Los acusan de vender droga en Castilla-La Mancha llegada desde una universidad de Colombia

toyota 2

/Redacción/

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el jueves, día 6 de junio, al último de los acusados por presuntamente traficar con drogas en fiestas de la región, D.E.P.M, para el que la Fiscalía solicita seis años de prisión por un delito contra la salud pública.

albaluz

El resto de miembros ya fueron juzgados en abril del pasado año en un juicio en el que ocho de ellos, hombres y mujeres de entre 26 y 48 años, aceptaron penas de entre tres y cuatro años y medio de cárcel.

Sólo uno, H.A.G.O, residente en Madrid y para el que la Fiscalía pedía cinco años, quiso ir a juicio alegando que él solo vivía en uno de los pisos investigados por ser frecuentados por personas que estaban vinculados a la trama.

La investigación comenzó en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), donde la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un grupo de personas vendía drogas, especialmente cocaína, pero también MDMA, en festivales de música de Castilla-La Mancha. A través de la escucha telefónica, los investigadores descubrieron una organización que presuntamente se dedicaba a introducir cocaína desde Colombia, que llegaba a España impregnada en papel.

Así, según se desprende del escrito de acusación, D.E.P.M era una de las personas con las que contactaba otro de los acusados, ya juzgado en abril del pasado año, a través del teléfono para proveerle de droga. En el escrito se reproducen tres conversaciones interceptadas por los agentes encargados del caso con fechas de 22 y 23 de mayo y de 16 de julio de 2015, además de alguna conversación en la que el acusado contactaba con compradores de las sustancia ilegal.

Asimismo, las conversaciones del acusado con otros dos componentes de la trama, uno de ellos un repartidor de paquetería de la Universidad Carlos III, puso a los investigadores en la pista de dos paquetes que fueron interceptados en el Aeropuerto de Barajas y que contenían cocaína impregnada en diversos folios, que resultó ser, en uno de los paquetes 538,81 gramos netos de papel impregnado en cocaína con grado de impregnación 32,5 por ciento y con un valor en el mercado ilícito de 42.534,36 euros, y en el segundo de los paquetes 537,27 gramos netos de papel impregnado en cocaína con un grado de impregnación del 32,3 por ciento y valor en el mercado ilícito de 42.151,79 euros.

A consecuencia de lo anterior, se autorizó por el Juzgado la entrega vigilada de dos paquetes postales remitidos, respectivamente, por Universidad Santo Tomás y Universidad del Rosario (ambas en Colombia), figurando como destinataria la citada Universidad Carlos III, autorizándose la extracción y sustitución de la cocaína contenida en los paquetes. A las 09.00 horas del día siguientes se inició la referida entrega vigilada, siendo el repartidor de paquetería empleado en dicha universidad implicado en los hechos el que se hizo cargo de los envíos, introduciéndolos en la furgoneta para ser detenido pocos minutos después, siendo llamado constantemente por teléfono durante la detención por el acusado que será juzgado el próximo jueves.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.