Se le complican las cosas al Rey Juan Carlos

TOyota

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón tiene a su disposición un informe elaborado por el fiscal suizo Yves Bertossa que desvela el destino de parte de los 65 millones de euros que el Rey emérito Juan Carlos I, presuntamente donó a su ex amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Según el contenido del documento, adelantado por el diario El País, 39 de esos millones habrían sido transferidos a una de las cuentas personales de la ex aristócrata en un banco estadounidense, el Fieldpoint Private Bank, y habrían servido para financiar la compra de distintas propiedades.

albaluz

La comisión rogatoria del fiscal jefe del cantón de Ginebra* tiene fecha del mediados del pasado mes de agosto y ya obra en manos del juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, si bien fuentes jurídicas consultadas por Europa Press consideran que los datos aportados no son suficientes para reabrir la denominada pieza 5 del ‘caso Tándem’.

Dicha pieza se abrió en 2018 para investigar judicialmente la difusión de una serie de audios grabados en 2015 por el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo en una conversación con el empresario Juan Villalonga y Zu Sayn-Wittgenstein. Fuentes de la Fiscalía Anticorrupción apuntan a Europa Press que estos datos se conocen desde el verano y el fiscal del caso aún está a la espera de recibir más documentos que fueron solicitados a Bertossa el pasado mes de noviembre.

El informe sobre el destino de la supuesta donación proceden de la investigación que sigue la Fiscalía Suiza, derivada de un registro en los despachos del gestor de fondos Arturo Fasana y del abogado Dante Canonica que revelaron la existencia de una cuenta en Ginebra vinculada a una fundación panameña (Lucum), desde la que se habrían transferido a una cuenta de Corinna 65 millones de euros.

Este hecho se hizo público hace tres semanas y en dicho momento la empresaria alemana admitió a través de un comunicado enviado por sus abogados esa transferencia, que enmarca en una donación del Rey emérito en el año 2012 como “regalo no solicitado” para ella y su hijo por el “cariño” que les tenía. De este modo las desvinculó de las supuestas comisiones por la adjudicación del AVE a la Meca, pues insiste en que no participó en los acuerdos que llevaron a este contrato.

Según informaciones de la prensa británica, Felipe VI aparece como beneficiario de dos fundaciones llamadas ‘Zagatka’ y ‘Lucum’, esta última la investigada por recibir una supuesta donación de Arabia Saudí de 65 millones de euros, lo que ha llevado al actual Rey a renunciar a la herencia de su padre y a suspender la asignación anual que éste recibía desde su abdicación.

FINANZAS BAJO SOSPECHA

Las finanzas del Rey Juan Carlos llevan años bajo sospecha, si bien en las últimas semanas las informaciones publicadas en prensa española, suiza y británica sobre las investigaciones que se siguen sobre el presunto cobro de comisiones ilegales han terminado por provocar que la Casa Real reaccione este domingo anunciando que Felipe VI renuncia a la herencia que podría percibir de su padre y suspendiendo su asignación anual.

Por lo que se refiere a la pieza ‘Carol’, fue sobreseida provisionalmente por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 al llegar un punto en el que no se pudo avanzar más en la investigación de la charla entre el excomisario y Corinna, que fue grabada en Londres, a lo que se sumó la inviolabilidad de la que gozaba Don Juan Carlos en el momento de los hechos por ser jefe del Estado.

A pesar del archivo de esta pieza, el juzgado dio traslado a la Fiscalía Anticorrupción para investigar la adjudicación del AVE a la luz de aquellos audios, pues en la conversación se identificaban tanto el contrato como personas, importes y posibles mordidas en una información que se complementaba con “otros documentos hallados” durante la instrucción judicial.

El Ministerio Público abrió entonces diligencias secretas, que se encargaron a un fiscal diferente a los titulares del ‘caso Tándem’, por la sospecha de presuntos delitos de cohecho y de corrupción en las transacciones comerciales internacionales por parte de las empresas adjudicatarias. Son en estas actuaciones en las que se espera que en los próximos meses lleguen más datos procedentes de la Fiscalía suiza que permitan avanzar en la investigación sobre las comisiones del Ave a la Meca.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.