El CB Almansa se plantea el partido como una final ante ICG Força Lleida

TOyota

/Redacción/

Rubén Perelló insistió en la importancia de este partido por tratarse de un rival directo en la clasificación: “Lleida está dos victorias por debajo, si ganamos sacaríamos tres partidos y como allí perdimos de dos puntos, si somos capaces de ampliar esa renta también ganaríamos el basketaverage. Sería un golpe sobre la mesa”.

Las victorias en tierras gallegas han servido para incrementar la confianza de un grupo que semana tras semana sigue creciendo como equipo pero Rubén Perelló no quiere exceso de confianza: “estamos felices porque han sido victorias históricas pero se quedan ahí. Ahora solo nos centramos en la final que tenemos contra Lleida. Es un partido fundamental porque nos acercaríamos al número de victorias que a priori nos hemos marcado para la salvación”, afirmaba.

El Força Lleida, un equipo remozado

El conjunto catalán ha cambiado respecto al de la primera vuelta. Con la llegada de Gustavo Aranzana al banquillo se ha convertido en uno de los que mejor defiende y ha sido capaz de ganar a equipos como Palma o Leyma Coruña: “apostar por Gustavo ha sido un gran acierto porque ha dado un vuelco total al equipo. Es un referente para todos los entrenadores”, aseguraba Perelló.

Un juego interior potente y la incorporación de Eddy Polanco

En las filas ilerdenses destacan jugadores como Stutz o Shaquille Cleare, además de Miki Feliu, todo un mito de la competición que en Almansa cumplirá su partido 500. Además, Lleida ha incorporado a Eddy Polanco, el máximo anotador de LEB Plata procedente de Albacete Basket, que podría debutar en Almansa.

El técnico azulón está contento con el trabajo de su equipo: “están siendo valientes y necesito que sigan creyendo en el trabajo diario y en el plan de partido, sin altibajos en el juego. Quiero que esta confianza nos sirva como punto de apoyo para seguir creciendo”.

La plantilla, al completo

Tras unas semanas difíciles debido a la gripe, Rubén recupera a todos sus efectivos. Santonja protagonizó el susto de la semana con un esguince de tobillo, pero todo hace indicar que también podrá ser de la partida.

Consciente de la importancia de lograr la que sería la tercera victoria consecutiva en busca de materializar la permanencia lo antes posible, Rubén Perelló aprovechó para reconocer la importancia de su afición: “quiero felicitar a la marea azul. Es un orgullo, un placer, no tengo palabras para definir lo que es jugar en casa. Hay muchas ganas y notamos la sensación de una afición que está cien por cien con los suyos, que tiene ganas de ver a su equipo y disfrutar de una nueva fiesta. Solo espero que el sábado no quepa ningún alfiler porque vamos a necesitarles. Tenemos que ayudarnos mutuamente”, sentenciaba.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.