Home » Albacete » Vicente Casañ ya es el nuevo alcalde de Albacete

Vicente Casañ ya es el nuevo alcalde de Albacete

TOyota

/Marta López/ Foto: Ángel Chacón/

Vicente Casañ será el Alcalde de Albacete los próximos dos años. Con 14 votos, y gracias al respaldo del PSOE y Ciudadanos, durante las sesión extraordinaria del Pleno de Investidura, el líder de la formación naranja, lograba alzarse con el bastón de mando de la capital. Puesto en el que será relevado, tras dos años de mandato, por el líder socialista Emilio Sáez, tras un acuerdo alcanzado entre ambas formaciones políticas.

albaluz

De este modo, PSOE con nueve concejales y Ciudadanos con un total de cinco ediles, sumaban la mayoría necesaria (14 concejales) para gobernar la próxima legislatura el Consistorio albaceteño. Así, la oposición la liderará el PP con nueve concejales, seguido de Unidas Podemos, con tres, y con la irrupción en la corporación municipal por primera vez de VOX, que cuenta con una concejal.

Tras la constitución de la Mesa de Edad, encabezada por el miembro de más edad de la nueva Corporación Municipal, el concejal de Ciudadanos, Arturo Gotor, y el más joven, el socialista Manuel Martínez, daba comienzo el juramento del cargo de los nuevos concejales del Ayuntamiento de la capital albaceteña. De este modo, quedaba constituida la Corporación Municipal que velará por los intereses de la ciudadanía de Albacete durante la nueva legislatura.

Finalmente, cada uno de los miembros de la nueva Corporación Municipal depositaban su voto en una urna, habilitada a tal efecto, que como estaba previsto respaldaba la investidura de Vicente Casañ como nuevo Alcalde de Albacete. Así, Vicente Casañ será el primer alcalde de Ciudadanos de la capital albaceteña, gracias a la suma de los votos de los concejales del PSOE y la formación naranja. Además de los votos obtenidos por Casañ en el Pleno de Investidura, el hasta este sábado regidor municipal, Manuel Serrano, obtenía nueve votos; el líder de Unidad Podemos, Alfonso Moratalla, lograba tres y la representante de VOX en el Ayuntamiento de Albacete, Rosario Velasco, obtenía un voto.

La anécdota del pleno de constitución del Ayuntamiento de Albacete, la protagonizaba el propio Casañ, cuando, a la hora de jurar como concejal, ha señalado que juraba como alcalde, a pesar de que la votación aún no se había producido, por lo que ha tenido que repetir el juramento.

El “sueño” de Casañ

Un emocionado Vicente Casañ lanzaba en este Pleno de Investidura sus primeras palabras como alcalde de Albacete. Así subrayaba que “se trata de un cambio histórico”, ya que es la primera vez en 40 años que en Albacete “no gobiernan los que lo han hecho siempre”, añadiendo que esto “supone la revitalización de un Ayuntamiento que se ha conformado en vivir en el estancamiento”.

Así, el primer discurso de Casañ como alcalde de Albacete, dejaba entrever los sueños y anhelos del líder de Ciudadanos para ver echar raíces en la ciudad “proyectos ambiciosos que pensábamos nunca iban a llegar”, indicaba.

De este modo explicaba que el proyecto conjunto de Ciudadanos y PSOE para los próximos cuatro años en Albacete pasa por escuchar la “realidad de nuestras calles, llenas de diversidad, anhelos y carencias”, apuntando que este acuerdo supone “avanzar entre todos para que nadie nos adelante, convirtiendo Albacete en una ciudad para vivir, trabajar, tener hijos, accesible y que no permita que nadie se quede atrás”. Y es que, para hacer realidad el “sueño” de Casañ necesita la suma de todos y una política útil”.

No creo en un Albacete de trincheras, sino en un Albacete de personas libres”, destacaba, por lo que “no voy a mirar ni a derechas ni izquierdas, sino que mantendré la mirada hacia delante”. Un proyecto que para ser realidad necesita de “unidad y concordia”, exponía Casañ, por lo que pedía a todas las fuerzas políticas presentes en la nueva corporación “caminar unidos para soñar con un Albacete mejor”.

