Home » Castilla-La Mancha » Unidos para el progreso de Castilla-La Mancha

Unidos para el progreso de Castilla-La Mancha

TOyota

/Redacción/

El Gobierno de Castila-La Mancha está caracterizado por una clara vocación de diálogo social que se ha materializado en diversos acuerdos formalizados con agentes económicos y sociales en la pasada legislatura. Con este mismo enfoque se impulsa hoy el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha 2019-2023.

VIALIA

El objeto de esta declaración institucional es impulsar un nuevo proceso de concertación social que defina las estrategias y actuaciones a desarrollar para impulsar un crecimiento económico y consolidar el proceso de convergencia económica de Castilla-La Mancha respecto de la media nacional y la recuperación social iniciada en el anterior periodo.

Las medidas a desarrollar en el ámbito del Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha se articularán en torno a ocho ejes estratégicos y líneas de actuación: Modernización del sistema productivo; Empleo y mejora del capital humano; Economía del conocimiento; Cohesión y desarrollo territorial integrador; Desarrollo sostenible; Agricultura, agua y desarrollo rural; Sociedad del bienestar y retos demográficos y la despoblación.

En la definición y desarrollo de los diferentes ejes estratégicos y líneas de actuación se contemplarán aspectos transversales desde la perspectiva de género, discapacidad, despoblación y digitalización, así como, los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

En la actualidad se están llevando a cabo actuaciones de seguimiento del pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha 2015-2020, que debería de concluir de conformidad con la metodología aprobada a lo largo del primer semestre de 2021. De ahí que se trace un período de transición entre el citado pacto y el nuevo Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha.

En este sentido, se llevarán a cabo actuaciones de seguimiento semestral durante el año 2019, para que aquellas actuaciones y medidas que tengan aún continuidad sean incorporadas al nuevo Pacto que resulte de este acuerdo social. De forma simultánea a los citados seguimientos semestrales se llevará a cabo el nuevo proceso de diálogo ante los nuevos retos planteados fruto del nuevo acuerdo social, de tal forma que el nuevo Pacto pueda contemplar las actuaciones llevadas a cabo en la nueva legislatura que se inicia en 2019.

En este sentido, se constituirá una Comisión tripartita y paritaria con las funciones de coordinación, seguimiento y negociación del Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha, que establecerá las normas de organización, el funcionamiento interno, la metodología y el cronograma de actuaciones, y que será convocada al menos con carácter semestral.

El reto común, a partir de hoy, será alcanzar niveles de desarrollo y prosperidad económica inclusiva, con empleo digno y de calidad, así como, protección social para todos, con la finalidad de encaminar un proceso de convergencia económica con respecto al progreso económico de la media nacional.

Antecedentes

El 6 de octubre del 2015 se suscribió la ‘Declaración Institucional para iniciar la concertación de un Acuerdo Marco para la Recuperación Económica y Social de CLM 2015-2020’ a raíz de un acuerdo entre el Gobierno regional y las organizaciones económicas y sociales más representativas de Castilla-La Mancha. A partir de ese momento, se inició un período de trabajo en el que se involucró una amplia representación de la sociedad de Castilla-La Mancha, que dio como fruto la suscripción del ‘Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha 2015-2020’ el 19 de septiembre de 2016.

En el proceso de participación ciudadana y diálogo social que se llevó a cabo con la participación de los agentes sociales (CECAM, UGT y CC.OO.) y donde intervinieron más de 400 personas representando a 169 entidades públicas y privadas, se formularon en torno a 1.500 propuestas.

El Pacto por la Recuperación Económica contempla un paquete de 420 medidas a implementar en el horizonte temporal de 2020, estructuradas en torno a siete ejes estratégicos y con una dotación presupuestaria de 3.430 millones de euros. En la actualidad, según el quinto informe semestral de seguimiento llevado a cabo en el mes de mayo de 2019, a finales de 2018 la ejecución de las medidas y acciones del Pacto superan el 75 por ciento y el presupuesto supera una ejecución del 86 por ciento.

  • García-Page y los agentes económicos y sociales firman un pacto que pretende convertir a Castilla-La Mancha en la primera comunidad en paz social

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y los agentes económicos y sociales de la región han suscrito este miércoles el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha 2019-2023, un documento que supone la “hoja de ruta” para toda la legislatura “y que nos compromete a no inventar”. Igualmente, supondrá el pilar fundamental para que la región se convierta en la “primera comunidad en paz social”.

