Home » Liga Globalcaja Benjamín Fútbol 8 » En el CDE Al-Basit tienen claro que el fútbol no entiende de fronteras

En el CDE Al-Basit tienen claro que el fútbol no entiende de fronteras

/Marta López/

La Liga Benjamín Globalcaja “da un salto de calidad y competitividad a los chavales”, así define a esta competición provincial el director del CDE Al-Basit, Lino García. Una liga que complementa la competición local que ya existía en Albacete y que derrocha deportividad y fútbol.

albaluz

 

Lino García subraya a El Digital de Albacete que desde esta entidad deportiva luchan por transmitir a estos jugadores de Fútbol 8 “valores muy unidos al deporte”. El compañerismo y la educación deportiva, son aspectos sin los que no se puede comprender el fútbol. Además, señala García que es muy importante que los chavales aprendan desde pequeños a “respetar tanto a los adversarios, como a los árbitros y las reglas del juego”. Todo ello sin perder de referencia las enseñanzas técnicas y tácticas que caracterizan a esta modalidad deportiva.

Si algo tienen claro en el CDE Al-Basit es que el presente y el futuro del fútbol también se escribe en femenino, por lo que cuentan con sus propios equipos. “Ahora mismo el fútbol femenino está completamente en alza y no tenemos la necesidad de crear equipos mixtos”, destaca Lino García, y es que las chicas vienen pisando fuerte.

Unido a este ejemplo de igualdad, debemos sumar el gran esfuerzo integrador que hace este club deportivo y es que cuentan con jugadores de diversas nacionalidades que hacen del Al-Basit una gran familia intercultural. “Tenemos chicos marroquís, africanos y mucha representación latinoamericana, es decir cada vez hay más niños de otras nacionalidades en nuestra escuela”, explica García, lo que demuestra que el fútbol no entiende de fronteras.

De hecho, el equipo con el que participan en la Liga Benjamín Globalcaja es uno de los más representativos en cuanto a integración se refiere, y es que entre los cerca de 16 jugadores que lo componen hay reflejadas más de tres nacionalidades diferentes. Pero no sólo eso, sino que el ejemplo de integración sobrepasa los terrenos de juego y llega a convertirse en verdadera amistad, y es que tras los partidos y entrenamientos “los niños de Albacete se ofrecen a hacer de guías por la ciudad a sus compañeros”, concluye Lino García.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.