Especialmente emotivo ha sido el momento en el que el nuevo alcalde de Albacete agradecía el apoyo de su familia, destacando de manera especial a su hermano Carlos, “quien desde arriba me da fuerzas para que lleve todo esto lo mejor posible”, declaraba un Vicente Casañ con la voz quebrada.

“La primera norma de un alcalde es poner siempre Albacete por encima de cualquier interés partidista”

El que ha sido hasta este sábado alcalde de Albacete, Manuel Serrano, felicitaba a Vicente Casañ como nuevo primer edil, deseándole “los mejores de los éxitos en su gestión, pese a no compartir la forma en la que ha llegado a este puesto”. Además, apuntaba que “siempre desea lo mejor para Albacete y para los albaceteños, y eso está por encima de cualquier diferencia”, así añadía que “ojalá acierte el nuevo alcalde en sus decisiones”, porque “la primera norma de un alcalde es poner  siempre Albacete por encima de cualquier interés partidista”, subrayaba Manuel Serrano.

Ocupar el puesto de alcalde de Albacete “es un privilegio, pero también sé que las cosas no son fáciles, porque entre el blanco y el negro hay muchos matices, y no siempre uno consigue lo que quiere”, indicaba el líder de la oposición. De este modo, explicaba que “nadie puede estar seguro de tener la verdad absoluta”, por lo que mostraba su respaldo a continuar trabajando por ver prosperar Albacete “sin satisfacer los egos propios y particulares, defendiendo ideas y programas políticos que representen a la gente que nos ha votado, cumpliendo así con lo que se ofrece en campaña”. Sin embargo, también afirmaba que “se opondrá a quien pretenda que la ciudad dé un paso atrás o emprenda un camino que busque algo distinto al interés general y colectivo”.

“El nuevo alcalde nos va a tender la mano cuando en nombre de Albacete reclame ante otras administraciones, pero nos tendrá enfrente si pretende, en nombre de Albacete, callar y conformarse”, exponía en su turno de intervención el que hasta este sábado ha sido el alcalde en funciones. También le pedía a Casañ “valentía” porque “de usted, señor alcalde, depende ahora elegir su propia vía o seguir la que le marquen; de usted depende respetar y representar a quienes le han votado o hacer el juego a otros. Nosotros no vamos a movernos de nuestro sitio, que es el que marca nuestra conciencia y nuestro compromiso político” manifestaba Manuel Serrano.

“Cuando llegamos al Ayuntamiento de Albacete nos encontramos una ciudad arruinada, sin pulso y a oscuras, y hemos conseguido juntos hacer una ciudad más próspera, escuchando a toda la sociedad albaceteña”, indicaba Manuel Serrano. Así mismo, exponía que “se avecina una nueva etapa donde el nuevo Equipo de Gobierno va a recoger lo que hemos sembrado”, subrayando que tiene “la conciencia tranquila por el trabajo realizado siempre por Albacete”.

“Un acuerdo de gobernabilidad en el que hemos puesto por encima de cualquier otra cuestión, el interés general de nuestra ciudad” 

El líder del grupo socialista, Emilio Sáez, destacaba que el proyecto que han firmado con Ciudadanos está fundamentado en “la lealtad, el apoyo y la complicidad”, poniendo “por encima los intereses de nuestra ciudad”. Así, Sáez pedía el “apoyo de todos, fomentando el trabajo colectivo para ofrecer a la ciudad el proyecto que está pidiendo”.

Un acuerdo que nace del “diálogo y del consenso”, porque “Albacete necesita que se la quiera bien”, apuntaba el líder socialista. Además añadía que la capital albaceteña se tiene que convertir en “la punta de lanza de Castilla-La Mancha, debe ser el motor económico de la región, porque Castilla-La Mancha nos necesita”. 

De este modo, defender durante la nueva legislatura el “diálogo, el acuerdo y el consenso”, más que un compromiso es “una obligación”, destacaba Emilio Sáez, añadiendo que el PSOE desea “devolver la ilusión a Albacete, porque juntos somos no sólo somos más, sino que también somos mejores”.

