Home » Albacete » Nadie en Albacete confía ya en los árbitros

Nadie en Albacete confía ya en los árbitros

TOyota

/Hugo Piña/

La acción este martes de Fran García sirviendo un balón al área en los instantes finales del partido ante el Málaga y tocando este después en la mano de un defensor rival, con el brazo extendido, ha sido la gota que ha colmado el vaso de un equipo, una afición y una ciudad que ya no confían en la buena voluntad del colectivo arbitral. Anoche, como decimos, Sagués Oscoz evitó interpretar una acción que con el reglamento en la mano es falta. Y por tanto, penalti.

albaluz

Tras una temporada llena de nefastos errores y hasta donde se hizo una protesta contra ellos por los persistentes y flagrantes desaciertos, nadie en Albacete sostiene un solo argumento a favor de un colectivo que ha perjudicado de manera palpable y contable al Albacete Balompié. El penalti de anoche por unas manos clamorosas tan solo vino a ampliar la nómina de errores contra un equipo cuyo entorno y afición ya no creen ni consideran que los de Ramis vayan a tener un ‘juicio justo’ en los próximos play off de ascenso.

Y es que, precisamente en la fase próxima de promoción, el Albacete tendrá que sobrevivir con un pensamiento que se hace extensible al aficionado: No creen ya en la buena voluntad de los trencillas. Y menos sin VAR. La nómina, como decimos, es tan amplia que no permite lo contrario, suponiendo cada error cometido contra el equipo de Ramis un granito de arena más al ideario de un aficionado que lo toma con resignación. 

Desde el vestuario también existe la resignación, pues poco más se puede hacer ante las interpretaciones arbitrales que están perjudicando de manera notoria al equipo. Las imágenes ayer de Luis Miguel Ramis, tipo afable y cordial sobre la zona de banquillos, después de ver la acción de Fran García lo dicen todo. El catalán reiteró de forma repetitiva tanto al cuarto árbitro como a Sagués Oscoz la mano del jugador del Málaga, siendo inútiles sus explicaciones.

Es más, en los instantes finales, el equipo arbitral expulsó al preparador físico del Albacete por “protestar de manera ostensible, a voz en grito, una de mis decisiones habiendo sido advertido previamente”. Así mismo, tanto Nico Gorosito como Barri vieron sendas cartulinas amarillas por idéntico motivo. Los minutos finales no fueron bien gestionados por el árbitro vasco, que permitió en todo momento el ‘otro’ fútbol de un rival que se aprovechó de las circunstancias. 

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.