Multas de hasta 1.500 euros a los que no limpien la orina de sus mascotas en Albacete capital

TOyota

/Marta López/Fotos: Ángel Chacón/

El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, adelantaba en la mañana del tradicional día de San Antón, la entrada en vigor de la modificación de la Ordenanza Cívica que regula la convivencia ciudadana en Albacete.

Desde el Ayuntamiento “estamos trabajando en paralelo en dos medidas”; la primera de ellas tiene que ver con “una mejor protección y bienestar de nuestros animales”, y la segunda pasa por “concienciar a la ciudadanía en mejorar la limpieza de nuestras calles”. Y es que, adelantaba que “en 15 días entrará en vigor la modificación de la Ordenanza Cívica que regula este aspecto”, por lo que los dueños de los animales que no limpien los orines de sus mascotas podrán ser multados, a lo que Vicente Casañ añadía que “no es más limpio el que más limpia, sino quien menos ensucia”.

De este modo, será obligatorio limpiar los orines de los perros, y demás animales de compañía, con agua acidificada, es decir, agua mezclada con vinagre

El Pleno del Ayuntamiento de Albacete acordó por unanimidad de todos los grupos políticos introducir una modificación en la Ordenanza Reguladora de los Espacios Públicos para Fomentar la Convivencia Ciudadana, más conocida como la Ordenanza Cívica, en este sentido. El nuevo texto se aprobó y se ha expuesto al público. Al no haber recibido alegaciones entrará en vigor una vez se publique en 15 días. 

En concreto, se ha modificado el artículo 13.7 relativo a las normas de conducta de la limpieza en los espacios públicos. Dicho artículo queda redactado de la siguiente manera:

“No está permitido que las mascotas y animales de compañía, en particular perros, realicen sus necesidades en los espacios públicos fuera de los recintos habilitados para ello y, en el caso de que no puedan evitarse la deposición, el propietario, poseedor o tenedor del animal procederá a retirar los excrementos, incluso en los recintos de perros.

Se prohíbe expresamente que orinen en las fachadas de los edificios, en los recintos de juegos infantiles y en el resto del mobiliario urbano y en caso de orinar en zonas públicas pavimentadas el tenedor debe verter sobre la micción agua acidificada para limpiar y desinfectar la zona y evitar los malos olores”  

La sanción prevista para quien no cumple con esta obligación es de una multa de entre 121 a 1.500 euros, al ser considerada una infracción grave.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.