NOTICIAS ALBACETE

LA REVOLERA | Castilla-La Mancha tiene aroma de pacto

toyota 2

La política, los políticos, las instituciones, andan como la bolsa en tiempos de normalidad: suben, bajan, se mantienen, todos los días no son iguales, no conservan el mismo nivel de aceptación e incluso por horas. Añadiré algo más, también los ciudadanos a titulo individual, dicen y escuchan respuestas inmediatamente, afirmaciones y réplicas no exentas de polémica y carga emocional, recordando tiempos pasados, en algunos casos.

Esto es así y la política es política, los que toman decisiones en época de crisis se colocan en el escaparate de la crítica, en la mayoría de ocasiones. ¡Ojo! y los que están en la oposición aun en tiempos de coronavirus tienen que hacer juicios de valor, faltaría más, pero también se retratan, bien con propuestas serias, meditadas, concienzudas o buscando titulares sabrosones. Cada cual, fija su estrategia como quiere.

albaluz

El totum revolutum en el que estamos instalados está afectando a la política, a los empresarios, a los sindicatos y no digamos a los medios de comunicación que, aunque debido al confinamiento tienen más seguimiento, también se han disparado las críticas y algunas basadas en las hemerotecas. Digamos que puro puro no hay nada, ni siquiera lo que leen ahora mismo, pero igual que les ocurre a muchos, uno firma lo que escribe, guste más o menos, pero lejos de ningún tipo de interés de que unos caigan o que otros se levanten. Esto es, por ahora, nunca diré jamás. Quiero decir que también puede haber algún interés, si es legítimo y si se visibiliza mejor. Aquí los que hacen caer o levantarse son las urnas cuando nos toca y nos llaman. Conozco ejemplos de campañas orquestadas a favor o en contra de políticos o de partidos y cuando son tan notorias, poco disimuladas se terminan volviendo en contra. Siempre sucede así. Incluso, ni se ganan ni se pierden elecciones cuando se actúa con tanto descaro.

A esta hora que me pongo a escribir estoy siguiendo en directo, vía señal que me llega desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el acuerdo del gobierno regional con sindicatos y empresarios. Conozco a algunos de los que han firmado el acuerdo y me merecen confianza como son Paco de la Rosa de CCOO y Angel Nicolás, presidente de la patronal en Castilla-La Mancha. También el presidente de CLM, Emiliano García-Page, que ha logrado aunar las reivindicaciones de cada uno de los sectores y eso también tiene su mérito. Si ahora queremos decir que todos están vendidos al poder lo podemos decir, pero me quedaré con lo que veo y con los dineros que se ponen sobre la mesa. Tengo a Ángel Nicolás entre mis amigos, logré conectar para bien con él, en mi etapa toledana. Ángel ha saboreado las mieles del éxito y también los fracasos, arruinándose como empresario, en tiempos complicados, pero es un tipo honesto y a estas alturas de su vida está baqueteado y le ha sucedido en distintas épocas, es capaz de entenderse con todo el mundo, ahora más difícil, con la que está cayendo, pero CECAM ha estado a la altura de las circunstancias, siempre lo estuvo.

Page ha manifestado que el acuerdo ha sido difícil y que ha estado a punto de no salir.

Paco de la Rosa es un luchador, espero y deseo que mantenga esa línea de seriedad, sin sectarismos que por lo que yo he observado, es su modo de operar habitualmente.

De los que no hablo y que han participado en esa negociación es porque los conozco menos o nada, seguramente han trabajado bien, pero me permitirán que me centre en lo que más referencias tengo.

En las últimas horas, también me llega la disposición de Paco Núñez, líder del PP, quien ha pedido al presidente de la Junta que convoque a los partidos políticos a una reunión para empezar a trabajar de manera inmediata por el pacto por la recuperación de Castilla-La Mancha. El propio vicepresidente, Martínez Guijarro ha agradecido que el grupo Popular se sume a este esfuerzo.

Ahí tienen un pacto de Gobierno, sindicatos y empresarios que contiene 74 medidas y un presupuesto de cerca de 232 millones de euros para la reconstrucción económica de la Región. Estoy seguro que es algo único y que por ahora no ha ocurrido en ningún lugar de España. Ir por delante es no nada desdeñable. Doy por hecho que también Ciudadanos se sumará y remará en la misma dirección.

