Home » Justicia » Ya hay sentencia para el hombre que vendía armas y municiones tras manipularlas en su vivienda en Madrigueras

Ya hay sentencia para el hombre que vendía armas y municiones tras manipularlas en su vivienda en Madrigueras

TOyota

El Juzgado de lo Penal Tres de Albacete ha condenado a un hombre como autor de un delito de tenencia de armas prohibidas y un delito de comercialización de armas y municiones no autorizados por las leyes a 2 años de prisión. Del mismo modo, la Sala suspende por 5 años la ejecución de la pena de prisión del penado quedando condicionada a que no vuelva a delinquir en dicho plazo y al pago de una multa de 1.500 euros. Dicha sentencia es firme. 

La sentencia de la Sala detalla como hechos probados de conformidad que, durante los años 2013 a 2016, el acusado «se ha dedicado a adquirir armas detonadoras a través de internet», en su mayoría a una armería de Bulgaria, de la que el acusado adquirió 296 «así como munición para las mismas» en otra armería eslovena, habiendo adquirido durante los meses de enero y febrero de 2016, 1.750 cartuchos de munición metálica con proyectil de goma para posteriormente venderlas. 

Una vez que el acusado recibía las armas y la munición en su vivienda en Madrigueras, informa la sentencia, «procedía habitualmente a su manipulación». Así, detalla que a las pistolas les eliminaba el deflector en el cañón del arma, «posibilitando que el arma detonadora que no era apta para disparar fuego real, tras la manipulación, pudiera disparar cartuchos metálicos dotados de proyectil, consiguiendo así la misma función que con un arma de fuego original». En ocasiones el acusado no procedía a manipular directamente la pistola detonadora, por lo que «explicaba al comprador el procedimiento para eliminar el deflector». Las armas así manipuladas se consideran armas prohibidas. 

De igual modo, explica la sentencia que el acusado «manipulaba la munición recibida en su domicilio,  engarzando en la vaina de los cartuchos detonadores (sin proyectil), un rodamiento de acero o plomo de 8 mm de calibre, en unas ocasiones y 9 mm en otras, tras añadirle previamente más cantidad de pólvora a fin de conseguir la potencia necesaria para poder impulsar el proyectil engarzado». 

El acusado ofertaba la venta de armas y municiones a través de anuncios en internet, en los que informaba que eran «armas con cañón libre», sin tener la condición legal de armero ni corredor de armas, ni autorización para la venta legal de armas detonadoras, ni licencia para tenencia de ningún tipo de armas. 

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.