Home » Albacete » Cáritas ha atendido a 14.800 personas en exclusión social en Albacete

Cáritas ha atendido a 14.800 personas en exclusión social en Albacete

TOyota

/Marta López/

Cáritas Diocesana daba a conocer la situación real en Albacete del informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en Castilla-La Mancha, poniendo de relieve las circunstancias reales de las personas y hogares atendidos por Cáritas en los primeros 9 meses del año 2019.

albaluz

El secretario general de Cáritas, Antonio García, destacaba que “la exclusión no es solo el indigente que vemos en la calle, sino que la exclusión es la pérdida de integración y la falta de participación en la vida económica, social y cultural debido a la carencia de derechos, recursos y capacidades básicas”, como puede ser el acceso al mercado laboral, a la educación, a la vivienda o a los sistemas de salud. A esto sumaba aspectos como “la soledad y el conflicto social”.

“Es imposible medirlo con una simple tasa de pobreza”, explicaba, por lo que se utilizan 35 indicadores que ponen de manifiesto que “62.900 personas de la provincia, un 16,2% de la población, se encuentra en exclusión social”. Indicaba García que “esta población es lo que denominamos ‘sociedad estancada’”, en concreto se trata de un grupo “para el que “el ascensor de la movilidad social sencillamente no funciona, y no es capaz de subir a la primera planta”.

Dentro de ella, aparece otro grupo social, más vulnerable y a la que la exclusión les impide desarrollar un proyecto vital mínimamente estructurado. En concreto, afecta a un “6,3% de la población, a unas 24.500 personas” que se encuentran en situación de exclusión social severa”, con quienes “se ceba la precariedad y la desigualdad y resultan invisibles para los partidos políticos”. En el grupo que Cáritas denomina como “sociedad expulsada” se encuentran más de 7.300 personas, cerca del 1,9% de la población de la provincia, quienes debido a sus problemas y dificultadas “han sido descartadas por la sociedad”.

Además, ponía el acento en un dato muy especial, y es que “el acceso a una vivienda digna se ha convertido en un derecho inaccesible para muchas familias”. De este modo, subrayaba que “el 10% de la población de nuestra provincia, unas 38.800 personas, viven bajo el umbral de la pobreza severa una vez descontando los gastos o deudas relacionados con el pago de la vivienda y los suministros de la misma”.

Por otra parte, destacaba que en estos primeros 9 meses de 2019, Cáritas Diocesana de Albacete ha atendido a “5.940 personas” en las distintas áreas y proyectos, añadiendo que “no están solas, porque detrás de ellas hay una familia”, lo que eleva la cifra de personas atendidas hasta superar las 14.800. Así, este informe cualitativo revela “la radiografía de los hogares que atendemos”, destacando que “un 78,8% de las personas que vienen a Cáritas son mujeres, el 75,5% tienen un nivel de estudios muy deficiente, el 36,7% son de origen extra comunitario, el 22,5% son hogares monoparentales, un 47,9% son personas con hijos y un 34% de los hogares cuentan con trabajadores”.

Algunas de las valoraciones que hacen realidad estos datos son que por ejemplo “los hogares sin ingresos atendidos en Cáritas Diocesana de Albacete constituyen un 20,3%, un perfil especialmente vulnerable”, indicaba Antonio García. De estos hogares atendidos, “el 47,6% han agotado sus subsidios y prestaciones”, añadiendo que “la monoparentalidad supone un perfil crítico”, ya que “7 de cada 10 hogares monoparentales atendidos en Cáritas sufren pobreza severa”. Así, más del 32% de las personas atendidas “son trabajadores pobres”, algo que “no deja de ser una paradoja”, y que se encuentran concentrados principalmente en tres sectores: “el empleo doméstico, la agricultura y la hostelería”.

Esta acción “no habría sido posible sin los trabajadores y voluntarios” con los que cuenta Cáritas, quienes “han redoblado esfuerzos para realizar una adecuada acogida y atención a todas estas familias de nuestro entorno que se están viendo tan seriamente afectadas por la actual situación social y económica”. Motivo, por el que solicitaba a la sociedad “ayuda en dos pilares fundamentales para que Cáritas pueda seguir realizando la esencia de su acción social”, destacando “la necesidad de recursos económicos en forma de donativos y la participación voluntaria”. De este modo finalizaba manifestando que “la bonanza económica para la gente con la que trabajamos no existe”.

Campaña de Navidad

‘Todos tenemos un ángel, especialmente en Navidad’ es el lema con el que Cáritas Diocesana quiere llenar de solidaridad Albacete durante estas fiestas. Y es que, en el último año, más de 10.000 personas se han beneficiado de la intervención de Cáritas Diocesana de Albacete en los distintos programas de acción social desarrollados en la provincia.

Así, la directora de Cáritas, Rosa García, recordaba que la Navidad es “una época entrañable, de reencuentro y fraternidad para compartir con nuestros seres queridos”, así indicaba que “nuestro deseo es que las personas con las que trabajamos tengan una mejor Navidad y una mejor vida”. De este modo destacaba que “tu compromiso mejora el mundo”, por lo que Cáritas trabaja por “servir al beneficio de quienes más lo necesitan con una atención plena, escuchar con corazón y con una mirada abierta, siendo capaces de responder a la realidad y a las demandas de las personas”.

Por este motivo, hacía un llamamiento a la sensibilización y a “reforzar la solidaridad y comprometernos”, para esta Navidad “abrir los ojos y mirar la realidad que nos envuelve para mejorar las vidas de las personas más vulnerables”. Así, pedía Rosa García “la colaboración de todos para colaborar contra la desigualdad y la pobreza”. En definitiva, una llamada a “ser ángeles para otros, ángeles para amar y defender la dignidad de los más pobres y vulnerables”.

Destacaba la necesidad de “hacernos red y trabajar juntos por la paz, la justicia y el bien común”, así, invitaba a la sociedad albaceteña a “seguir colaborando y a movilizarse”, arropados por los “1.4000 voluntarios que están en primera línea de batalla”. Además, también pedía “ser generosos y colaborar económicamente porque necesitamos socios y donantes para hacer posible el sueño de Cáritas”, reconociendo que “sin la ayuda económica no podríamos desarrollar los proyectos de acción social en toda la provincia de Albacete”.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.