Home » Albacete » FOTOS | Albacete celebra el Día de la Ciudad

FOTOS | Albacete celebra el Día de la Ciudad

TOyota

/Marta López/Fotos: Ángel Chacón/

Albacete está de celebración, y es que, este miércoles se celebra el Día de la Ciudad. Por este motivo, el Ayuntamiento de la capital ha querido rendir dos homenajes colectivos y uno individual a quienes han hecho y hacen de Albacete la ciudad que es hoy.

albaluz

Así, el Museo Municipal acogía este acto, en el que se ha homenajeado a la Guardia Civil, que este año celebra el 175 aniversario de su creación y a la Subdelegación de Defensa, presente en la ciudad como tal desde hace 25 años. Asimismo, a título póstumo, se rendía tributo a Francisco Grau Vegara, quien fuera director de la Banda Sinfónica Municipal, fallecido este verano, a los 72 años.

En concreto, es el día 9 de noviembre cuando se conmemora el aniversario de la firma del Privilegio de Villazgo otorgado en el Castillo de Garcimuñoz por don Alfonso de Aragón, I Marqués de Villena, pero al coincidir con la jornada de reflexión de las pasadas elecciones generales se ha trasladado este acto institucional con el que se celebra el 664 aniversario de dicho privilegio. Así, los alcaldes de Albacete y Castillo de Garcimuñoz, Vicente Casañ y Francisco Javier Lavara, presidían el acto, rememorando aquella firma que tuvo lugar en 1375.

El alcalde de Albacete señalaba que este “es un día de honda satisfacción y de celebración”, pese a haber retrasado la fecha de su celebración. Pero, “que se celebre más tarde este acto no significa que se haga con menos ilusión”.

Un día “en el que podemos sacar pecho como albaceteños”, un día en el que “Albacete comenzó a dar pasos al frente”, y en el que celebrar homenajes y reconocimientos; indicaba Vicente Casañ. Así, reconocía la labor de Francisco Grau Vegara, cuyo legado musical “no se pierde”. Del mismo modo, reconocía “la figura con carácter colectivo de la Guardia Civil y la Subdelegación de Defensa”.

La nuestra es una ciudad que se siente “orgullosa del legado que generación tras generación, los albaceteños han ido dejando en herencia constante, convirtiéndose en la gran ciudad de la provincia”, destacaba Casañ. “Albacete es hoy una ciudad a la medida de sus ciudadanos, una ciudad de todos y para todos, abierta a quienes nos visitan y espacio de convivencia”, así definía la capital el alcalde de Albacete.

Por este motivo, agradecía “a todos aquellos que desde posiciones distintas, y quehaceres y opiniones varias reman en la misma dirección”, que no es otra que la de “mejorar la vida de nuestros vecinos”. Así, recordaba que “lo que define Albacete no es ningún proyecto político, ni ningún pacto, ni ninguna oposición; sino la determinación de los propios albaceteños por mejorar  nuestra ciudad”. De este modo, añadía el alcalde de Albacete que “este Ayuntamiento, que lo es de todos; comparte, promueve y amplifica ese empeño y trabaja día a día para sentar las bases de este desarrollo que todos deseamos, cada cual, desde su legítimo punto de vista”.

Para Vicente Casañ, Albacete es “una ciudad fuerte”, y por eso “debemos aspirar a más”, porque nuestra ciudad “tiene empuje suficiente para lograr lo que quiera, pero necesitamos de la colaboración interadministrativa que haga de la política algo valioso”, instaba así a la colaboración entre Diputación, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Gobierno de España y Europa. Insistía el alcalde de Albacete en que “los albaceteños podemos ser mejores porque tenemos un espíritu luchador e inconformista”, y además “está en nuestra mano conseguirlo”.

“Necesitamos mejorar en infraestructuras sanitarias”, manifestaba, pidiendo “la implicación de todos”, para hacer realidad el nuevo Hospital de Albacete. Añadía Vicente Casañ, que “todo el mundo ya es sabedor de esta necesidad para nuestra ciudad”, por lo que “los albaceteños no permitiremos ni un minuto de retraso en lo que es considerado como la gran necesidad de Albacete”.

 

Así, explicaba Casañ que necesitamos “un Albacete moderno, que sea el lugar ideal para crear una empresa, para vivir con los tuyos y formar una familia, una ciudad bonita en la que se repare tanta injusticia patrimonial que hasta hace muy poco ha tenido lugar”. A lo que añadía que Albacete debe ser “una ciudad cada vez más verde y más accesible, en la que el centro se embellezca en beneficio del ciudadano y del comercio”, porque “queremos que Albacete sea todavía más Albacete”.

