Noticias Albacete

¡No se ve la tele! La frase más repetida este jueves en Albacete

TOyota

/Llanos Esmeralda García/

Más de 11 millones de españoles, que residen en 2.413 municipios del país -entre ellos también municipios de Castilla-La Mancha, se verán afectados hasta el 3 de marzo por el primer apagado de frecuencias de Televisión Digital Terrestre (TDT), que deberán quedar libres para las redes de telecomunicaciones de Quinta Generación (5G). En Albacete el apagón lo ha sufrido este jueves, 13 de febrero. En este caso, desde la Asociación Provincial de Instaladores Electricistas y de Telecomunicaciones de Albacete (Apit) señalan a El Digital de Albacete que según los últimos datos con los que cuentan del pasado mes de diciembre “sólo se había adaptado el 54% de las comunidades de vecinos” en la provincia de Albacete. “Todavía los datos no están cerrados pero todo apunta de un mínimo de un 30% de comunidades que se han podido quedar sin servicio en Albacete capital”, ha señalado a El Digital de Albacete José Luis López, gerente de la empresa JJ Sistemas y miembro de Apit, quien señala además que “no se han adaptado por un problema de abastecimiento de material”. 

El país se dividió en 75 áreas geográficas, en 29 de las cuales se comenzaron a emitir las nuevas frecuencias de televisión entre el pasado julio y septiembre. Hasta el 3 de marzo los canales de televisión dejarán de emitir por las antiguas frecuencias en estas zonas. Esto supondrá que los edificios que no hayan adaptado sus antenas; o las viviendas individuales que no hayan resintonizado sus canales con el mando a distancia, dejen de ver algún canal.

Como señalan desde Apit “no es que no puedan ver la televisión”, sino que tendrán problemas a la hora de ver alguna cadena (se ve principalmente Telecinco y Cuatro), por lo que una vez adaptados los receptores de señal, “los canales que se verán serán los mismos”. Para ello, señalan las mismas fuentes que las viviendas comunitarias han de adaptar sus antenas colectivas y para ello tienen que contactar con un instalador para que adapte la instalación y, en el caso de las unifamiliares, únicamente deberán resintonizar el televisor con el mando a distancia; incide López en que para adaptar a las comunidades hay dos opciones “o bien si son amplificadores modulares se tienen que cambiar los módulos, sustituirlos por otros y si tienen central programable pues se hace una reprogramación de la central”. 

Falta todavía mucha instalación por hacer y hasta ahora mismo las viviendas particulares son las que realmente están empezando a darse cuenta del apagón de la televisión, ahora todas las comunidades de vecinos de Albacete que estaban adaptadas o que están administradas por administradores de fincas colegiados han ido haciendo sus adaptaciones “más de un 80% le hemos dado prioridad para ellos que nos han adelantado el trabajo de hace tiempo, pero las instalaciones y comunidades de vecinos particulares que no tienen este tipo de administrador son las que se han quedado con el corte”, matiza Luis Mondéjar, gerente de Albacete Digital.

Es más, insiste Mondéjar que hoy mismo han llegado a las 30-40 comunidades nuevas que atender, pero no solo hoy sino toda la semana “en cuanto la gente ha empezado a ver en las noticias que se va a hacer el corte”. A estas cifras hay que sumar las “500 llamadas de gente que no se les veía la televisión”, desgrana el gerente de Albacete Digital muchos de ellos incluso ya con las antenas adaptadas se han dado cuenta de que no habían resintonizado previamente o que no han hecho búsqueda de canales, y aquellos otros en los que sus comunidades no están adaptadas. El problema desgrana Mondéjar es que como hay “tanta comunidad, nosotros, las empresas, no damos abasto a hacer todo en este espacio de tiempo tan corto”. 

Y es que antes del 30 de junio, la banda de los 700 megahercios (Mhz), por donde están emitiendo actualmente los canales de TV, deberá quedar libre, con el fin de que pueda ser usada para el 5G. Para hacer este cambio de frecuencias, durante un tiempo los canales de televisión han comenzado a emitir nuevas frecuencias, de una forma simultánea con las antiguas, en función de las zonas geográficas del país, con el fin de facilitar a los ciudadanos la adaptación de sus receptores de señal, aunque señalan desde Apit que han trasladado tanto al Ministerio como a la Delegación provincial de que “el plazo era muy corto y no ha dado tiempo material a hacer las adaptaciones correspondientes por la falta de publicidad en las comunidades de propietarios y por la falta de los fabricantes de previsión de material disponible”. Insiste López en este sentido que se pidió retrasar el corte hasta el 30 de marzo para adaptar las comunidades, pero finalmente no ha sido así, “nos hemos quedado sin tiempo, puesto que cuando se han hecho otras migraciones la media ha sido de más o menos ocho meses y en esta ocasión ha sido en escasos cuatro meses”, es más detalla que “ni se ha escuchado a instaladores, ni a administradores de fincas, ni a los vecinos”.

En este sentido, el gerente de Albacete Digital apuesta porque “se hiciera una ampliación del simulcast con lo que sí daría tiempo a hacer prácticamente el 95% de instalaciones, pero como han hecho el corte tan pronto aunque pasen aviso no se da más de sí”. Y es que matiza que desde Albacete Digital cuentan con acopio suficiente para dar servicio a sus clientes sin ningún problema “si me piden ahora para 200 instalaciones las tengo.Yo tengo tres-cuatro instaladores todo el día en la calle haciendo instalaciones, no doy más abasto por falta de personal, no de material”. Concluye Mondéjar  que si no amplían ese plazo “habría mucha gente que hasta en un mes y medio o dos meses que se puedan dejar todas las instalaciones hechas se quedarán sin ver varios canales de televisión”.

Nacional 

Los afectados por este primer apagón están repartidos en 32 provincias de 11 comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Castilla La-Mancha, Castilla-León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Islas Baleares, La Rioja, Navarra y País Vasco). El proceso de dividendo digital se ha llevado a cabo en diferentes fases, siendo la segunda, la que comenzó el 14 de noviembre, cuando se encendieron las frecuencias en Canarias, Cantabria, Cataluña y Madrid, y algunos municipios de Aragón, Castellón, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Dentro de esta segunda fase, el pasado 20 de enero comenzó la emisión en las áreas de Ciudad Real y Pontevedra. En estos lugares aún no se procederá al apagado de frecuencias. 

Además, el 17 de febrero, comenzarán los encendidos en Cádiz Este, Cádiz Oeste, Jaén, Sevilla, Cuenca, Ávila, Burgos Norte, Burgos Sur, León este, Palencia, Salamanca, Zamora, Ceuta, Alicante, Castellón, Valencia, Badajoz Oeste, Extremadura Centro, Ourense, Rioja Oeste, Murcia Sur y Navarra. Con estos nuevos encendidos, todas las nuevas emisiones de frecuencias previstas estarán en marcha, «manteniéndose las antiguas durante un tiempo para que puedan adaptarse» los televisores.

Se prevé que sean 21 millones de personas, que residen en 850.000 edificios comunitarios, las que se vean afectadas en total en España por este cambio. El Consejo de Ministros aprobó el pasado 21 de junio una partida de 145 millones de euros para compensar los costes de la adaptación de las instalaciones y también se han previsto ayudas para los canales de televisión. De estas 75 áreas, ocho no se verán afectadas las antenas colectivas de los edificios, Asturias, Barcelona, La Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo y Murcia. Sin embargo, en estas ocho zonas, sí deberán resintonizar sus televisores antes de junio de 2020.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.