Home » Albacete » Del Palacio Real a su puesto en ‘Los Invasores’

Del Palacio Real a su puesto en ‘Los Invasores’

TOyota

/Llanos Esmeralda García/Fotos: Nacho López/

  • Diego Jiménez, apicultor de Liétor y con 24 años, recibió de manos de S.M. el Rey Felipe VI la condecoración al Mérito Civil

“Que te llame un funcionario de la Casa Real y te diga que vas a ser condecorado por el Rey” para Diego Jiménez García «fue muy importante y más a mis 24 años”. Una llamada de teléfono que cambió su vida. Y es que así recibía la noticia este apicultor albaceteño tras conocer que iba a ser condecorado por Felipe VI por ser considerado un ejemplo para la sociedad civil junto a 40 ciudadanos procedentes de diferentes rincones de España. 

Un acto que tenía lugar el pasado 19 de junio en el Palacio Real, donde el jefe del Estado, acompañado de la reina Letizia, de la princesa Leonor y de la infanta Sofía, impusieron la Orden del Mérito Civil a los ciudadanos que representan la realidad del día a día en España. Don Felipe se refirió a las personas que acababan de ser distinguidas diciendo que “sois un referente moral que nos ofrece un espejo en el que mirarnos; un estímulo -y una imagen- de conducta a la que poder emular en nuestro día a día”.

Una condecoración de la que asegura este letuario que es un reconocimiento no solo a él sino a todos los apicultores que apuestan por el campo “creo que se fijaron en mi por la despoblación, por estar en un zona desfavorecida, por mi historial, y porque quiero seguir apostando por el pueblo y por crecer allí”. 

Después de la ceremonia formal, los Reyes tuvieron un instante con cada uno de los condecorados, “tuvimos unas palabras con el Rey”, en el caso de Diego era el único de su sector en el acto, “Felipe VI es un encanto de persona y se interesó bastante en mi sector”.

Apicultura

La apicultura este letuario la lleva en la sangre ya que “desde pequeño estoy con las colmenas”, así explica que lo primero que hacía cuando salía del colegio «era soltar la cartera e ir con mi abuelo y mi padre a aprender este oficio”. 

Este albaceteño se dedica a la producción y venta de miel. El día a día de Diego es muy parecido a la de muchos otros apicultores, en su caso además es trashumante e incluso se le puede ver en su puesto de los Invasores los martes, o los miércoles en el mercadillo de Hellín, “donde tengo mis clientes de toda la vida, mi abuelo y mi padre fueron los que empezaron”.

“Estamos en Liétor, trabajamos la flor del romero y del tomillo, y una vez que en nuestro pueblo se nos acaba la floración trashumamos a otros sitios como a las zonas de Alcaraz, Villanueva de la Fuente y Viveros e incluso Guadalajara”, enumera este apicultor. La trashumancia supone una manera de poder dar continuidad a la producción, ampliando el ciclo, y es que debido al clima muchos apicultores se ven en la obligación de trashumar para sobrevivir “queremos seguir peleando por ello y seguir apostando por una miel de calidad”. 

Y es que asegura este albaceteño que es toda una satisfacción que el Rey de España te condecore con la Orden del Mérito Civil puesto que le hace tener “más ganas para seguir pelando por este trabajo”.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.