“Los albaceteños tenemos una firme identidad de nuestra tierra que llevamos con orgullo y que nos empuja, cada cual desde su sitio a avanzar juntos”. Así, apostaba el alcalde de la ciudad por “trabajar unidos” para lograr el Albacete que “todos soñamos”, y que está “en nuestra mano hacer realidad”. De este modo, enfatizaba que “los políticos tenemos la obligación de hacerlo la realidad, sin límites y sin excusas, y el que quiera perder el tiempo en la separación, en buscar su propia personalidad en el ataque más que en la solidaria acción del interés general, allá ellos”. 

De este modo, está convencido el alcalde de la capital que “la política local es otra cosa, es luchar porque se haga realidad el Hospital de Albacete, para que se haga un gran polideportivo, y a la vez, justo después llamar a quien corresponda para que se coloque una alcantarilla, se recoja una señal, se arregle un bache o se ponga una farola”. “La política local es reivindicar al Gobierno nacional que de una vez por todas, finalice infraestructuras vitales para Albacete, y la vez, justo después de haberlo hecho, reunirte con la asociación o hermandad de turno, con el colectivo, con la familia que lo necesita para que le busques una solución”, explicaba Vicente Casañ. Por este motivo, emplazaba a “trabajar juntos, con nuestras diferencias, pero juntos”.

Por su parte, el alcalde de Castillo de Garcimuñoz, Francisco Javier Lavara, manifestaba que volvía a Albacete “con ilusión renovada año tras año” para celebrar este acto. Del mismo modo, reconocía que cada vez que regresa a nuestra ciudad se lleva “una sorpresa, porque veo un Albacete mucho más grande” y que es “el sueño de don Alfonso de Aragón” hecho realidad.

Albacete era “una pequeña aldea que hace más de 600 años adquirió el título de villa”. Hoy, más de seis siglos de historia han convertido a Castillo de Garcimuñoz, la conocida como “Corte Chica”, en un pequeño y “humilde municipio”, reconocía su alcalde. “Tres culturas fueron capaces de convivir juntas en el lienzo de las calles de Castillo de Garcimuñoz”, explicaba su alcalde, añadiendo que pese “a haber perdido poder a lo largo del tiempo”, lo importante de este municipio “no es lo que fuimos, ni lo que somos, sino lo que debemos ser en un futuro”.

Además, Lavara, aplaudía el “espíritu emprendedor de Albacete” y recordaba a su actual alcalde, Vicente Casañ, que tiene “la responsabilidad de gobernar y hacer que esta siga siendo la llanura donde se muestre progreso, paz y felicidad”, pero sobre todo que “Albacete continúe siendo el sueño de Alfonso de Aragón”. Incluso, ponía sobre la mesa la celebración de este evento el próximo año en el lugar que se hizo realidad, Castillo de Garcimuñoz.

Un evento que ha organizado en el que han participado el vicealcalde de Albacete, Emilio Sáez; el consejero de Fomento, Nacho Hernando; el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero; el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos; la vicepresidenta de las Cortes, Josefina Navarrete y una amplia representación de los sectores sociales, económicos y militares de la ciudad de Albacete.

En este contexto, Hernando ha subrayado que se puede “celebrar no solamente el patrimonio histórico, arquitectónico y cultural, o símbolos de Albacete, como la navaja o la Feria”, sino que, ha añadido, Albacete es día de celebrar el espíritu albaceteño: “una ciudad abierta, inclusiva, que tiende la mano a las personas que peor lo están pasando, y que sabe transmitir cariño, en un momento en el que hay quiénes asocian sentimiento a muros o la pertinencia a un elemento diferenciador”. Además, ha destacado que “en Albacete es todo lo contrario, y se celebra en la medida en la que se puede compartir con la gente”.

Aplaudía el consejero de Fomento la decisión de homenajear a la Guardia Civil y a la Subdelegación de Defensa, pero sobre todo, el reconocimiento a quien “ha decorado el tiempo”, el fallecido Grau Vegara, ya que “el arte del tiempo es la música”.

Homenajeados

La Guardia Civil celebra sus 175 años de vida, casi dos siglos de dedicación a la sociedad española, que el Ayuntamiento reconocía en este Día de la Ciudad.

