ALBAMOCION

Unos visitantes muy flamencos sobrevuelan la noche albaceteña

toyota 2

/Modesto Colorado/Foto portada: Martin Alcahud/

En condiciones normales ni nos habríamos fijado, pero en este periodo de confinamiento, estamos presenciando grandes momentos que nos regala la naturaleza. Y es que en los últimos días, con la llegada de la primavera, se ha podido ver y escuchar una bandada de flamencos pasar por Albacete. 

albaluz

Estas interesantes aves tienen la característica de moverse mucho,  por lo que poseen una gran capacidad de vuelo. Están en época de cría, y cuando no tienen suficiente comida en el lugar donde están nidificando, van en busca de otras zonas de alimentación.

FOTOS: Julia Giménez

El Flamenco común tiene presencia habitual en el complejo lagunar de Pétrola-Corral Rubio-La Higuera, en el este provincial. Al anochecer, momento en el que se sienten más seguros, vuelan en busca de alimento hacia lagunas como las de Alcázar de San Juan o Pedro Muñoz, una zona húmeda muy  importante. Lo más curioso es que hacen escala en Albacete.

Se ha comprobado que algunos bandos se dirigen primero hacia nuestra ciudad (situada a unos 30 km al noroeste del complejo lagunar). Juan Picazo, profesor del aula de naturaleza de la Universidad Popular del Ayuntamiento de Albacete, tiene la teoría de que “los flamencos utilizan la ciudad como un faro. Están en la laguna de Pétrola, y cuando quieren desplazarse, vuelan hacia la claridad de Albacete, y al llegar,  deciden su destino, que suele ser al noroeste u oeste hacia las lagunas de la Mancha Húmeda”.

Normalmente suelen pasar en bandadas de decenas de flamencos, que se han podido ver a su paso por Albacete, por la zona de Fátima, Santo Ángel, Campus Universitario o Parque Lineal. 

Los flamencos comparten las tareas de cría, turnándose de día para alimentarlos y de noche en sus vuelos en busca de comida, por lo que vuelan tanto machos como hembras. Los vuelos son de noche pero a distintas horas, ya que realizan viajes de ida y vuelta.

Existen varios factores para que se  produzca este peculiar suceso que se repite cada noche. El principal es que ha sido un buen año de lluvias, algo que ha propiciado que la colonia de flamencos de la laguna de Pétrola esté muy poblada. 

Fotos: Ricardo Beléndez

Esta situación se repite cada año. Realmente a los flamencos no les influye la gente para sobrevolar la ciudad cuando viajan y  pasan por Albacete cantando, emitiendo su peculiar reclamo habitual en sus vuelos nocturnos. Lo que ocurre es que normalmente el ruido del tráfico y el devenir diario de la ciudad no permite que los ciudadanos podamos percibirlo. Ahora con la tranquilidad de la ciudad tenemos la posibilidad de escucharlos, e incluso de verlos.

Es un verdadero lujo la visita de estos simpáticos y peculiares amigos que tiñen con su estilizada silueta de tonos rosados el cielo de Albacete en  estas noches primaverales, una maravilla que nos ofrece la naturaleza y que vale la pena poder ver desde el balcón.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.