Home » Albacete » El Alba tira tres puntos a la basura tras una lamentable segunda parte

El Alba tira tres puntos a la basura tras una lamentable segunda parte

TOyota

/Nacho López/Foto: Ángel Chacón/

El Albacete Balompié ha caído derrotado por 1-2 en el Carlos Belmonte ante el Real Oviedo después de adelantarse en el marcador en la primera mitad y tirar por la borda todo el trabajo en la reanudación, donde los blancos quisieron vivir de las rentas y propusieron muy poco en ataque. Cierto es que Champagne evitó el 2-1 con una actuación sublime, pero el Oviedo puso mucho más sobre el verde para ganar en la segunda mitad que el conjunto de Luis Miguel Ramis.

albaluz

Tras su victoria en Alcorcón después de una semana frenética con tres partidos, el Albacete Balompié regresaba con más calma al Carlos Belmonte y lo hacía para medirse a un lobo vestido con piel de cordero llamado Real Oviedo, que llegaba a la cita como farolillo rojo pero con un potencial en sus filas que cualquier equipo de segunda división querría.

Para la cita, Ramis, que contaba con las bajas de los internacionales Eddy Silvestre y Rei Manaj, introdujo tres novedades en el once y mientras Barri suplía al internacional por Azerbaiyán Silvestre, Dani Ojeda volvía al once después de mucho tiempo para cubrir la baja del tocado físicamente Manu Fuster y Pedro, regresaba con los elegidos para acompañar en la punta de lanza a Zozulia tras pasar Acuña al banquillo por decisión técnica.

Así pues, Tomeu Nadal estuvo en portería; Caro en el lateral derecho, Fran García en el izquierdo y en el centro de la defensa estuvieron Álvaro Arroyo y Kecojevic; el doble pivote fue para Barri y Karim Azamoum, estando Dani Ojeda en el extremo diestro y Susaeta en el siniestro. Como decíamos, Zozulia y Pedro fueron los que ocuparon desde el inicio las posiciones de ataque.

En el banquillo quedaron Brazao como portero suplente, Alberto Benito, Fernando Navarro, Capezzi, Álvaro Jiménez, Acuña y un sorprendente Manu Fuster que aparentemente estaría más tiempo alejado de los terrenos de juego tras tener que retirarse lesionado la pasada semana en Alcorcón con un esguince de rodilla.

Fue el Alba quien trató de imponer su criterio desde que el balón echó a rodar y lo consiguió durante el tramo inicial del encuentro, pero el Oviedo dio un paso adelante alertado por su entrenador y las fuerzas se fueron igualando conforme el crono se dirigía al minuto 15 de juego.

Barri pudo cambiar los pitos de su último partido por aplausos llegados al primer cuarto de hora tras una buena jugada combinativa de los de Ramis, pero desafortunadamente su buen disparo desde el balcón del área no pudo acabar besando las mallas del Oviedo a pesar de la buena oportunidad.

Muy ordenado y sólido atrás el conjunto rival, el Alba llegaba con facilidad a zonas de tres cuartos de cancha, pero de ahí en adelante el Oviedo le apagaba las luces a los del Carlos Belmonte con su entramado defensivo y poco o nada de peligro había llegado hasta el momento a las inmediaciones de Nereo Champagne.

Por su parte, el Alba era el que seguía llevando la voz cantante y aunque su dominio no estaba basado en la brillantez, sí que es verdad que en entrega garra e intensidad no se le podía poner ni un pero a los de Luis Miguel Ramis y lo único negativo es que el portero del Oviedo había sido puesto muy pocas veces a prueba.

Uno de los motivos por los que Champagne vivía muy tranquilo es porque los extremos no estaban funcionando al cien por cien, cuajando hasta el momento buen partido por el derecho pero estando totalmente desaparecido Dani Ojeda por la izquierda, un jugador que estaba llamado a ser uno de los baluartes del conjunto blanco y que por ahora acumulaba más pena que gloria en su currículum como albacetista.

Tomeu Nadal salvó a los suyos en el minuto 27 con un auténtico ‘paradón’ marca de la casa, tras un durísimo disparo de Saúl Berjón cargado de malas intenciones para los intereses del Albacete Balompié y que de no haber sido por la manopla de portero mallorquín del Alba habría abierto la lata en el Carlos Belmonte.

Y de lo que pudo ser el 0-1 se pasó al 1-0 en tan solo cinco minutos, conectando Dani Ojeda desde medio campo con Susaeta en el extremo derecho y rematando el propio Ojeda con la cabeza desde el punto de penalti el centro medido al área del vasco tras percutir al área por el centro. Resurgió de sus cenizas Dani Ojeda y adelantó a su equipo en un momento crucial del partido.

El gol, como suele pasar, sentó muy bien al que lo marca y muy mal al que lo recibe, poniendo desde el tanto más contra las cuerdas el Albacete Balompié al Oviedo y regalando desde entonces y hasta llegar al descanso los mejores minutos de juego a los 9069 espectadores congregados este domingo en el Carlos Belmonte, pudiendo incluso haber aumentado ventajas en el marcador antes de llegar al tiempo de asueto.

