Home » Portada » FOTOS | El mejor de los finales para 24 horas de angustia

FOTOS | El mejor de los finales para 24 horas de angustia

palazon

/Javi Romero/Fotos: Víctor Fernández/

Horas de angustia que han terminado con una explosión de alegría y emoción. Eran las 4 de la tarde de este viernes cuando una sonrisa se dibujaba en las caras de todos los que participaban en la búsqueda de Horacio. Un grupo de batida había visto moverse algo en el conocido como cerro de las antenas de Balazote, una mujer se acercó hasta el lugar y vio como en el suelo se encontraba un anciano. La búsqueda había llegado a su fin, Horacio estaba bien.

boletín

La angustia comenzaba horas antes, concretamente 24. A la residencia de Balazote no había regresado Horacio, un anciano de 87 años al que varias personas afirmaban haberlo visto por la zona del río. Rápidamente sus familiares denunciaron la desaparición y Guardia Civil, Agentes Medioambientales y voluntarios se dispusieron a buscarle por el pueblo y sus inmediaciones. Caía la noche, la situación se tornaba más preocupante y se decidió movilizar a efectivos del SEPEI con gran experiencia en este tipo de situaciones. El dispositivo de búsqueda siguió incansable hasta pasadas las tres de la madrugada, cuando se decidió tomar un descanso hasta que las primeras luces del alba permitieron reanudar la búsqueda.

En un primer momento de este viernes se decidió peinar minuciosamente el río Balazote, en cuyas proximidades afirmaban unos testigos haber visto a Horacio antes de su desaparición. Equipos de actividades subacuáticas del SEPEI buscaban por el río y las zonas de matorral de los lados. Un arroyo poco caudaloso pero que puede convertirse en una trampa para alguien que ande desorientado. Desde el aire un helicóptero de la Guardia Civil apoyaba las labores que se realizaban en tierra.

Pasaban las horas y Horacio seguía sin aparecer. Cada vez más voluntarios y equipos profesionales llegaban a la zona, como el Grupo de Rescate Estructuras Colapsadas del SEPEI que apoyaba sus actuaciones con el uso de un dron.

La búsqueda seguía y era coordinada desde el puesto de mando ubicado en la sede de Protección Civil. La búsqueda se intensificaba contrareloj, y es que todos sabían que estaban ante horas cruciales para encontrar con vida a Horacio. La llegada de la noche hubiera supuesto un auténtico contratiempo para una persona anciana que estuviera sin alimentar y a la intemperie. 

Finalmente, a las 4 de la tarde llegó la noticia, ¡Lo hemos encontrado!¡Está vivo! gritaban emocionados miembros del operativo, que se desplazaron rápidamente junto con familiares hacia el conocido como cerro de las antenas.

Abrazos, emoción y algunas lágrimas de alegría al ver que Horacio estaba bien. El trabajo había tenido la mejor de las recompensas, la de haber salvado una vida. 

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.