Un Real Decreto de marzo de 1844 creó la Guardia Civil como un Cuerpo especial de fuerza armada de infantería y caballería con la denominación de Guardias Civiles. La responsabilidad de organizar aquel Cuerpo fue encomendada al II Duque de Ahumada.

En la actualidad, la Guardia Civil está presente en todo el territorio nacional y vela por la seguridad ciudadana en todas las zonas rurales, que constituyen el grueso del país. Además, cabe destacar los casi 3.700 auxilios en carretera que efectuó la Agrupación de Tráfico en Albacete durante el pasado año o los más de dos millones de kilómetros que recorrieron sus patrullas.

El teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil en Albacete, Jesús Manuel Rodrigo, ha sido el encargado de recoger la distinción al Instituto Armado creado con vocación de servir a todo el territorio nacional. “Para los guardias civiles de la Comandancia de Albacete supone una satisfacción que en el Día de la Ciudad la Corporación haya tenido a bien conceder este reconocimiento”, indicaba el el teniente coronel, añadiendo que este homenaje no es solo para  “los que estamos ahora trabajando en activo en la Comandancia, sino a todos los que durante estos 175 años han prestado servicio en la provincia de Albacete”.

Del mismo modo, agradecía “las muestras de apoyo y de reconocimiento diario que de todos los albaceteños” cuando el Instituto Armado realiza sus labores habituales. Así, el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil aseguraba que los miembros de la Benemérita “nos sentimos muy queridos”, tanto en Albacete, como en la provincia.

La Subdelegación de Defensa, de la que está al frente en actualmente el coronel José Ramón Cea, ha visto reconocidos sus 25 años de servicio a los albaceteños. Un tiempo en el que ha realizado funciones de reclutamiento e incorporación laboral; apoyo al personal retirado y en reserva sin destino; administración del personal civil, funcionario y laboral, destinado en las Unidades y Organismos de Defensa en Albacete; así como la gestión de las posesiones de Defensa en nuestra provincia y en la de Cuenca. Debemos remontarnos hasta el año 1994, momento en el que la Subdelegación de Defensa quedó implantada en Albacete, primero bajo el nombre de Delegación de Defensa, y posteriormente adoptando el que mantiene en la actualidad.

El Ayuntamiento de Albacete reconocía el trabajo realizado durante estos 25 años por la Subdelegación de Defensa, contribuyendo notablemente a difundir la cultura y la razón de ser de las Fuerzas Armadas. “Es un orgullo recoger este reconocimiento en nombre de todos los que me han precedido en el mando”, manifestaba el coronel José Ramón Cea, destacando su “labor callada por Albacete”.

Reconocimiento que era concedido por unanimidad de todos los partidos que integran la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Albacete, y que supone en palabras del subdelegado de Defensa que “la difusión de la cultura de Defensa y de la defensa de España está más allá de los intereses políticos”. Un homenaje con el que recogen en forma De la Cruz de Término, “el calor, el cariño y el respeto de nuestra ciudad, en la que estamos plenamente integrados”,  explicaba el coronel.

Unas “bodas de plata” que celebran con un nuevo sello de calidad, que “nos coloca como el organismo del Estado con más nivel de calidad reconocido en nuestra provincia y una de las tres subdelegaciones, de las 52 que componen la Administración Periférica del Ministerio de Defensa”, explicaba el coronel Cea. Especial motivo por el que “renovar nuestro compromiso de servicio permanente con Albacete y su provincia”.

La música se convertía en el mejor homenaje para el fallecido Francisco Grau Vegara. El que fuera director de la Banda Sinfónica Municipal recibía un especial tributo que recogía su viuda, Gloria Ramirez, con sus partituras como banda sonora.

Muy emocionada, dedicaba el reconocimiento a su marido, pero debido a la emoción, era su sobrina la que daba voz a sus palabras. Palabras de agradecimiento a quienes lo conocían “como profesional, pero sobre todo como persona”. 

Además, aseguraba que “la Banda Sinfónica Municipal era su casa”, y de Albacete “se llevó grandes amigos”. Así, finalizaba su intervención con una petición: “sigan recordando al gran músico y a su música”.

Francisco Grau Vegara está considerado como el músico militar más importante de nuestro país, y estampó su firma en más de 700 composiciones entre obras sinfónicas y piezas militares. Es más, parte de su legado es la actual versión del himno nacional de España, tras realizar un arreglo de la antigua marcha Granadera y ceder los derechos al Estado.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.