También me llega ahora que un intensivista pide perdón a otros médicos del Hospital General. Ufff que lío. Dejen trabajar ¡por favor! a los que están en la primera línea, los que tienen que protegerse para no contagiar y evitar infectarse ellos mismos. Ellos son los que corren peligro, ellos son la primera línea de esta cruel batalla, los demás, liberados o mediopensionistas, incluso los que opinamos deberíamos ser más prudentes y respetuosos con lo que han dicho o dejan de decir. Hoy mismo algunos seguían enredando con las declaraciones del medico intensivista a La Tribuna. Dijo lo que dijo, ha matizado, Page hizo referencia a esas manifestaciones, los médicos han manifestado lo que han estimado, ya creo que todo está aclarado, a lo mejor ahora se pretende dejar en mal lugar al periódico que preguntó y al médico que habló. Diré más, si un Hospital está preparado para recibir en urgencias a 200 personas y llegan 400 que no se esperan, es obvio que tiene que haber problemas, a nadie se le escapa y siempre se le echa las culpas al que gobierna. Todo eso, puedo entenderlo, pero en Madrid también ha sucedido y allí el gobierno es de otro color. ¿Se han cometido errores? Nadie lo duda.

Me quedo con lo que han dicho los profesionales de la sanidad que están trabajando, no con lo que dicen los que están mirando y no necesitan EPIS.

El sábado seguí las distintas comparecencias en las Cortes de Castilla-la Mancha. Un solo asunto: coronavirus en Castilla-La Mancha.

Observé lo que era de esperar, me interesaba el directo por los gestos y las jeremiadas de algunos.

El gobierno (Page) habló con datos con una amplia presentación de los distintos pormenores de lo que ha venido sucediendo.

Núñez puso por delante la soberbia del presidente de la Junta, según el líder del PP. Trasladó la posición de su partido en la cuestión.

Picazo de Cs se centró muchísimo en Albacete, como si no hubiese otros hospitales en CLM y otros problemas en otros lugares de la Región.

Por cierto, Page se acordó para bien y alabó al gerente del Hospital de Albacete, Ibrahim Hernández. Un buen hombre.

En las últimas horas barómetro de La Sexta. Ni este barómetro ni otros son dogmas de  fe. Es lo que hay. Ese barómetro da al PSOE y al PP, la misma intención de voto de las pasadas elecciones, VOX como tercera fuerza política muy fuerte, Unidas Podemos a la baja y Ciudadanos cae casi a la irrelevancia. En cuanto a valoración de las instituciones: sanitarios, los primeros; ejército, guardia civil y policía a la cabeza; los medios de comunicación a mitad de la tabla y abajo, muy abajo, la Iglesia y ¡atención! La Monarquía cerrando. Aunque todas las preguntas están relacionadas con la pandemia, nadie duda que con La Monarquía todo lo que se está contando del trasiego de millones del Rey emérito pasa factura.

Es una fotografía en un momento determinado, se podrá creer o no lo de los votos, pero no me dirán que la valoración de las instituciones no tiene una cierta carga de lógica.

Desde Ciudadanos de Castilla-La Mancha andan muy despistados. Dice la líder: “Lo que quiere Page no es un pacto, sino un burladero para esconderse por su nefasta gestión”.

Deben ser muy toreros los sindicatos, ya sé que Paco de la Rosa es buen aficionado taurino y los empresarios que en Castilla-La Mancha, Angel Nicolás, Artemio y tantos otros ocuparán ese burladero, para todos juntos “esconderse de su nefasta gestión”.

No han dejado a Page solo, estarán todos en la misma tronera y me da a mí que Núñez no se va a quedar a verlas venir. Yo en su lugar, con mis propuestas me iría también a ese burladero que debe ser el de buscar soluciones. A lo mejor Cs prefiere irse a portagayola.

En las Cortes de CLM dijo Page: “¿Qué es más soberbio, que un alcalde importante, que no es de mi partido, se metiera en los servicios sin permisos de ningún tipo…?” Al parecer se refería a la “visita” o “visitas” que el alcalde de Albacete, Casañ, realizó al Hospital General de Albacete. Error mayúsculo. No se puede decir que los problemas sanitarios son de Page para luego acudir allí ¿para qué? ¿en busca de soluciones? O quizás la solución es de más militares en tiendas de campaña con fonendoscopios a mansalva. Si va uno al Hospital, un cargo público, lo hace con todas las consecuencias y si hace falta se encadena, pero para salir y contarlo no es de recibo.