De esta forma lo ha avanzado García-Page tras rubricar este documento con el secretario general de la UGT, Carlos Pedrosa Serrano; el secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, Francisco de la Rosa; y el presidente de CECAM, Ángel Nicolás; en un acto que ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida, en Toledo, y del que también ha participado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

“Me interesa que se cultive la paz social, el clima que significa que existe voluntad de entendimiento, pero buscamos también paz fiscal”, ha garantizado el presidente. Por ello, se ha mostrado dispuesto a fijar un calendario “con pautas de consenso que nos permitan trabajar con la variable fiscal definida, que sepamos que aquí no habrá caprichos fiscales ni grandes bandazos”.

Asimismo, el presidente ha planteado la posibilidad de llevar a cabo una reducción fiscal “claramente orientada” para aquellas zonas de la región más afectadas por el despoblamiento que necesiten una mayor estimulación económica.

Este “marco de entendimiento” con empresarios y sindicatos, ha proseguido García-Page, va a garantizar por tanto paz social y económica, “el principal activo para cualquier empresa que quiera venir a la región o que quiera crecer”.

Pero además, el documento que hoy se ha suscrito supone también “una mayor garantía” de la anunciada creación de 100.000 puestos de trabajo para esta legislatura, y servirá para consolidar los servicios públicos como sanidad, educación y servicios sociales, “porque no es solo un objetivo del Gobierno, sino a compartir entre todos”. Por último, García-Page ha anunciado que la segunda edición del Plan Financia Adelante dará comienzo antes de que finalice este año.

Regular por ley el diálogo social

En otro orden de cosas, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego se ha mostrado partidario de regular por ley el diálogo social para que esté garantizado independientemente de quien gobierne, lo que se desarrollará en los próximos meses de la mano del vicepresidente regional, José Luís Martínez Guijarro.

Por su parte, Ángel Nicolás ha tenido palabras de reconocimiento al Gobierno regional por impulsar este pacto que se basa en el diálogo entre empresarios y trabajadores y ha asegurado que “si no hay acuerdo, no hay progreso”. Asimismo, ha asegurado que los pasos que se dan en Castilla-La Mancha en este sentido, no son así en todo el país, ni en todas las comunidades autónomas, “y eso lleva mucho trabajo detrás”, ha añadido

El secretario general de UGT en Castilla-La Mancha, Carlos Pedrosa, ha aplaudido también la iniciativa del Ejecutivo autonómico con este nuevo Pacto, que ha ejercido de coordinador en la gestión y aplicación del diálogo social que “enriquece a la sociedad civil de Castilla-La Macha”.

Del mismo modo y en la línea del presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, ha destacado las capacidades de los sindicatos de clase de la región y de la patronal para conseguir una paz social que no es así en otras regiones.

Desde CCOO, su responsable regional, Francisco de la Rosa, que también ha reconocido el trabajo de la Administración regional para llegar a este punto, ha recordado el arduo trabajo que se tuvo que llevar a cabo en la anterior legislatura para recuperar niveles económicos y sociales perdidos. A partir de hoy, ha dicho, “quiero plantear salarios y trabajos dignos para trabajadores y trabajar juntos a brazo partido”. 

Una normalidad que debe extenderse a todos los ámbitos

De otro lado, García-Page ha puesto en valor el clima de diálogo que existe en la región y su normalidad a lo largo de la pasada legislatura, y ha considerado que debe extenderse a todos los ámbitos.

Así, ha avanzado que se reunirá con el presidente del PP y con la portavoz de Ciudadanos, Francisco Núñez y Carmen Picazo, respectivamente, los días 4 y 6 de septiembre, “con la finalidad de empezar el escenario político con posibles acuerdos. Es valorable la normalidad buena, la que tiene que ver con que las instituciones funcionen”, ha valorado.

En otro orden de cosas, ha anunciado que el próximo martes, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a presentar otro recurso al trasvase que se aprobó para el mes de marzo, “una estrategia que no vamos a dejar hasta que no haya motivos para ello”.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.