Home » Albacete » Paco Núñez: «España necesita un Gobierno serio y Pablo Casado es la única alternativa a Pedro Sánchez y al PSOE»

Paco Núñez: «España necesita un Gobierno serio y Pablo Casado es la única alternativa a Pedro Sánchez y al PSOE»

TOyota

/Javier Romero/Fotos:Ángel Chacón/

Cuando restan poco más de dos semanas para que los españoles tengamos una nueva cita con las urnas el próximo 10 de noviembre, El Digital de Albacete ha mantenido una entrevista con el líder del Partido Popular en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, para pulsar el momento en el que se encuentran los ‘populares’ de cara a estos comicios y abordar diferentes temas de actualidad en Castilla-La Mancha.

albaluz

EL DIGITAL DE ALBACETE-La campaña preelectoral del 10 de noviembre tiene varias paradas en Castilla-La Mancha. Pablo Casado acudía a Toledo el pasado domingo en un acto en el que se observa que el PP centra su mensaje en dos líneas: por un lado, economía y empleo y por otro, la situación que se vive actualmente en Cataluña. Las elecciones marcan la actualidad.

FRANCISCO NÚÑEZ- Lógicamente las elecciones del 10 de noviembre marcan la actualidad política, creo que esta vez casi de manera más importante que en ninguna otra en los últimos años porque llevamos un año sin gobierno, un año donde no hay un Ejecutivo que tome decisiones, llevamos con los presupuestos prorrogados ya mucho tiempo -los últimos por cierto que los hizo el PP con el gobierno de Rajoy- España empieza a notar ese desgobierno, se vuelve a hablar de crisis, de recesión económica, de desempleo y el Gobierno socialista nos la vuelve a negar como nos la negaba en 2007, parece que no toma ninguna medida y empieza a haber cierto miedo en la sociedad. Por eso creo que estas elecciones son fundamentales. La actualidad política no puede ir por otro camino que no sea el de las elecciones y nosotros desde el PP tenemos claro que somos la única alternativa a Pedro Sánchez y al PSOE, nos hubiera gustado ser alternativa en la Plataforma España Suma y en el contexto de España Suma ir todos juntos desde el centro derecha, pero ni Ciudadanos ni VOX quisieron que fuéramos juntos. Lo que está claro es que el espíritu de España Suma lo representa el PP y Pablo Casado y desde esa centralidad, desde esa moderación y desde ese espíritu de ser la alternativa a Pero Sánchez le estamos diciendo a los ciudadanos dos cuestiones: que queremos ser un gobierno serio y eficaz y hacer por otra parte lo que siempre ha hecho el Partido  popular cuando ha gestionado: mejorar la economía, generar empleo, dar oportunidades, mejorar el Estado de Bienestar y revalorizar las pensiones, aquellas cosas que importan en el día a día de la gente; así como ser un Gobierno al que no le tiemblan las piernas cuando hay una crisis, puesto que ahora estamos viendo una crisis en Cataluña terrorífica y vemos que hay un gobierno asustado, desbordado, preocupado y que está midiendo las actuaciones que puede llevar a cabo en Cataluña en función de si tiene o no rédito electoral más que en función de lo que necesita el país. 

Por lo tanto, le decimos a los ciudadanos que España necesita un gobierno serio, eficaz, responsable, un gobierno al que no le tiemblen las piernas para aplicar la ley sin miedo y sin temor, España necesita un gobierno que sepa gobernar y que tome decisiones para que España no vuelva a caer en la crisis y eso, hoy por hoy, solamente lo puede representar el PP y solamente lo puede liderar Pablo Casado. 

E.D.A.- ¿Cree que en Castilla-La Mancha le va a pasar factura a Ciudadanos su pacto con el PSOE en ayuntamientos?