Hay veces que se dicen cosas que ni el que asó la manteca, dice la ministra Ribera en referencia a los hosteleros: “el que no se sienta cómodo que no abra”. Muy desafortunada la vicepresidenta. Le llamaron de todo, desde el sector fundamentalmente. También dijo hace poco que “España está en la gama alta de éxito, otros han recomendado beber lejía”. Lleva mal camino esta mujer.

Con la comunicación también hay que andar fino, el otro día a las 15:00 horas, la hora de la comida se puso la ministra de Hacienda y portavoz a hablar y dar cuentas o sus cuentas de la financiación de las comunidades autónomas. Asunto importante, sin duda, pero pienso que los españoles y a esa hora esperan que les cuenten otra cosa.

Las comparecencias tan extensas lo único que pueden añadir es desorden.

Es como pedir, lo ha hecho Ciudadanos de CLM, “un salvavidas económico” para los profesionales liberales de CLM.

¿Ha escuchado, señor Page? Salvavidas para abogados, procuradores, arquitectos, arquitectos técnicos. Dicho queda.

No digo que haya que dejar al fresco a nadie. No digo eso. Digo que por pedir que no quede. Cada día se puede buscar un titular.

¿Y la gente del toro? No me refiero a El Juli o José Tomás o a Simón Casas, hablo de banderilleros, picadores, mozos de espada, cuadras de caballos. También habrá que echarles una mano. A lo mejor a los del despacho de Garrigues también, pero no me dirán que no es una ocurrencia. Espero que no se enfaden mis amigos abogados que son unos cuantos. Son tan notables y me alegro por ellos, que sabrán remontar esta situación.

La pandemia afecta a todos, pero explíquenle a Page cómo ayuda a un arquitecto y ya de paso nos enteramos todos.

En las últimas horas se han enzarzado en las redes el conocido odontólogo, Rafael Plá y el que fuera destacado sindicalista, Juan Antonio Mata. Rafael, por cierto, es mi dentista y es muy bueno en lo suyo, se ha ganado un prestigio notable. Mata a quien conocí en su época de sindicalista activo en Albacete, después en Castilla-La Mancha, teníamos una relación de vecindad normal y no dudo de su papel, lo tuvo, en aquellos momentos de reivindicación y lucha. Reconozco que cuando tuvo otras responsabilidades en la Región y lo veía llegar donde estaba y está Radio Albacete, en coche oficial (creo que era una Volvo) me chirriaba más la cosa. No es que me moleste, ni tenga derecho, como cualquiera, pero el cliché de un dirigente de la lucha obrera para mí es otro. Siempre lo digo, el sol sale para todo el mundo, pero unas cosas me encajan más que otras. Lo del coche es lo menos importante, yo también lo tuve con 30 años y da gusto, pero lo que no se puede decir porque es una metedura de pata es que “habría que hacer un censo de todos los bares y establecimientos de Albacete” en los que se publique el cartel de SE TRASPASA “para saber a que bar no hay que ir”. Quiero pensar que fue algo poco meditado,  Plá y muchas personas del sector indignados respondieron con dureza.

Ahí hay muchos trabajadores. Desde la Junta estoy seguro porque ya se ha tratado y desde el Ayuntamiento todos los grupos, al menos los mayoritarios ayudarán al sector, con cartel y sin cartel, ha sido una reivindicación libre y unánime porque ven que sus negocios se les vienen abajo y con el pan no se juega. El propio Gobierno ha ampliado al 50 % de apertura de mesas, atendiendo a esa queja.

Aparecieron los partidarios de unos y de otros y durante un rato se lio parda. La hostelería es un sector de pequeños empresarios, de trabajadores que van a padecer esta pandemia de una forma singular. Lo de menos es el cartel, lo importante y mollar es ver cómo se les ayuda y en eso están desde las instituciones.

Esto no es cosa de rojos, ni de fascistas, aquí cabe todo el mundo y los que tienen madera de líder mucho más.

Casi termino como empecé, los nervios están a flor de piel, todo el mundo salta por cualquier cosa, la tensión es máxima, aplaquémonos todos -creo yo- y unidos luchemos contra el patógeno. Hoy por hoy, no hay otro enemigo. A lo mejor, hasta sobra que yo lo recuerde aquí y ahora. Pido disculpas, si fuese necesario.

Miro al frente, a los lados y también atrás y no me sobra nadie, ni políticos, ni sanitarios, ni policías, ni ciudadanos. Solo deseo un poco de nivel y de máxima atención.

Angel Calamardo

Twitter:  @AFCalamardo

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.