Home » Albacete » Los mejores pilotos y aviones de combate están en Albacete en el segundo curso del año del TLP

Los mejores pilotos y aviones de combate están en Albacete en el segundo curso del año del TLP

TOyota

/Marta López/Fotos y vídeo: Ángel Chacón/

VIALIA

La Base Aérea de Los Llanos ha acogido durante cerca de dos semanas el segundo curso de vuelo del año, FC 2019-2, del Programa de Liderazgo Táctico de Pilotos (TLP) 2.0 de la OTAN y que concluirá el próximo viernes 14 de junio. Una segunda edición, que este año ha tenido como principal novedad la participación, por primera vez, de aviones de quinta generación, en concreto caza bombarderos F-35 de la USAF.

El objetivo principal de este curso es proporcionar a los pilotos de combate entrenamiento en el planeamiento de misiones en un ambiente multinacional con procedimientos OTAN y desarrollar en los jefes de misión las capacidades de liderazgo que se requieren para llevar a buen término este tipo de misiones. Así, este nuevo curso ha contado con cerca de 350 participantes, 24 de los cuales serán los graduados de este programa de vuelo, entre los que se incluyen 16 pilotos, dos oficiales de inteligencia y seis controladores aéreos.

DENTRO NOTICIA 3

Además, este curso ha contado con la participación de aviones y tripulaciones procedentes de cinco fuerzas aéreas, todas miembros del TLP, entre las que destacan F-16 de Grecia y Polonia, F-18, Eurofighter, C-101, Falcon 20 y F-5 de España y, una de las estrellas del programa, los F-35 de Estados Unidos. También ha intervenido un avión AWACS de la OTAN, con el objetivo de proporcionar el control del espacio aéreo necesario para el desarrollo de las complejas misiones que se desarrollan en el curso.

“Liderar la integración de aviones de cuarta y quinta generación” es una de las funciones vitales que se desarrollan gracias a estos cursos, exponía el Coronel Jefe del TLP, Andrés E. Maldonado García. También subrayaba, que este programa estratégico se ha convertido en “un referente en Europa”,  y para esta segunda edición desarrollada en la Base Aérea de ‘Los Llanos’ se han llevado a cabo “mejoras en las infraestructuras, el espacio aéreo y la seguridad” reconociendo que “Albacete está preparada para el despliegue de estos aviones”.

De igual modo, también han participado helicópteros españoles e italianos, junto con un avión especializado en guerra electrónica (D-20), así como dos instructores de supervivencia (SERE) y controladores aero-tácticos. Todos ellos han prestado su apoyo a las misiones que a diario han realizado las aeronaves dentro del Programa de Liderazgo Táctico. 

Desde el punto de vista de los pilotos “la relación táctica que desarrollan en ejercicios como este les ayuda a crear condiciones de alianza estratégica para cualquier misión que tengamos que afrontar en un futuro”, manifestaba el Comandante James Schmidt, piloto del Ejército estadounidense. Además, apuntaba que la presencia de un escuadrón de F-35 en este Programa de Liderazgo Técnico supone “un momento histórico”.

Este año el programa TLP ha contado con aliciente especial, ya que ha sido la primera vez que han participado aviones de combate de quinta generación. En concreto el F-35 de la Fuerza Aérea estadounidense, considerado el más moderno del mundo, y al que miran tanto el Ejército del Aire como la Armada para sustituir a los F-18 y a los Harrier.

Así, estos cazas del Ejército Norteamericano, cuya principal característica es el sigilo y la discreción, se encuentran desde este lunes en el aeródromo de Albacete. “Nuestros sensores y sistemas nos permiten ser detectados mucho más tarde que los aviones de cuarta generación” explicaba el Comandante Schmidt, añadiendo que, “nosotros les podemos ver a ellos mucho antes de que ellos nos puedan ver a nosotros”. Además, entre las capacidades que reúnen, se encuentra su velocidad supersónica, su agilidad y una tecnología de fusión de sensores de vanguardia, lo que los convierte en un objetivo prácticamente imposible de detectar por los radares enemigos. Sin embargo, cuentan con un gran inconveniente, y es su elevado precio de fabricación, ya que se estima que cada uno de estos modernos aviones de combate cuesta entre 90 y 130 millones de euros.