F.N.-Sin lugar a dudas. El pacto de Ciudadanos con el PSOE no lo entiende nadie, no lo entienden ni los de Ciudadanos. El PSOE le ofreció a Ciudadanos una serie de acuerdos, los mismos que le ofreció el PP y Ciudadanos optó por pactar la Alcaldía de Albacete, la de Guadalajara, la de Ciudad Real, por pactar municipios como Olías del Rey o El Casar, donde no solo han pactado con PSOE sino que han pactado con Podemos. Ciudadanos ha llegado en esta región, en ese afán de pactar con el PSOE, por abrazarse a la izquierda y aceptar acuerdos donde también está Podemos. Ejemplos de ello son localidades como Olías del Rey, en Toledo, que cuenta con una economía boyante o El Casar que es uno de los pueblos más importantes del Corredor y donde Ciudadanos está en el gobierno con PSOE y Podemos. Por lo tanto, abrazarte a la izquierda hasta el punto de estar dispuesto a pactar con Podemos con tal de que no gobierne el PP es algo que no ha entendido nadie en esta región, máxime cuando Ciudadanos compartía un porcentaje altísimo de nuestro programa de gobierno, o nosotros con el de Ciudadanos. Habíamos hecho una campaña electoral autonómica con un mensaje muy parecido en aquellos temas sensibles con el gobierno de Page: criticando la situación de la Sanidad, la Educación, reclamando un mayor plan de infraestructuras, criticando el exceso de deuda pública, criticando las nefastas políticas de empleo… Y, compartiendo todo esto, cuando llega el momento de pactar, misteriosamente deciden abrazarse a la izquierda, radicalizarse, por lo que creo que eso le va a pasar una factura electoral en estas generales porque el votante de Ciudadanos, con buena fe, decidió optar por este partido de centro derecha y se ha dado cuenta de que su voto solamente ha servido para que gobierne la izquierda. 

 

E.D.A.-Entre esos pactos en Castilla-La Mancha que han llevado a un gobierno entre PSOE y Ciudadanos, Albacete es el ejemplo más importante. ¿Cómo ve el gobierno Ciudadanos y PSOE con Vicente Casañ al frente en Albacete?

F.N.-Sin duda alguna el mayor exponente de este pacto de izquierdas de Ciudadanos está aquí en la ciudad de Albacete, precisamente donde Ciudadanos ha hecho una campaña muy vinculada al PP, con unas propuestas muy cercanas a las del PP, aunque luego te encuentras que hay un pacto con el PSOE y un pacto entre Vicente Casañ y Emilio Sáez. Yo creo que para la ciudad de Albacete el hecho de que hayan dos alcaldes es malo, siempre van los dos alcaldes juntos, uno no sabe a quien dirigirse, si al alcalde o al vicealcalde, si al vicealcalde o al alcalde, porque parece que tenemos que consultar cualquier cosa con los dos, no digo el PP sino cualquier ciudadano, empresario o medio de comunicación. Además, veo un alcalde desbordado con ocurrencias innecesarias para una ciudad como Albacete, una ciudad que tendría que ser la punta de lanza de Castilla-La Mancha, el orgullo de la región, la ciudad con la economía más importante por excelencia porque es la que más población tiene, la que más  metros cuadrados de polígono industrial tiene, la que mayor carga industrial tiene y lo que vemos es un alcalde totalmente desaparecido del liderazgo de la ciudad. Esta ciudad necesita liderazgo, necesita un alcalde que tire de ella, que la exhiba y la exponga como la gran ciudad que tiene Castilla-La Mancha y sin embargo vemos un alcalde que está jugando a ese gobierno paralelo, a esos dos gobiernos de los dos alcaldes que están a ver quien se hace más fotos, quien es más protagonista en cada acto.  Yo creo que esto no va de quién de los alcaldes es más protagonista en cada acto, sino de quien lidera la ciudad. En este momento tener dos alcaldes es cualquier cosa menos positiva para la ciudad de Albacete.

E.D.A.- Después de las elecciones e iniciada ya esta legislatura que está empezando a coger velocidad de crucero. ¿En qué situación se encuentra el PP de Castilla-La Mancha?, ¿ya se ha levantado de la lona de ese golpe electoral?

F.N.-Tras un año en el que hemos tenido cuatro convocatorias electorales, en el que hemos hecho dos elecciones como las que estamos haciendo ahora, en el que hemos hecho las autonómicas, las municipales y la europeas, no está nada mal para llevar tan solo un año al frente del partido. He de decir que el PP de Castilla-La Mancha está listo para trabajar y para ser una herramienta útil para los vecinos de Castilla-La Mancha, que es lo más importante y lo que a mi más me preocupa como partido. El partido está unido, fuerte y rearmado. Es verdad que las elecciones de abril nos fueron muy mal, como a todo el conjunto del país; las elecciones de mayo nos fueron también muy mal con el resultado tanto autonómico como en decenas de ayuntamientos de la región, pero el verano ha servido para que el partido se rearme, se reilusione y prepare todo el trabajo que tiene que venir en los próximos años. El camino hacia 2023 no se consigue en un año, ni en seis meses, se consigue con el trabajo constante y permanente del partido durante el día a día de los cuatro años que tiene la legislatura. He de decir con orgullo que el PP de Castilla-La Mancha está ahora mismo unido, fuerte, ilusionado, trabajando con mucho compromiso por el proyecto de Pablo Casado y por la victoria que vamos a obtener el próximo 10 de noviembre.

