Las mascotas de Albacete reciben la tradicional bendición por San Antón

TOyota

/Marta López/Fotos: Ángel Chacón/

Fieles a la cita las mascotas de los albaceteños no han querido perderse la tradicional bendición del Día de San Antón. Todo tipo de animales han llenado el patio del Asilo de San Antón, que junto a sus propietarios han llevado la alegría y el colorido a los residentes.

Y es que, tal y como manda la tradición cientos de albaceteños se acercaban este viernes, 17 de enero hasta este punto de la capital para que sus mascotas recibieran la bendición de manos del obispo de Albacete, Ángel Fernández. El día de la festividad de San Antonio Abad, patrón de los animales, comenzaba con la celebración de una misa en la capilla del Asilo de San Antón.

 

Tras la celebración religiosa los albaceteños y sus mascotas acompañaban en una procesión a la imagen del santo por las calles de Albacete que finalizaba en las puertas de la residencia, donde daba comienzo la bendición de los animales.

Una cita a la que asistía por primera vez como alcalde de Albacete, Vicente Casañ, indicaba que la de San Antón es una de las citas “más bonitas que vive Albacete”, ya que sirve para “recordar y celebrar en torno al santo, el pasado de nuestra ciudad tan vinculada a la agricultura y la ganadería”. Del mismo modo, agradecía a las hermanas y a los trabajadores “los cuidados que realizan a los 120 usuarios de esta residencia”.

Así, animaba a los albaceteños a “venir hasta el Asilo de San Antón, acompañados de sus mascotas para que sean bendecidas”. También avanzaba el alcalde de Albacete, que desde el Ayuntamiento “estamos trabajando en paralelo en dos medidas”; la primera de ellas tiene que ver con “una mejor protección y bienestar de nuestros animales”, y la segunda pasa por “concienciar a la ciudadanía en mejorar la limpieza de nuestras calles”. Y es que, adelantaba que “en 15 días entrará en vigor la modificación de la Ordenanza Cívica que regula este aspecto”, por lo que los dueños de los animales que no limpien los orines de sus mascotas podrán ser multados, a lo que Vicente Casañ añadía que “no es más limpio el que más limpia, sino quien menos ensucia”.

Este también era el primer San Antón que celebraba como Madre Superiora de las Hermanas de los Ancianos Desamparados, Sor Carmen Gonzalo, quien lleva en su nuevo cargo tan solo una semana. “Ha sido un día muy emocionante porque siempre lo hemos oído nombrar o lo hemos visto en la tele, pero estar aquí y vivirlo con todos los albaceteños, la comunidad y la residencia para mí ha sido una experiencia inolvidable”, manifestaba.

Asimismo, indicaba que “todavía estoy descubriendo las bondades que tiene Albacete”, y recordaba la importante labor que realizan las Hermanas en esta Residencia de San Antón. “Nuestra primera labor es como decía la Santa Madre: “Cuidar los cuerpos para salvar las almas de nuestros ancianos””, en definitiva “dedicarnos totalmente a ellos”.

Por su parte del subdelegado del Gobierno en Albacete, Miguel Juan Espinosa, reconocía la labor “del SEPRONA” en el cuida y la protección de todos los animales de la provincia.

El patrón de los animales

Los animales han sido los auténticos protagonistas de la jornada, y es que San Antón es su patrón, por lo que han sido multitud de mascotas las que se han acercado hasta la residencia albaceteña a recibir la tradicional bendición.

Oreo venía junto a su dueño a cumplir con esta tradición que tiene de especial “poder estar todos juntos y cuidar de los animales”, reconociendo que “no siempre nos dejan entrar con nuestras mascotas a muchos sitios”. 

Duque no se pierde ningún año el día de San Antón, “somos asiduos”, reconocía su dueña. “Venimos a que lo bendigan para que este año no se ponga malito”, y es que para su dueña “Duque es un perro especial”, porque “está adiestrado y hace todo lo que le digas y me ayuda mucho en mi día a día”. Y es que estas mascotas, son parte indispensable de las familias con las que conviven.

“Son como mis hijos”, reconocía el dueño de Trece y Ari, un gato y un perro que tampoco han querido perderse la bendición de San Antón. Explicaba su dueño que esta “es una tradición a la que solemos venir todos los años”, y es que “los animales” son los que hacen especial y engrandecen este día.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.