ALBAMOCION
noticias albacete

Franco lo desterró a Albacete, luego fue embajador de España en Venezuela con Zapatero y ahora la justicia y el juez Pedraz lo investigan a fondo

TOyota

/Redacción/

Raúl Morodo está dando mucho que hablar judicialmente en las últimas fechas por el proceso judicial que encabeza el juez Santiago Pedraz contra él, su hijo y otros tres investigados, pero lo que mucha gente desconoce es el pasado ‘albaceteño’ de este Catedrático de Derecho Político y Constitucional que fue cofundador con Enrique Tierno Galván del Partido Socialista Popular en 1968.

albaluz

Morodo nació en Ferrol (La Coruña) el 9 de enero de 1935 y por tanto cuenta a día de hoy con 85 años, una edad que ha hecho que a pesar de ser uno de los investigados en el ‘Caso Morodo’ no resultara detenido por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) durante la ‘Operación Nafta’; donde sí fueron detenidos los otros 4 investigados, entre ellos su hijo Alejo.

Acusados de blanquear dinero procedente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), de la que es propietaria el régimen de Maduro, los investigadores creen que los acusados los habrían hecho facturando por servicios de asesoría legal.

En concreto, Anticorrupción persigue a Morodo y a su hijo por presuntos delitos de corrupción en las transacciones internacionales por las supuestas labores de consultoría a altos cargos venezolanos, y por el supuesto blanqueo posterior de los capitales obtenidos, de acuerdo a las fuentes jurídicas consultadas.

En el caso de Morodo hijo, se le viene investigando por el presunto cobro de 3,8 millones de euros de PDVSA a través de una sociedad instrumental panameña con cuenta en Suiza entre los años 2008 y 2013.

Profesor de derecho Constitucional, Raúl Morodo fue nombrado embajador de España en Venezuela en julio de 2004, en la primera legislatura del socialista José Luis Rodríguez Zapatero y por recomendación del también albaceteño José Bono. Con anterioridad fue embajador en Portugal, diputado europeo, vicepresidente de la Internacional Liberal y Progresista y embajador extraordinario ante la UNESCO.

Centrándonos ahora en el pasado albaceteño de Raúl Morodo cabe decir que fue en enero de 1969 cuando el joven Morodo llegó a Riópar desterrado por Franco, debido a sus ideas contrarias al Régimen y al incipiente germen que estaba desatándose en las universidades españolas y que era poco coincidente con el tipo de Gobierno que en esos momentos tenía España. Su destierro llegó un año después de fundar el Partido Socialista Popular y tras 5 días en Riópar fue trasladado a Villaverde de Guadalimar, pasando después a llevarlo a Ayna; donde su estancia fue más duradera.

Obligado a personarse cada día en el cuartelillo de la Guardia Civil, el resto del tiempo lo empleaba estudiando, leyendo o paseando, recibiendo en más de una ocasión la visita de su buen amigo y alcalde en su momento de Madrid, Enrique Tierno Galván.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.