Lobeznos con ADN albaceteño

toyota 2

/Marta López/

Vieron la luz hace apenas cuatro meses en Castilla y León, pero estos lobeznos llevan impreso en su ADN una importante parte albaceteña . Sus progenitores, Oscura y Atila proceden de cría en cautivad; y mientras que la hembra procese del Parque de la Naturaleza de Senda Viva de Arguedas (Navarra), el padre de estos lobeznos nació en el Centro de Educación Ambiental ‘La Dehesa’ en Riópar.

albaluz

Ambos ejemplares fueron cedidos al Centro del Lobo siendo cachorros, lugar en el que a finales del mes de mayo nacieron sus lobeznos. Este centro está gestionado por la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León y por este motivo los nombres de estos lobeznos hacen referencia a este territorio a modo de homenaje. Así, las lobas se llaman Sanabria y Tera, en referencia a la comarca y a su principal río, y el único macho de la camada responde al nombre de Llagu, que es como en Sanabria conocen al Lago.

La educación ambiental es uno de los pilares del Centro del Lobo, motivo por el que trabajan por integrar a los cachorros con una de las manadas que actualmente reside en el centro. Además, muy pronto se hará la presentación en sociedad de estos nuevos miembros de la familia del Centro del Libo para que los visitantes puedan formar parte de la evolución y de la vida de los lobeznos.

Sanabria, Tera y Llagu, junto con Robledo, nacido en 2016, constituyen el grupo de lobos nacidos en este centro de referencia a nivel europeo y que fue inaugurado en el año 2015.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.