Respecto al cambio en las formas de hacer política, Sáez explicaba que “las mayorías no se ganan, las mayorías se acuerdan”, apuntando que el pacto con Ciudadanos para garantizar la gobernabilidad en el Ayuntamiento de Albacete “no ha sido fácil ni sencillo, pero era la mejor opción para defender los intereses de la ciudadanía”. Y es que, recordaba que esta coalición “representa el sentir mayoritario de la ciudadanía, con más de 40.000 votos”, en la última cita con las urnas.

Así, Ciudadanos y PSOE han encontrado “puntos de consenso”, algo que agradecía Emilio Sáez al tesorero de la formación naranja Carlos Cuadrado, pieza fundamental en las negociaciones entre ambos partidos políticos. Finalmente, Emilio Sáez, destacaba que “lo primero son las personas”, por lo que el nuevo Equipo de Gobierno trabajará por los intereses de la ciudad superando las diferencias”.

“Fomentar el consenso”

El líder de Unidad Podemos, Alfonso Moratalla, subrayaba que desde la formación morada “celebran el cambio en el Ayuntamiento de Albacete, tras ocho años”, a lo que añadía que “daba el beneficio de la duda al nuevo gobierno”, con el que trabajará para “fomentar el consenso”, apuntaba.

Así, pedía al nuevo Equipo de Gobierno liderado por Vicente Casañ, estos dos primeros años de legislatura, al que relevará el socialista Emilio Sáez, “mejorar cuestiones como la transparencia, dando ejemplo”, así como “abrir las puertas del Ayuntamiento, fomentando la participación de los vecinos en las decisiones políticas”. En definitiva “alcanzar acuerdos fundamentados en el diálogo y el consenso”, para convertir Albacete en “una ciudad más amable y a la altura de las grandes capitales europeas”, concluía Moratalla.

“Trabajar por y para España y Albacete”

Estas eran las palabras de la portavoz de VOX en el Ayuntamiento de Albacete, Rosario Velasco, quien agradecía la “confianza depositada” en la formación por los votantes de la capital. De este modo, aseguraba que el partido político estará “siempre dispuesto a dar lo mejor por esta gran nación y ciudad”.

Así, exponía que desde VOX, se va a realizar una “oposición leal”, pero destacaba que “la primera lealtad es con los ciudadanos de Albacete, por lo que van a trabajar para defender sus intereses”, tendiendo la mano al nuevo alcalde de Albacete.

“Día histórico”

Así calificaba el momento que vivía este sábado la ciudad de Albacete, la portavoz de Ciudadanos Laura Avellaneda. De este modo apuntaba que “desde el centro se impulsarán las políticas municipales”, gracias a “un cambio que han pedido los ciudadanos” desde las urnas.

De este modo, destacaba que la línea de trabajo que va a seguir Ciudadanos en la capital será “desde la humildad y la cercanía”, con la finalidad de “resolver los problemas de la ciudad de la mano del consenso, la pluralidad política y poniendo al servicio de nuestros vecinos una política útil”, explicaba.

Nueva corporación

Así, tras la celebración del Pleno de Investidura del nuevo alcalde de Albacete, ha quedado igualmente conformada la nueva Corporación Municipal, compuesta por un total de 27 concejales. De este modo, la representación por partidos queda establecida de la siguiente manera:

PSOE (9 concejales): Emilio Sáez, Amparo Torres, Manuel Martinez, Ana Isabel Albadalejo, Modesto Belinchón, Juana García, José González, Maria José López y Roberto Tejada.

Ciudadanos (4 concejales): Arturo Gotor, Laura Mercedes Avellaneda, María Teresa García y Juan Ramón García. 

PP (9 concejales): Manuel Serrano, Joaquina Alarcón, Julián Garijo, Francisco Navarro, Llanos Navarro, Pulina Gloria Reales, Alberto Reina, María Gil, y Rosa González de la Aleja.

Unidas Podemos (3 concejales): Alfonso Moratalla, Carmen Fajardo y Nieves Navarro.

VOX (1 concejal): Rosario Velasco

La investidura de Casañ ha sido seguida en el salón de plenos por la secretaria de Acción Institucional de Ciudadanos en Castilla-La Mancha y diputada regional electa, Carmen Picazo; el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.