Amithe llevó al Teatro Circo a 1887

/Fotos: Ángel Chacón/

La Asociación de Amigos de los Teatros Históricos de España (Amithe) ha entregado este sábado a María Luisa Merlo el Premio Nacional de Teatro ‘Pepe Isbert’ en Albacete. La gala ha servido para conmemorar el 25 aniversario de la asociación.

Previamente a la entrega del reconocimiento, Maria Luisa Merlo y el actor Jesús Cisneros han representado la obra “Conversaciones con mamá”, con la que ha triunfado en el madrileño Teatro Amaya. 

El Teatro Circo de Albacete se ha trasladado por un momento al 7 de septiembre de 1887, noche de su inauguración, ya que se ha podido volver a escuchar la misma música que oyeron los invitados de aquella noche histórica, como es el preludio de la zarzuela del compositor Barbieri, “El diablo en el poder”, que no se había escuchado nunca en la historia del Teatro Circo desde aquella noche en la que la compañía del célebre tenor murciano Pablo López y la Sociedad Musical Valenciana con 20 músicos, la interpretaron en director para gloria inicial de este coliseo. 

Gracias a la colaboración de la Unión Musical Ciudad de Albacete, y a los arreglos de su director Alberto Nevado, un grupo de jóvenes músicos de esta formación, abrían la noche interpretando el preludio de aquella zarzuela con la que se inauguró el Teatro Circo, mientras el conductor de la Gala, el propio presidente de AMIThE, Javier López-Galiacho, previamente sumió a los espectadores en un viaje en el tiempo, sintiéndose los asistentes también protagonistas de aquella noche de septiembre de 1887.

También la gala se ha internacionalizado gracias a la actuación en directo del cantautor argentino, Juan Garcés.

Diversos actores nacionales como Manuel Galiana, presidente de honor de AMIThE o Tony Isbert, han arropado a María Luisa Merlo, en una de las citas anuales más importantes del teatro español. 

María Luisa Merlo muestra su gratitud al recibir el Premio Nacional de Teatro ‘Pepe Isbert’

Por su parte, feliz y colmada de sensaciones y de recuerdos, María Luisa Merlo ha explicado que es “muy emocionante” que este Premio (el XXII Nacional de Teatro José Isbert) sea para toda su familia: una saga que comenzó con los bisabuelos de la propia María Luisa Merlo y que continúa ahora con sus hijos, la cuarta generación del talento que corre por las venas de esta familia.

Fascinada por su paso de nuevo por Albacete, Merlo ha asegurado que “es maravilloso luchar por el teatro” ha subrayado del Teatro Circo en particular “es tremendamente especial, único”.

De otro lado, David Julián, uno de los promotores del Teatro-cine Montalvo que ha logrado el XV Premio Nacional Gregorio Arcos a la Conservación del Patrimonio Teatral, ha relatado cómo, junto a un grupo de personas anónimas, han logrado “rescatar de la ruina” este Teatro en el municipio de Cercedilla, “haciendo lo que en su día se hizo con el Teatro Circo de Albacete”.

Conservar nuestras señas de identidad

De su lado, el alcalde, Vicente Casañ, se ha mostrado especialmente orgulloso de representar a la ciudad en un evento este, afirmando que Merlo es “santo y seña de una saga familiar de referencia, sin los que sería imposible entender el teatro español”.

El alcalde también ha tenido palabras de reconocimiento para los promotores de la recuperación del Teatro-Cine Montalvo de Cercedilla (Madrid) a quienes se reconoce en esta ocasión con el XV Premio Nacional ‘Gregorio Arcos’ a la Conservación del Patrimonio Teatral. “Ellos han hecho lo que hicimos aquí en Albacete, conservar nuestras señas de identidad”, ha dicho Casañ, que ha valorado el papel que jugó en la conservación del Teatro Circo la entonces Asociación Amigos del Teatro Circo, de la que es heredera Amithe, y su presidente Javier López Galiacho. Aquella asociación se fundó hace 25 años, un aniversario que se conmemora con esta gala en la que, además, se hace entrega de estos dos premios nacionales que concede Amithe.

