Sin gol y hacia el descenso

TOyota

/Nacho López/Foto: Ángel Chacón/

El Albacete Balompié ha caído derrotado por 0-1 en el Carlos Belmonte ante el Deportivo de La Coruña y aunque los de Ramis no han merecido perder, lo cierto es que lo han hecho y los puestos de descenso se acercan con demasiado peligro después de la alarmante falta de gol que demuestra domingo tras domingo el equipo que preside Georges Kabchi.

albaluz

El Alba cumplió este sábado 3 meses exactos desde que consiguió su última victoria, ante el Cádiz en el Carlos Belmonte el 25 de octubre, y con la necesidad imperiosa de volver a ganar de los de Ramis, el feudo blanco se engalanaba de nuevo para recibir a un Deportivo de La Coruña que estaba llamado a mucho más cuando comenzó la temporada pero que llegaba a la cita con la moral por las nubes desde que Fernando Vázquez llegó al banquillo y los malos números se convirtieron en excelentes drurante las 4 jornadas anteriores a visitar los coruñeses tierras albaceteñas.

Para este partido Ramis introdujo varias novedades en el once y las más significativas llegaron personificadas por los nuevos fichajes, ya que todos fueron de la partida a excepción del último en llegar; Chema Núñez. Así pues, Tomeu Nadal estuvo en portería; Alberto Benito en el lateral derecho, Diego Caballo en el izquierdo y Arroyo y Caro, en el centro de la defensa; el doble pivote estuvo compuesto por Eddy Silvestre y Jon Erice, mientras que en los extremos estuvieron Álvaro Jiménez por el derecho y Dani Ojeda en el izquierdo; Zozulia y Mesa fueron los hombres más adelantados en el esquema de Luis Miguel Ramis. El banquillo estuvo compuesto por Brazao (PS), Acuña, Manu Fuster, Fran García, Barri, Kecojevic y Susaeta.

Fue el Alba el que comenzó mucho más metido en el partido que su rival y los de Ramis demostraron ganas e intensidad desde que el colegiado decretó el comienzo del partido, complicando la vida al Dépor y haciendo sufrir a los de Fernando Vázquez ya que el Alba hacía que no pudiesen pasar con claridad de medio campo.

Los minutos pasaban y llegados al quince de juego el Alba seguía siendo mejor que el Deportivo, no habiendo generado aun los blancos ocasiones claras de gol pero estando muy bien posicionados los de Ramis en el terreno de juego y siendo el único equipo que hasta el momento había intentado elaborar con criterio.

En el minuto 22 Tomeu tuvo que volar para evitar el 0-1 tras un lanzamiento directo de falta por parte del Deportivo de La Coruña que se fue envenenando conforme se acercaba a la portería del mallorquín y que obligó al cancerbero a meter una mano salvadora para enviar a córner y evitar así que el Dépor se hubiera adelantado en el marcador.

Siete minutos después el Dépor gozó de hasta 3 ocasiones consecutivas prácticamente a bocajarro, pero Tomeu Nadal es un gigante bajo palos y sacando mano imposible tras mano imposible, el candado del 0-0 siguió echado en la portería del Alba por obra y gracia de su mejor jugador; Don Tomeu Nadal Mesquida.

Conforme avanzaba el crono hacia el descanso el Dépor iba ganando enteros y llegados al minuto 34 la fortuna se puso del lado de los de Fernando Vázquez para adelantarse en el marcador en la ocasión menos clara de todas cuanto gozó, llegando el tanto de rebote al despejar Jon Erice y golpear el balón en un Sabin Merino que sin querer y sin saberlo, inauguró el marcador batiendo a Tomeu Nadal con una vaselina.

De nuevo el fútbol volvía a golpear en el rostro a un Albacete Balompié que aunque no estaba dando mala imagen sí que había demostrado cierta fragilidad defensiva en el día de hoy, concediendo ocasiones cada vez que los de Riazor llegaban a zona de peligro.

