Home » Albacete » Aprendiendo a salvar vidas en pleno corazón de Albacete

Aprendiendo a salvar vidas en pleno corazón de Albacete

TOyota

/Marta López/Fotos: Ángel Chacón/

La céntrica plaza de El Altozano se ha convertido este miércoles en el escenario de uno de los actos centrales para conmemorar en Albacete el Día Mundial de la Parada Cardíaca. Los albaceteños que se han acercado hasta este punto de la ciudad han hecho latir de manera especial el corazón de la ciudad.

albaluz

Bajo el lema ‘Todos los ciudadanos del mundo pueden salvar una vida’, la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, el servicio de Medicina Intensiva en colaboración con la Diputación Provincial y la Fundación Biotyc, han organizado unas jornadas para sanitarios de forma paralela a dicho acto en la plaza del Altozano. Se trata de unas charlas que se están celebrando en el Salón de actos de la  Diputación en las que se abordarán esta tarde de miércoles diferentes aspectos clínicos de la mano de profesionales de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario; Urgencias Hospitalarias y Cardiología, entre otros especialistas.

Así, estos profesionales sanitarios han salido a la calle para concienciar y formar a la ciudadanía sobre cómo identificar un paro cardíaco y cómo actuar para realizar correctamente la Respiración Cardiopulmonar (RCP). Una auténtica “cadena de supervivencia”, para que los albaceteños sepan que sus manos puedan salvar vidas.

La facultativa de Cuidados Intensivos del Hospital de Albacete, Ángeles Prado, explicaba que “a día de hoy el 80% de las paradas cardiorespiratorias se producen en la calle, y la mayor parte de la gente no está prepara para atender estas situaciones”. Por este motivo apuntaba que de todas las paradas que ocurren en la calle “solamente reciben reanimación cardiopulmonar el 30%”, motivo por el cual  “la supervivencia es bajísima”, una cifra que se mejoraría sustancialmente “si todos supiéramos realizar la RCP”.

Para identificar una parada cardiorespiratoria en primer lugar debemos aproximarnos a la persona que podría haberla sufrido, intentar estimularla, y “si no se aprecia ninguna clase de respuesta intentar apreciar si el paciente respira”, explicaba, añadiendo que en el caso de no hacerlo “es una parada cardiorespiratoria”.

Es imprescindible tras identificarla “avisar al 112 e iniciar rápidamente las maniobras de resucitación cardiopulmonar básicas”, incide. Para realizar correctamente una RCP “debe de hacerse en la parte final del esternón, apoyando el talón de la mano y con los brazos totalmente estirados comprimir el tórax”, comenta Ángeles Prado.

Además, añade que es muy importante realizar las compresiones lo más rápido posible, “no vale detenerse y hay que hacer mucha fuerza”. Es habitual “que se rompa alguna costilla en este proceso”, pero indica que “no pasa nada”, porque “si el paciente sobrevive, mejor que lo haga con una costilla rota a que no sobreviva”.

Tampoco es igual realizar una RCP a un adulto que a un niño, y la diferencia radica en que “casi todas las paradas en los niños son de origen respiratorio, no de origen cardiológico que es lo más frecuente en adultos”, manifiesta la doctora. En el caso de los adultos se puede “únicamente hacer 100 compresiones por minuto o alternar 30 compresiones con dos ventilaciones”, sin embargo, en el caso de los más pequeños “deberemos hacer 30 compresiones y dos ventilaciones que son especialmente importantes”.

El problema de que el corazón se detenga y no se realice el masaje cardiopulmonar es que todos los órganos dejan de recibir riego, “y el órgano que más sufre es el cerebro”, indica Prado. Y es que, “una parada cardiorespiratoria prolongada de más de 10 minutos supondrán unas graves secuelas neurológicas en el paciente aunque sobreviva”, expone. Dar este masaje cardiopulmonar y “chafar el corazón es una manera de mandar riego a los órganos y les llegue oxígeno”.

Así, sanitarios ponen de relieve la importancia de que la ciudadanía sepa realizar correctamente la RCP ya que, según datos de la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias, solo en España más de 30.000 personas fallecen todos los años a causa de una parada cardiaca.

Unas jornadas de sensibilización pensadas también para introducir estas maniobras a los más pequeños de la casa quienes también se han animado a practicar la RCP a los maniquíes dispuestos en el Altozano para ello.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.