De este modo, la apuesta de de la Fuerza Aérea estadounidense por ‘Los Llanos’ demuestra que el aeródromo albaceteño puede hacer frente a las exigencias de estas modernas aeronaves, estrenando en este prestigioso curso la participación del F-35. Así, el Comandante Schmidt desvelaba que estos cazas americanos estarán volando por Europa “durante el resto del verano”.

“Hace un año pensar en traer los F-35 era casi un sueño, hoy es una realidad”, confesaba el Coronel Glenn LeMasters, Agregado Aéreo de los Estados Unidos en Madrid, quien destacaba que el TLP supone una gran oportunidad para mejorar la “gran relación que existe en relación de defensa entre los aliados” participantes en este programa de Liderazgo de Pilotos.

Como muestra de la alianza entre las fuerzas aéreas de España y Estados Unidos, el Coronel Glenn LeMasters, hacía entrega de una moneda que rezaba: “Integridad primero, excelencia en todo lo que hacemos y servicio por encima de las necesidades personales”. Un pequeño símbolo que representa el momento histórico que se vive estos días en la Base Aérea de ‘Los Llanos’.

Sin hacer ningún tipo de promesa, el Coronel Maldonado destacaba que “es probable de cara a 2020 contemos con la incorporación definitiva de los F-35 en estos cursos”. Así, avanzaba que en tan solo cinco años, apuntando al 2030, “el 70% de los cazas serán de cuarta generación”, por lo que es fundamental trabajar en la integración de aviones de cuarta y quinta generación para poder operar juntos. También añadía que “al menos seis de los diez países que componen el programa van a ser usuarios de aviones de quinta generación”, por lo que la integración en los cursos del TLP de ambas generaciones de estos aviones es vital.

El formato de los cursos ha cambiado, pasando de tener una duración de cuatro a tres semanas. Además se ha incorporado la simulación sintética “con lo cual se mejora el entrenamiento, aunque se reducen las semanas de vuelo”, explicaba el Coronel Maldonado. También se está trabajando en a creación y diseño de escenarios de actuación complejos, con la finalidad de sacar el máximo partido a “las grandísimas capacidades que tienen estos aviones”, señalaba. Y finalmente, el TLP está “liderando la preparación de un capítulo para el manual de doctrina que rige todas las operaciones multinacionales de la OTAN”, agregaba el el Coronel Jefe del TLP.

Ejercicios y simulaciones

Desafiar y llevar prácticamente al límete a los participantes es una de las finalidades de este curso, al tiempo que se desarrollan habilidades de liderazgo táctico necesarias para planificar, dirigir y volar en formaciones multinacionales totalmente integradas. Por este motivo, cada día un equipo diferente ha sido el encargado de guiar al resto en distintas misiones, que día a día crecen en complejidad, y que tienen por objetivo desde la mera vigilancia, pasando por la búsqueda de objetivos, hasta el ataque y coordinación de las diferentes capacidades del aparato.

Así, este lunes el TLP ponía en marcha una misión de salvamento y combate de rescate en la que participaron los F-35 del Ejército estadounidense. Una misión aérea de rescate con una gran complejidad en la que se puso de relieve la coordinación entre las fuerzas participantes.

“Hay mucho trabajo y camino por delante”, destacaban, pero el mensaje que dejan transmitir desde el TLP es “la importante capacidad de integrar las dos generaciones de aviones”, exponía el Comandante Schmidt.

La Base Aérea de Los Llanos vive un momento histórico, y  es que, este es el principio para hacer posible el futuro.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.