Patrimonio Material de la Humanidad

Mientras, Javier López Galiacho ha recordado que hace 25 años que se fundó Amithe para liderar el movimiento ciudadano en favor de la recuperación del Teatro Circo de Albacete y su propósito de que este edificio, único por su doble funcionalidad, la de teatro y la de circo, sea declarado como Patrimonio Material de la Humanidad.

Miguel Zamora brinda el apoyo de la Diputación para hacer de Albacete un “emblema de la Cultura”

Por su parte, el diputado Miguel Zamora describía lo que significa cada cita con los Premios Nacionales de Teatro de la Asociación de Amigos de los Teatros Históricos de España: “La altura de los Premios que aquí se entregan, vienen a reconocer esta jornada como lo que es: una de las más importantes en el calendario de la Cultura, no solamente de la ciudad, sino de toda la provincia de Albacete”, ha afirmado.

El diputado ha querido, de manera especial, “dar la enhorabuena y felicitar a AMIThE, y a mi buen amigo Javier López-Galiacho, por los veinticinco años de esta Asociación que nació para una labor imprescindible como fue la recuperación de este Teatro Circo; el trabajo que vienen haciendo durante más de dos décadas por este Teatro es impagable, y la ciudad y toda la provincia así lo reconocen y lo deben seguir reconociendo”, ha resaltado.

Además, Miguel Zamora ha mostrado el orgullo que es para toda la provincia acoger un evento de este nivel y unos protagonistas como lo que en la cita se han reconocido: un teatro recuperado cuya trayectoria vital recuerda mucho a la que experimentó el Teatro Circo de Albacete; y una saga de actores y actrices “irrepetible” y que encarna a la perfección la excelencia y el talento de otra cuyo referente (Pepe Isbert), da nombre a uno de estos dos Galardones. Además, como alcalde de Tarazona de la Mancha que también es, Zamora ha resaltado lo especial que es para él ser testigo un año más de esta cita, en la que se ha podido reencontrar con parte de esa familia Isbert con la que comparte raíces y que cuenta con su propio espacio de excepción en la localidad tarazonera.

PREMIO PEPE ISBERT

Amithe creó el Premio Pepe Isbert con un triple propósito: premiar una trayectoria excepcional en el teatro, recordar al inolvidable actor paisano Pepe Isbert y difundir la necesidad de proteger el patrimonio histórico teatral de España. Entre los premiados, el palmarés “es de una riqueza innegable” y este año no es menor la altura, pues se premia a toda una saga, la de los Merlo, en la persona de la actriz María Luisa Merlo.

María Luisa Merlo es hija del actor Ismael Merlo y madre de los actores Luis Merlo, Amparo Larrañaga y del productor teatral Pedro Larrañaga, hijos que tuvo con el actor Carlos Larrañaga. María Luisa Merlo debutó en el teatro continuando la tradición artística familiar, debutó en el cine de la mano de José María Forqué en 1959, aunque posteriormente se centró más en su carrera teatral y televisiva. Está, además, en posesión de premios como la Medalla de Oro de las Bellas Artes (2017) y el Premio Ercilla.

El Premio Nacional a la Conservación del Patrimonio Teatral lleva el nombre de Gregorio Arcos, en su memoria, por ser este siempre mecenas de la causa del Teatro Circo. Este año Amithe ha reconocido el valor del Teatro-Cine Montalvo de Cercedilla en las personas de sus promotores, David Julián, Cecilia Anahí, José Luis Gimeno, Erika Catalina y Beatriz Sierra, por haber recuperado un teatro cine que estaba abandonado y devolverlo a la actividad teatral, cinematográfica y musical.

El Digital de Albacete

Diario digital líder en Albacete con toda la información de la capital y provincia
Botón volver arriba