E.D.A.-Escuchamos hace unos días al diputado del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Rodríguez, hablar de la enmienda a las cuentas de la Comunidad Autónoma para el próximo año, ¿qué es lo que no le gusta al PP de esas cuentas y qué es lo que propone el PP para las mismas?

F.N.-Lo que menos nos gusta es que no son verdad, que son unas cuentas artificiales porque no están sustentadas en la contabilidad pública del país, no sabemos cuanto nos corresponde de los Presupuestos Generales del Estado, por lo tanto es muy complicado trabajar con estimaciones. Estas cuentas públicas con total seguridad, cuando haya Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno que haya dentro de unos meses, van a tener que ser modificadas y por lo tanto no van a ser útiles las cuentas públicas que presentó en su día el gobierno de Page. Además, son unas cuentas que eleva el gasto público y la deuda pública y perjudica al déficit público, es decir, vamos a más gasto, más deuda, más deficit, y más impuestos y nosotros lo que queremos es menos impuestos. No podemos estar de acuerdo con unas cuentas públicas que nos llevan a más gasto, más deuda, más déficit y con ello más impuestos. Nosotros le estamos pidiendo al gobierno de Emiliano García Page que reduzca los impuestos y que no eleve el gasto público para subir los impuestos. No es comprensible que un empresario en la Comunidad de Madrid o en Sevilla o en Córdoba vaya a pagar muchísimos menos impuestos de los que vaya a pagar otro empresario porque vive en Albacete. No es de recibo haciendo la misma actividad, trabajando lo mismo, peleando lo mismo, sufriendo lo mismo y luchando lo mismo, que porque el gobierno del PP de Isabel Díaz Ayuso tiene la tasa fiscal más baja de España o porque el gobierno del PP de Juanma Moreno vaya a equiparar la presión fiscal a la de Madrid,  paguen muchos menos impuestos de los que se están pagando en Albacete porque tengan un gobierno del PSOE. 

Creo que en Castilla-La Mancha si aplicamos esa política de bajada de impuestos también podemos ayudar a generar empleo y una economía mucho más puntera. 

Hemos hecho la enmienda a la totalidad de los presupuestos de Emiliano García Page porque entendemos que son unos presupuestos que no atienden las necesidades reales que tiene la región. Vemos que todavía no se recuperan temas tan importantes como la carrera profesional sanitaria, no se apuesta por una calidad en la educación y en el profesorado mediante la contratación de profesores, vemos como el plan de infraestructuras no se desarrolla como tendría que desarrollarse y vemos como no existen las autovías que necesita esta región para poder vertebrar bien la comunidad autónoma. A pesar de que han elevado el gasto público no han concretado en aquellas medidas vinculadas con la Sanidad, la Educación o con el transporte o las infraestructuras que necesita la región. Por lo tanto, ni desde el punto de vista macroeconómico del presupuesto ni desde el microeconómico podemos estar de acuerdo con el mismo. 

E.D.A.-Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se quiere impulsar la reforma del estatuto y de la ley electoral, ¿hay conversaciones entre PP y PSOE en esta materia?

F.N.-Estamos hablando con el PSOE y he mantenido varias reuniones con el presidente Emiliano García Page y he de decir, no se si con orgullo o con preocupación, que aquellos temas importantes, relevantes, troncales de los que se está hablando en Castilla-La Mancha son los temas que está introduciendo el PP en las reuniones con el gobierno. Estamos hablando de despoblación y de oportunidades para el mundo rural, de mejorar la financiación autonómica, de garantizar las necesidades del agua para Castilla-La Mancha así como de impuestos. Esos cuatro grandes temas que son troncales para el conjunto de la región están en la agenda política hoy de Castilla-La Mancha porque el PP los ha introducido, en tres estamos de acuerdo con el PSOE o el PSOE está con nosotros, tanto en mejorar la financiación autonómica como en dotar de una ley para dar oportunidades al mundo rural a todos nuestros pueblos, como también el de blindar la protección del agua en Castilla-La Mancha. Sin embargo, en otros temas estamos en las antípodas, como que el PSOE sube los impuestos con el presupuesto y nosotros queremos que bajen. 

