Home » Albacete » Un emocionado Mariano de la Viña agradece en Albacete todas las muestras de cariño recibidas tras su gravísima cogida

Un emocionado Mariano de la Viña agradece en Albacete todas las muestras de cariño recibidas tras su gravísima cogida

TOyota

/Marta López/Fotos: Miguel Fuentes/

El banderillero albaceteño, Mariano de la Viña agradecía en el Hospital QuirónSalud Santa Cristina las muestras de apoyo tras el percance sufrido en Zaragoza que le ha tenido ingresado en el Hospital QuirónSalud de la capital maña más de un mes, bajo los cuidados del Dr Valcarerres.

albaluz

El pasado 13 de octubre todo se detenía en la plaza de toros de Zaragoza, cuando Sigiloso, el cuarto toro de la tarde, arrollaba al subalterno de Enrique Ponce zarandeándolo hasta dejarlo inconsciente sobre el albero. Así, el banderillero sufrió dos cornadas una en la zona del glúteo y otra en la pierna que afectaban a la femoral. 

 

17 días pasó Mariano de la Viña en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital QuirónSalud de Zaragoza, centro del que fue dado de alta el pasado viernes 22 de noviembre. Junto al doctor Pascual González Masegosa, que será el encargado de acompañarlo en el proceso de recuperación en el Hospital Quirón Salud Santa Cristina, Mariano de la Viña, reconocía que “la importancia y el trabajo del equipo médico de Zaragoza ha sido vital” debido a la situación de la doble cornada, ya que “me han salvado la vida y por ellos estoy hoy aquí”.

Por el momento, el subalterno de Ponce tiene en la cabeza “trabajar y tirar para delante con una ilusión tremenda”. Sin embargo, reconoce que por ahora la prioridad es “lograr llevar una vida normal, después ya veremos lo que ocurre”, declaraba Mariano de la Viña.

Además, el albaceteño agradecía “todo el interés que ha mostrado el mundo por mí”, al tiempo que pedía perdón “por no haber podido atender a todo el mundo”. Entre los mensajes más especiales de los que ha recibido, destacaba el “de mi maestro, Enrique Ponce”, quien tuvo que viajar rápidamente a América tras la cogida y quien volvió junto al banderillero nada más aterrizar de nuevo en España. “Fue una emoción tremenda y los dos nos pusimos a llorar”, recuerda Mariano de la Viña de este encuentro, en el que el diestro le aconsejó “una recuperación sin prisa, con trabajo, constancia y ganas”.

Y es que, es precisamente un recuerdo jugando al golf con el diestro, lo último que recuerda Mariano de la Viña de antes y después de la grave cornada. Una corrida, la día del Pilar, de la que “no he querido ver nada, es un capítulo que está ahí pero hay que tirar para delante”, manifestaba el banderillero.

Otro de los momentos más emocionantes en la recuperación de Mariano de la Viña fue “ver a mi mujer al lado cuando desperté”, continuaba contando el albaceteño que “al verla sabía que al gordo me había pasado el día anterior”, pero su mujer le dijo “que llevaba seis días durmiendo”.

Una dura experiencia que le ha servido para comprobar la “humanidad de la gente”, y es que “cuando ocurrió la cornada la gente del tendido bajó a la enfermería de la plaza de toros a donar sangre”. Del mismo modo, reconocía su “ilusión” por volver a vertiste de torero, pero de nuevo hacía hincapié en que lo primero es lograr llevar una vida normal”. Porque “para torear tienes que estar físicamente al 100% y tener la cabeza despejada”, añadiendo que “el toro cuando te mira sabe lo que ve”.

“La herida más grave e impresionante de los últimos 40 años”

Por su parte el doctor Pascual González Masegosa, explicaba que desde que lleva en la plaza de toros de Albacete desde 1986, y “quitando cornadas mortales en la arena”, quizás en estos 40 años, “la herida más grave e impresionante y que parecía que no iba a tener solución era la de Mariano”. Así, alababa la labor del equipo médico “extraordinario» del Hospital QuirónSalud en Zaragoza, destacando especialmente el trabajo del radiólogo intervencionista con el que cuenta el centro hospitalario y que “lo pudo embolizar”. Así también subrayaba como vital para el tratamiento de esta grave cornada “la conexión enfermería-hospital”.

Era el propio doctor Valcarerres quien “aconsejaba el seguimiento de la herida” por el doctor Masegosa, algo que agradecía “debido a la calidad humana y profesional” del doctor de QuirónSalud Zaragoza. De este modo reconocía que gracias al equipo médico de este centro “se le pudo en un segundo tiempo reconstruir la arteria” que el banderillero tenía dañada.

 

En realidad «nosotros lo único que tenemos que hacer es seguir lo que han hecho nuestros compañeros de forma extraordinaria”, destacaba Masegosa. Un seguimiento que mantendrá en contacto a ambos doctores y que “en un tiempo no muy largo esperamos que puedas recuperar lo máximo posible y valorar la posibilidad de si podrás o no volver a torear” indicaba el doctor.

Además, señalaba que tras haber tratado a Mariano de la Viña en otras ocasiones el banderillero “tiene una cicatrización que es un poco compleja”, recordando que aún está abierta la herida de la cornada de la parte posterior. Señalaba Pascual González Masegosa que la cámara hiperbárica “ha sido fundamental” para mejorar la cicatrización, sin embargo, reconocía que pese a “no saber cuánto tiempo tardará en curar la herida de la parte posterior, se le podrán quitar los puntos en unos días”.

Lo más importante en el nuevo capítulo de la recuperación de Mariano de la Viña es la realización de “una electromiografía” que se le hará este miércoles y que permitirá “dar un pronóstico a medio plazo” de la evolución del banderillero.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.