Home » Albacete » El Alba quiere afianzarse como líder en un duelo de infarto

El Alba quiere afianzarse como líder en un duelo de infarto

TOyota

/Hugo Piña/

Llega la vigésimo séptima jornada liguera para un Albacete Balompié que tendrá que recibir a un Oviedo que se sitúa sexto clasificado con 42 puntos, siete menos que los manchegos. Con todo y con ello, el equipo blanco tendrá una nueva oportunidad para seguir calibrando su meritoria campaña que se ha visto reforzada tras sus últimos resultados. Sin embargo, esto no para y los manchegos ya piensan en la siguiente estación que tendrá como parada la del equipo carbayón con Juan Antonio a la cabeza. El choque (sábado, 16h) se disputará -como en la ida- bajo la dirección del árbitro castellano leonés De la Fuente Ramos.

El líder tendrá que reeditar batalla para conservar tal condición de Segunda División. Lo hará este sábado frente al Real Oviedo y lo hará con el aliento de su afición como elemento vertebrador de un sueño que poco a poco va cogiendo forma. Así las cosas, el Albacete Balompié se presentará en el Carlos Belmonte para disputar ante el Oviedo lo que se espera sea un durísimo enfrentamiento. Y es que, sin ir más lejos, los asturianos fueron los primeros que doblegaron a los de Ramis esta temporada, advirtiendo con ello que los de Anquela presentarán una dura pugna en la que la novedad será la inclusión en la convocatoria del Alba de hasta dos canteranos como Ángel Moreno y Dani García, defensa y centrocampista respectivamente.

Para colmo de males albacetistas, la cita con los carbayones llegará en el peor momento en cuanto a ausencias se refiere: Hasta seis serán las bajas para un Luis Miguel Ramis que tendrá que meditar muy mucho su planteamiento sobre el pasto albaceteño. Las cuatro primeras lo serán por lesión, tales como Arroyo, Gorosito, Eugeni y Muntari (este último sigue trabajando al margen para ponerse a tono) mientras que Febas lo hará por sanción y Susaeta por contrato. Seis baluartes en el plantel de Ramis que se perderán la cita ante un rival que ofrece un característico estilo de juego con cinco defensas.

Todo ello hará que los cambios sean más una obligación que un gesto este sábado a partir de la cuatro de la tarde en un partido donde se prevé otra gran entrada en el coliseo blanco. El dibujo podría contener ciertos matices parecidos a los habituales, pero a buen seguro que, sin los ‘fijos’, diferenciales. El 4-1-4-1 se podría transformar en un 4-4-2 en el que Malsa hiciera su entrada en el doble pivote y Álvaro Peña pasase a uno de los costados. O que Malsa formase junto a Dani Torres en el doble pivote y que Ballou Tabla hiciera su debut en el costado para determinar que las opciones que maneja Ramis son numerosas pese a las ausencias.

El Real Oviedo de Juan Antonio Anquela por su parte llegará a Albacete como el mejor equipo del 2019. Seis victorias y una sola derrota son números que asustan incluso al líder. La fiabilidad azulona parece que ha llegado y ante el equipo de Ramis intentarán reeditar un triunfo que ya se dio en la ida. Para esta cita los carbayones tendrán la duda de Tejera por lesión. Por su parte, Toché volverá a la que un día fue su casa.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.