La segunda parte comenzó con el cambio durante el descanso en el Oviedo de Juanjo Nieto por Omar Ramos y con un Albacete Balompié que entró al partido mucho mejor que lo hizo en el arranque de la primera mitad y abriendo mucho el campo, con lo que posibilitaba más espacios en ataque por el centro para poder aprovechar el potencial de Roman Zozulia.

De un corner a favor del Alba surgió un contraataque del Real Oviedo y llegados al minuto 48 de juego, Saúl Berjón cedió para Lolo y para fortuna del Albacete Balompié, Kecojevic pudo desviar justamente lo necesario con la punta de la bota y evitar así que el 1-1 pudiera haber subido al marcador.

El Oviedo había salido contestón de la caseta y los compases iniciales de la segunda mitad estaban siendo del conjunto carbayón, poniendo contra las cuerdas en más de una ocasión a los de Luis Miguel Ramis y llevando los nervios al graderío del Carlos Belmonte en diversas fases del juego.

Karim Azamoum y Diego Barri habían visto sendas tarjetas amarillas durante la primera mitad y con un doble pivote amonestado, Ramis tenía que decidir a la hora de hacer los cambios sin confiar en el no exceso de fuerza de los apercibidos o renovar por completo unas posiciones en el verde que se antojaban vitales con el hambre de ataque que estaba mostrando el Oviedo desde que comenzó la segunda mitad.

Llegados al minuto 66 movió Ramis por primera vez su banquillo, no optando por hacer nada en el doble pivote y dando entrada al Torito Acuña en sustitución del autor del 1-0, Dani Ojeda.

Cuatro minutos después, el palo izquierdo de la portería de Tomeu Nadal vibró tras lo que pudo haber sido uno de los goles de la jornada si Saúl Berjón hubiera conseguido anotar el gol olímpico que intentó y que no materializó en el empate a uno por milímetros al acabar impactando en el poste.

El Oviedo lo había estado intentando toda la tarde y cuando el cántaro va con frecuencia a la fuente puede romperse como ocurrió en el minuto 75, tras  plantarse Sangalli dentro del área después conectar con Saúl Berjón y culminar una jugada a la contra para batir por abajo a un Tomeu Nadal que veía como el balón le sobrepasaba y besaba las mallas de su portería.

En el minuto 79 llegó el segundo cambio del Albacete Balompié, saltando al terreno de juego Álvaro Jiménez en sustitución de un Néstor Susaeta que se retiró del césped sin entregar al brazalete a ningún compañero y que dejó por tanto sin capitán sobre el verde al equipo de Luis Miguel Ramis.

Dos minutos después, Ramis agotó los cambios y dio entrada al italiano Capezzi en sustitución de Pedro, pudiendo haber conseguido en el minuto 83  el Torito Acuña el 2-1 de no haber sido por una espectacular intervención  al más puro estilo del fútbol sala y cargada de reflejos de Champagne. En la réplica, el Oviedo se plantó en los dominios de Tomeu Nadal y el mallorquín tuvo que emplearse a fondo para que Sangalli no aumentara ventajas en el Carlos Belmonte.

Pero lo peor estaba por venir, ya que en el minuto 88 Borja se sacó de la chistera un golpeo maravilloso que puso el esférico casi en la escuadra derecha de Tomeu Nadal y que esta vez sí, hizo temblar las mallas mientras todo el Real Oviedo celebraba con intensidad el golazo de su compañero.

El Alba estaba pagando caro su mala segunda mitad, donde no mostró intensidad alguna y donde no hizo mucho por aumentar ventajas, dando más protagonismo a un Oviedo que campó a sus anchas por el terreno de juego del Carlos Belmonte y que pudo haber ampliado ventajas mucho antes porque fue el auténtico dueño y señor de la reanudación.

Del 1-2 al pitido final nada pasó y el Real Oviedo se llevó una victoria a tierras asturianas que fue justa y para la que puso mucho más en el asador para conseguirlo que el Albacete Balompié.

*-*-* FICHA TÉCNICA *-*-*

  • Sustituciones

Albacete Balompié: Acuña por Dani Ojeda (min 66), Álvaro Jiménez por Susaeta (min 79) y Capezzi por Pedro (min 81).

Real Oviedo: Juanjo Nieto por Omar Ramos (min 45), Obeng por Joselu (min 60) y 

  • Amonestaciones

Albacete Balompié: Karim (TA, min 26), Barri (TA, min 38),

Real Oviedo: Omar Ramos (TA, min 23), Lolo (TA, min 59), 

  • Goles

Albacete Balompié: Dani Ojeda (1-0, min 32), 

Real Oviedo: Sangalli (1-1, min 75)

  • Afluencia: 9.069 espectadores.

*-*-* GALERÍA FOTOGRÁFICA *-*-*

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.