Home » Albacete » Albacete da un paso más en la rehabilitación de sus zonas más degradadas

Albacete da un paso más en la rehabilitación de sus zonas más degradadas

palazon

/Sandra Manzanares/ Fotos: Víctor Fernández/Vídeo: María Esperanza Panduro/

Albacete da un paso más en la intención de regenerar y rehabilitar las zonas más degradadas de la ciudad y lo hace de la mano de un Plan Director de Regeneración y Rehabilitación Urbana que se abre camino con las propuestas de diversos agentes políticos, económicos y sociales de Albacete. Con él se pretende abordar un cambio de modelo urbano “capaz de dar respuesta” a los retos presentes y futuros que empezaría con la actuación en cinco zonas.

boletín

Así lo indicaba el alcalde de Albacete, Manuel Serrano, quien remarcaba que este documento pretende aportar un “enfoque integral” con aspectos relacionados, además de con el urbanismo o la movilidad, con los ámbitos sociales, culturales o medioambientales. Se trata de la creación de líneas urbanísticas para regenerar nuevos espacios dotacionales, con planteamientos alternativos en suelos periféricos, “sin olvidarnos de ellos y fijando las bases de actuación”, decía Serrano.

En este sentido, el primer edil remarcaba la intención de mirar al “interior, hacia una ciudad consolidada, más histórica y aquella que está más degradada”, teniendo en cuenta que más del 50% de las viviendas existentes en Albacete tienen más de medio siglo de vida, aseguraba Serrano, destacando que han sido muchas las Corporaciones Municipales que han trabajando en la regeneración y rehabilitación de la ciudad a través de distintos planes, pero nunca con un Plan Director que fijase actuaciones globales.

Una de las herramientas para llevar a cabo el Plan Director y asegurar su mantenimiento será la Oficina Técnica de Rehabilitación y Regeneración Urbana, detallaba el edil de Urbanismo, Juan Francisco Jerez, resaltando la importancia de abordar este tema desde “múltiples perspectivas”, y poniendo a su vez en valor el hecho de “identificar zonas degradadas susceptibles de acoger con éxito actuaciones de regeneración urbana” y, con ello de gestionar las ayudas públicas relacionadas.

Zonas más degradadas

Las zonas identificadas inicialmente para actuar serían las de La Milagrosa, Ensanche, Santa Teresa, el conjunto de la calle Burgos y Hermanos Falcó, sentándose de este modo las bases de ejecución en áreas prioritarias, así como los elementos de ayuda necesarios. Desde el servicio técnico municipal apuntan que este plan es “una herramienta de planificación estratégica que irá dando lugar a planes urbanísticos o memorias de solicitud de ayudas, tratando de identificar aquellos ámbitos que desde un punto de vista técnico puedan tener garantías de éxito”, señalaba la jefa de servicio, Noelia García.

En este punto, otro de los responsables municipales del Plan, José Carlos Bernabé, indicaba que se darán ayudas a un 10% de las 1.127 viviendas que comprenden las zonas de actuación, es decir, algo más de un centenar, con lo que se pretende revertir el estancamiento de la población. Respecto a la zona de Franciscanos, con más de 12.000 viviendas, destacar que las vertientes se enfocan a la elevación de edificalidades e identificación de dotaciones que están “incluso abandonadas”. Propuestas similares se dan para Santa Teresa, con la modificación del Plan General, lo que permitiría incrementar las alturas y facilitar la construcción o en las calles Burgos y Hermanos Falcó, son “relativamente nuevas”, y en ellas tendría prioridad dar solución a los problemas de eficiencia energética.

Entre las actuaciones propuestas en el marco de este Plan Director se encuentra la creación de Áreas de Regeneración y Renovación Urbana que se irá ejecutando, ampliando y modificando según las necesidades y la modificación del planeamiento urbanístico en algunas zonas, con el objetivo de regenerar los espacios existentes en algunos casos y en otros la creación de nuevos espacios dotacionales en la ciudad antigua.

Un Plan Director que ha contado con la “satisfacción” de los agentes participantes como son los sociales o políticos, que les sirve de punto de partida para “empezar a trabajar” en la rehabilitación de las zonas degradadas y que contribuye a unificar criterios de actuación, aunque destacaban que el documento “debe ganar más participación” y que en un futuro se habrían de incluir los asentamientos irregulares o el conjunto del término municipal.

En un mes se volverá a convocar una reunión de seguimiento del Plan para conocer las propuestas que los barrios y colectivos profesionales implicados quieran trasladar, de manera paralela se crearán mesas de trabajo en cada una de las zonas de actuación, que se reunirán cada seis meses, al tiempo que este nuevo Plan estará colgado en la web de la Gerencia de Urbanismo para cualquier consulta.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.