El gol había sacado del partido al Alba y los nervios habían poseído a los de Ramis, pero en el minuto 44 fueron capaces de generar 2 ocasiones consecutivas que bien podrían haberse convertido en el 1-1 de no haber sido por las magníficas intervenciones bajo palos de Dani Giménez a disparos de Alberto Benito primero y Diego Caballo después.

Después de un minuto de añadido, Areces Franco decretó el final de la primera mitad y los jugadores encararon en túnel de vestuarios para refrescar piernas e ideas después del 0-1.

Como ocurriera en la primera mitad, el Alba comenzó mejor que el Dépor y en los dos minutos iniciales los de Ramis volvieron a gozar de dos claras oportunidades de gol, sobre todo la segunda, en botas de un Dani Ojeda que incomprensiblemente mandó por encima del larguero cuando tenía todo a su favor y escasa oposición para haber puesto el empate a uno en el electrónico.

Maikel Mesa pudo haber hecho un auténtico golazo en el minuto 52 de tacón, pero el cancerbero del Dépor anduvo muy atento y ganó la partida al ex de Las Palmas enviando a córner. Tras el saque de esquina, Gaku despejó con la mano dentro del área y el colegiado decretó el punto de penalti en una acción clarísima e inapelable por parte del japonés. Dani Ojeda fue el lanzador y erró desde el punto fatídico, disparando de manera errónea y siendo su lanzamiento atajado por el portero. Imposible hacerlo peor. Dos ocasiones tremendamente claras erradas por Ojeda en escasos minutos; lo extraño es que Ramis permitiera que el canario tirara la pena máxima después de haber fallado lo que había fallado apenas unos minutos antes.

Ramis movió el banquillo en el minuto 67, realizando un doble cambio al dar entrada a Manu Fuster y Susaeta en detrimento de Jon Erice y el gafado hoy Dani Ojeda. Para agotar los cambios, en el minuto 76 el ‘Toirto’ Acuña entro en sustitución de Eddy Silvestre.

El Depor había salido durante la segunda mitad a defender el resultado y a intentar sorprender a la contra, algo que pudo hacer en el minuto 77 de no haber sido por la certera intervención de Tomeu Nadal tras una contra de libro en la que solo participaron el portero y dos jugadores del Dépor pero que pudo haber supuesto de manera clara el 0-2 de no haber sido, una vez más, por San Tomeu Nadal.

A pesar de esa ocasión, lo cierto es que solo estaba habiendo un equipo sobre el verde y ese estaba siendo el Albacete Balompié, pero igual de cierto es que el equipo de Ramis no le marca un gol ni al arco iris y así es imposible poder ganar un partido en esto que se llama fútbol. Sin gol y encaminados irremediablemente hacia las posiciones de descenso. Alarmante cuanto menos.

En el minuto 84 hubo una nueva ocasión de gol a favor del Alba, pero Álvaro Jiménez no encontró portería con su disparo y el balón salió por encima del larguero en una oportunidad, que de nuevo, habría sido factible convertirla en gol.

De ahí hasta el final, más de lo mismo, con un Dépor que defendió el resultado a capa y espada y un Alba que fue un quiero y no puedo, reclamando sobre la bocina un nuevo posible penalti por mano que ni el colegiado ni el VAR estimaron punible.

*-*-* FICHA TÉCNICA *-*-*

  • Sustituciones

Albacete Balompié: Susaeta por Erice (min 67), Manu Fuster por Dani Ojeda (min 67) y Acuña por Silvestre (min 76).

Deportivo de La Coruña: Bergantiños por Agbo (min 58), Luis Ruiz por Mollejo (min 66) y Beauvue por Çolak (min 75).

  • Amonestaciones

Albacete Balompié: Caro (TA, min 15), Eddy Silvestre (TA, min 21), Mesa (TA, min 83), 

Deportivo de La Coruña: Eneko (TA, min 49), Agbo (TA, min 55), Mollejo (TA, min 61), Beauvue (TA, min 83), 

  • Goles

Albacete Balompié:

Deportivo de La Coruña: Sabin Merino (0-1, min 34), 

  • Afluencia

8.328 espectadores

*-*-* GALERÍA FOTOGRÁFICA *-*-*

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.