Home » Albacete » La pesadilla de las trabajadoras de Raspeig en Albacete

La pesadilla de las trabajadoras de Raspeig en Albacete

TOyota

Varias decenas de trabajadoras de la empresa Raspeig, adjudicataria de la limpieza de varias sedes de la Junta, se han concentrado este viernes a las puertas de la Consejería de Hacienda para exigir a la administración regional que «rescinda el contrato a la empresa que lleva dos mensualidades sin pagar».

Raspeig «tiene por costumbre retrasar varias semanas el abono de las nóminas», lo que CCOO viene denunciando de forma reiterada a la Administración. Pero «la acumulación de dos impagos justamente en navidad ha sido aún más doloroso para las trabajadoras y para sus familias, que han estado a pan y agua durante las fechas navideñas».

La indignación de las trabajadoras se ha agravado también porque «la consejería argumenta que los incumplimientos de Raspeig no son aún lo bastante relevantes como para abrir un expediente a esta empresa y rescindir los contratos que el Gobierno mantiene con ella: en Toledo, la limpieza de las sedes de Educación y Bienestar Social, la biblioteca regional y los Institutos; y en Albacete todos los centros dependientes de Bienestar Social».

Las trabajadoras han insistido en «reclamar al consejero de Hacienda  que eche a la empresa, “que se vaya a la calle, son unos sinvergüenzas». «No vamos a trabajar hasta que nos paguen”, ha dicho una de las empleadas, coreada por sus compañeras.

El responsable de CCOO-Construcción y Servicios en Toledo, José Luis Cerro, ha anunciado que «el sindicato acudirá a la  Inspección de Trabajo a presentar una denuncia contra Raspeig por incumplimiento de convenio de forma sistemática” y, ha advertido que «si de aquí al miércoles no se arregla el conflicto, CCOO convocará a la huelga a las plantillas de Raspeig en Castilla-La Mancha». Se sumarán así a las que esta empresa tiene en Jaén, donde están en huelga indefinida.

En Castilla-La Mancha son un centenar las personas afectadas, «casi todas mujeres, la mitad en Toledo y la otra mitad en Albacete». «La mayoría de ellas tienen contratos a tiempo parcial, por lo que cobran de 400 a 600 euros, que en muchos casos son el único ingreso en el hogar».

CCOO exige a la Junta que» expulse a esta empresa del acuerdo marco de contratas». Cerro ha advertido además que «su propietario ha constituido otra empresa con otro nombre para seguir optando a concursos públicos, y ha denunciado que otras dos administraciones de la región, la diputación de Toledo y el ayuntamiento de Ciudad Real (ambos con gobiernos del PSOE) también mantienen contratos con Raspeig». La Diputación Toledana acaba de adjudicar a Raspeig la limpieza de la Residencia San José.

El responsable de CCOO ha recordado que «la nueva ley de Contratos del Sector Público, al igual que el Acuerdo de Estabilidad de las Contratas de la Junta, exige a las empresas adjudicatarias de contratas de las administraciones públicas el cumplimiento de sus obligaciones patronales, la primera de las cuales es pagar las nóminas a sus trabajadores».

“El Gobierno de Castilla-La Mancha paga todos los meses a Raspeig, pero parece no importarle que Raspeig no pague a las limpiadoras. Si el Gobierno pone el dinero, debe exigir que las trabajadoras cobren. Sin embargo, la consejería dice que no puede echar a Raspeig porque todavía no han incumplido ninguna ley que esté dentro del acuerdo marco. Pero qué más quiere, si paga tarde y adeuda ahora dos mensualidades. No hay que esperar más”.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.