ALBAMOCION
noticia hellin sanidad

El desesperado mensaje de una madre de Albacete al SESCAM para ayudar a su hijo

TOyota

/Llanos Esmeralda García/

Una familia de Isso, pedanía de la localidad albaceteña de Hellín, ha hecho pública la “desesperación, impotencia y rabia” que sienten ante “el abandono de la Sanidad publica (SESCAM) que está teniendo con nuestro hijo”, y es que insisten en la necesidad de una “valoración del estado en el que se encuentra su hijo por parte de una una clínica privada de neurorrehabilitación y, con ella, poder derivarlo a una pública”.

albaluz

Una lucha que comienza el pasado 28 de septiembre de 2019, cuando Ricardo, de 20 años, tiene un accidente de tráfico tras salirse de la vía entre la localidad de Hellín e Isso mientras se dirigía a su casa, tras participar en las fiestas patronales que se celebraban en la localidad hellinera. “Ricardo sufre un traumatismo craneoencefálico grave. Lo trasladan de urgencia al Hospital de Albacete donde es ingresado en la REA, estando sedado 40 días”, señala a El Digital de Albacete Lina, madre de Ricardo, y es que “además del golpe tan fuerte que tuvo en la cabeza se rompió dos costillas y se le perforó el pulmón”. A los 40 días le quitan la sedación a Ricardo y comienzan a ver signos de esperanza, comienzan a levantar a Ricardo y éste “a tener motivaciones con la familia” y aunque en ningún momento podía hablar “porque lleva realizada una traqueotomía, nos oía, nos sonreía, le ponía música y con la mano bailaba o movía la boca”, asegura Lina que con estos avances todo estaba preparado para que cuando Ricardo saliese del Hospital “fuese directamente a un centro de rehabilitación de daños cerebrales”. 

Ricardo es trasladado a planta del Hospital de Albacete y el protocolo era, cuenta Lina, “al segundo o tercer día, todo lo más, llevarlo al centro de rehabilitación de daño cerebral”. Pero en esos días comienzan a surgir diferentes problemas, “el segundo día, la compañía aseguradora se echa para atrás porque mi hijo había dado positivo en alcohol en el accidente de tráfico y ya no quiere indemnizarle”, en ese momento, relata Lina, “nos sentimos impotentes”. El tercer día Ricardo comienza con fiebres y los especialistas a solicitar plaza para un centro público de neurorrehabilitación, solicitudes que remarca Lina les son denegadas “entre los virus que coge y la disminución de motivaciones”. 

El 9 de diciembre de 2019 trasladan a Ricardo al Hospital de Hellín, “con un virus mortal, solo había un antibiótico que le pudiera hacer efecto, considerando que Ricardo ya no necesitaba tratamiento de neurocirujanos”, situación de la que la familia de este joven issero asegura que en un primer momento se negaron a su traslado “porque sabíamos que en Hellín no había especialistas de este tipo, pero nos dijeron que lo podían atender por infecciones”.  El 31 de diciembre llega la buena noticia para Ricardo, “había vencido al virus”, insiste Lina, “mi hijo ha luchado tres veces contra la muerte desde que tuvo el accidente. Empieza a tener fuerza y Ricardo comienza a tener de nuevo motivaciones con nosotros e incluso el 17 de enero empieza a hablar, dice palabras cuando le vienen”. Ya en el Hospital de Hellín relata la madre de Ricardo los especialistas vuelven a “solicitar las peticiones para los centros de neurorrehabilitación públicos y son todos denegados porque lleva la traqueotomía y la sonda alimentaria y tienen que ir sin ella”.  Especialistas del Hospital de Hellín a los que la familia agradece todo el trabajo y apoyo que están teniendo con ellos. 

Cuando Ricardo comienza a hablar su familia vuelve a tener esperanza en su recuperación “se vuelve a solicitar con los nuevos informes que Ricardo tiene motivaciones, pidiendo que lo cojan, que lo valoren en las públicas y si no a petición nuestra que nos lo deriven para hacerle una valoración en una privada” pero, asegura Lina, que “desde el SESCAM se da la negativa por teléfono, que como no es apto para ir a la pública que no pagan la privada, lo único que nos ofrecen por teléfono es una residencia en Albacete para que lo cuiden tal cual está, sin rehabilitación y sin nada”. En ese momento es cuando en Lina  y en el resto de la familia comienzan a aflorar sentimientos de “impotencia, rabia y desesperación al conocer la respuesta”. 

Lo que Ricardo necesita es rehabilitación, “estamos en el quinto mes y el tiempo juega en su contra”, subraya Lina, “el neurocirujano de la REA nos dijo que las personas con daño cerebral como el de mi hijo, lo que recupere en el año es lo que ha recuperado, después del año lo que no haya recuperado ya no lo recupera”. Una frase que asegura su madre la lleva marcada a fuego en su cabeza, es por ello que la “desesperación” es lo que le lleva a seguir mandado peticiones, tras las diferentes negativas, para pedir “que por favor nos lo deriven a una privada para hacerle una valoración y cuando proceda que lo trasladen a la pública”. 

Recogida de firmas

Mientras tanto Ricardo, con 21 años recién cumplidos, y cinco meses hospitalizado continua en el Hospital de Hellín “debería de estar ya 3 meses en la clínica de rehabilitación de daño cerebral”, subraya Lina “el SESCAM está abandonando, la Sanidad Pública está abandonando a mi hijo”. Es por ello que este martes la hermana de Ricardo iniciaba una petición de recogida de firmas a través de change.org ante la “necesidad de que la Sanidad Pública derive a Ricardo a una clínica de neurorrehabilitación”. 

Una petición que cuenta ya con casi 1.300 firmas. “No me creía que se iba a volcar la gente como se está volcando”, incide Lina que incluso a través de las redes sociales se ha dado a conocer su caso y están teniendo el apoyo de abogados y de trabajadoras de clínicas de neurorrehabilitación españolas que les están dando “consejos para que le demos nosotros la rehabilitación mientras esté aquí”. Insiste la madre de Ricardo que tenían “la esperanza de que el SESCAM se hiciera cargo de su situación” y con “indignación, rabia e impotencia” lo han tenido que hacer público.  

Puestos en contacto desde El Digital de Albacete con fuentes del SESCAM sobre la situación de Ricardo remiten que como es habitual en lo relativo a casos concretos no pueden dar información.

Ante todo esto, Ricardo sigue hospitalizado y su familia reivindicando la necesidad de una “valoración en una clínica privada y, si procede, unos meses de rehabilitación hasta que pueda ir a la pública”. 

 

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.