Home » Albacete » «Meto la mano en el fuego por mi hija», aunque esté en la cárcel de Albacete por la muerte de sus 2 bebés

«Meto la mano en el fuego por mi hija», aunque esté en la cárcel de Albacete por la muerte de sus 2 bebés

TOyota

/Redacción/

El pasado día 12 de agosto desde El Digital de Albacete les informábamos del encarcelamiento en la prisión de La Torrecica de Albacete de unos padres de Caudete que habían sido enviados por el juez a prisión de forma preventiva tras la muerte de sus dos bebés en menos de 1 año y medio de tiempo; ambos bebés tenían 4 meses de edad cuando fallecieron.

albaluz

Hoy viernes 23 de agosto la noticia ha saltado a nivel nacional tras hacerse eco de ella el Diario El Mundo y todo Caudete sigue consternado tras los tristes hechos ocurridos en el seno de esa familia, dos de cuyos miembros están en la cárcel por su posible implicación en la muerte de sus bebés y que atraviesa enormes momentos de dolor porque para ellos y hasta que no se demuestre lo contrario, los padres encarcelados son inocentes y los catalogan como incapaces de poder haber cometido un hecho así.

Para ponernos en situación decir que todo empezó el 23 de enero de 2018 en el Hospital de Albacete tras fallecer 131 días después de su nacimiento el pequeño Omar, nacido fruto de la relación que mantenían desde hacía 4 años Germán R.T., de 28 años de edad, y Aroa M.G., de 27. Tras pasar varios días en la UVI del Hospital de Albacete, Omar fallecía a consecuencia de una hemorragia cerebral provocada por un traumatismo craneoencefálico. Según fuentes policiales recogidas por el diario El Mundo, ya en ese momento la Guardia Civil comenzó a sospechar de los padres por la poca credibilidad que presentaba su testimonio, argumentando que no sabían como se había podido producir el bebé una fractura en el cráneo y que ellos se lo encontraron llorando. Fue en ese instante cuando la Benemérita comenzó a investigarlos como sospechosos de un homicidio imprudente.

Germán y Aroa no fueron detenidos en ese instante y continuaron con su vida ‘normal’, quedando 4 meses después Aroa de nuevo embarazada y naciendo el 18 de febrero de este mismo año, 2019, el segundo de sus vástagos; al que pusieron de nombre Dylan. El pasado 29 de junio, Dylan fallecía y su muerte marcaba una tétrica efeméride: Había vivido exactamente los mismos días que su hermano Omar, tan solo 131 hasta encontrar la muerte. En el caso de Dylan y según la autopsia, la muerte se había producido por la perforación de un pulmón debido a la presencia de varias costillas rotas; además y según recoge el diario El Mundo, los forenses detectaron fracturas en otros huesos de su cuerpo anteriores a las de las costillas que le provocaron la muerte al perforarle el pulmón. Ese 29 de junio fueron los propios Germán y Aroa los que llamaron a los Servicios de Emergencia, pero cuando llegó la ambulancia Dylan ya estaba muerto y los sanitarios pensaron en un primero momento que el fallecimiento se podría haber producido por una muerte súbita, extremo que quedó descartado tras la autopsia. Tras los hechos el caso pasó con celeridad a manos de la Policía Judicial de la Guardia Civil, siendo detenidos Germán y Aroa de inmediato e internando en la cárcel de La Torrecica por orden del juez encargado del caso; caso que todavía se encuentra en instrucción.

Germán y Aroa comenzaron su relación sentimental en 2015 y vivían en un piso en el centro de Caudete, localidad a la que Aroa decidió trasladarse para vivir su vida con Germán abandonando su Elda natal. En Caudete ella trabajó en una empresa de fabricación de calzado, aunque ahora estaba en el paro, y Germán había encontrado acomodo en una empresa de jardinería tras haber pasado un buen tiempo como peón agrícola.  Además, ambos son voluntarios de Protección Civil en Caudete y según afirman quienes les conocen y recoge El Mundo, “eran los primeros en ofrecerse cuando había algún incendio forestal o salidas peligrosas. Son excelentes personas, serviciales, trabajadores… Por eso hasta que un juez diga lo contrario no nos creemos que ellos hayan cometido algo así. Los conocemos y son incapaces de hacerle daño a alguien”.

En la misma línea se muestra Joaquín Valiente, abogado que representa a Germán y que tal y como recoge El Mundo manifiesta que su cliente “mantiene su inocencia” y dice que “no tiene ni idea de cómo se han podido causar los bebés esas lesiones ya que no le encuentra ninguna explicación a los fallecimientos”. Desde El Mundo también intentaron contactar con el letrado que defiende a Aroa, madre de los bebés fallecidos, y aunque se encontraba en esos momentos de vacaciones en el extranjero sí que manifestó que “Aroa no entiende qué pudo pasar con sus hijos”.

ROSA, ABUELA DE LOS BEBÉS FALLECIDOS Y MADRE DE AROA: “HA SIDO UN PALO MUY GORDO”

Rosa es la madre de Aroa y por tanto abuela de los fallecidos Omar y Dylan, quien ha manifestado a el diario El Mundo que “deseamos más que nadie saber qué es lo que ha pasado porque esto ha sido un palo muy gordo. He ido a ver a mi hija a la cárcel, le pregunto y ella no me dice nada. Se calla y sólo me dice ‘mamá, sácame de aquí”. Por mi hija meto la mano en efuego por ha criado ella sola a dos sobrinas mías siendo una cría. Se levantaba cada 3 horas, las cambiaba, las duchaba, les daba sus tomas….”, asegura Rosa.

La misma fe en la inocencia de Germán y Aroa que tiene Rosa muestran los compañeros de la pareja en Protección Civil, “el día que murió la segunda criatura al padre casi le da un infarto; era para verlo como estaba. A Aroa se la tuvieron que llevar al centro de salud a darle un Valium y a Germán también tuvieron que medicarlo porque estaba al borde del infarto”, asegura uno de los voluntarios de Protección Civil a el diario El Mundo.

En los días posteriores a la muerte del primer niño, el pequeño Omar, los padres apuntaron a una posible “negligencia médica” como causas de la muerte y apuntaron la posibilidad de “emprender acciones legales”. En concreto, los padres apuntaron a las vacunas que le habían puesto recientemente a su hijo como causa de la muerte. Incluso, Aroa, madre de los bebés fallecidos, publicó en Facebook, tal y como recoge El Mundo, una fotografía de su hijo y un mensaje en el que pedía justicia: “Te echo mucho en falta, mi pequeño, pero esto lo van a pagar los que te lo han hecho. Te amo mi Omar, donde estés yo siempre te llevaré en mi cabeza y en mi corazón, mi vida”.

La autopsia desmotó esta teoría y tanto Germán como Aroa están en régimen de prisión preventiva en la cárcel de La Torrecica a la espera de juicio.

NOTICIA RELACIONADA

Los padres encarcelados en Albacete por la muerte de sus dos bebés, imputados por dos asesinatos

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.