios entre el personal sanitario que lucha en primera línea de batalla por poner fin a la pandemia.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.