En materia de Estatuto hemos iniciado alguna conversación con carácter informal. Es cierto que tenemos el compromiso de los dos partidos políticos principales de la región, PP y PSOE, de abordar la reforma del estatuto en esta legislatura pero todavía no hemos creado unas bases de trabajo, una metodología de trabajo para afrontarla, pero sí que el PP tiene claras algunas cuestiones. Si abrimos el melón de la reforma del estatuto tiene que ser para garantizar que dentro del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha le damos cobertura a temas tan importantes como la Sanidad pública, la Educación pública, o como los Servicios Sociales y si no es para abordar esos tres asuntos no hace falta que nos llamen para hablar del Estatuto. Si es para blindar nuestra Sanidad, Educación o las políticas sociales de Castilla-La Mancha con responsabilidad el PP va a estar en la reforma del Estatuto y hablaremos de la Ley electoral, así como de cualquier otra cuestión de carácter político que también tiene reflejo estatutario.

E.D.A.-¿Está actualmente el Parlamento de Castilla-La Mancha bien proporcionado para representar a los dos millones de habitantes de la región?

F.N.-Es una cuestión que preocupa poco en la calle si hay muchos o pocos diputados. Creo que lo que hay que garantizar es que haya muchos médicos, que haya muchos maestros y que se hagan muchos kilómetros de carretera, que no les falte una ayuda por dependencia en la prestación social a nadie que la necesite y que llegue internet a todos los pueblos, eso es lo que hace falta garantizar. Una vez que tengamos garantizado todo lo anterior podremos analizar si hay muchos o pocos diputados o si las Cortes tendrían que ser más amplias o menos. Es verdad que somos las cortes más exiguas de toda España, las que menos diputados tienen de toda España y que esa será una de las cuestiones que seguro se va a hablar cuando se hable de la reforma del estatuto, pero yo creo que es mucho más importante garantizar que no falten médicos a que no falten diputados. 

E.D.A.-Y para concluir y finalizar precisamente con la cuestión que ha iniciado la entrevista, ¿con qué resultado se daría por satisfecho el PP en Castilla-La Mancha en número de diputados nacionales electos en la región en las próximas elecciones nacionales?

F.N.-Me daría por satisfecho con que nosotros contribuyéramos en la medida en la que nos corresponda a que Pablo Casado sea presidente del Gobierno. No es una cuestión de tener uno, dos o cinco más, es una cuestión de que la subida electoral que el PP va a tener en toda España y en Castilla-La Mancha sirva para que Pablo Casado sea presidente del Gobierno.  Si queremos tener estabilidad, futuro, progreso, que España tenga credibilidad, si queremos que genere empleo, si queremos tener un Gobierno serio, que aplique la Constitución, que aplique la ley y que tome medidas serias en Cataluña hace falta tener un Gobierno del PP y con Pablo Casado. Es más, si queremos que Casilla-La Mancha tenga protegidos los intereses de sus agricultores y negocie con fuerza la PAC en Bruselas, si queremos un pacto nacional por el agua que garantice que nuestras cuencas tengan garantizado el suministro de agua y que nuestros regentes puedan regar, si queremos conectar Albacete con Andalucía en la famosa autovía de Jaén, si queremos que nuestras zonas logísticas crezcan y que nuestros puertos sean punteros, si queremos apostar por la industria de alta tecnología hace falta un Gobierno del PP. Por eso a Castilla-La Mancha le hace falta hoy más que nunca un gobierno del PP porque las mayores cotas de crecimiento económico y de progreso de la región se han tenido con el Gobierno de Aznar y de Rajoy, y yo quiero que mi tierra siga creciendo y eso solo lo puede conseguir un gobierno del PP con Pablo casado al frente. Por todo ello, me doy por satisfecho con contribuir a que Pablo Casado sea presidente del gobierno y que la subida electoral del PP en Castilla-La Mancha y la subida de diputados que vamos a experimentar con seguridad sirvan para que Pablo Casado sea presidente del Gobierno.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.