Home » Albacete » La historia de David Martínez, el albaceteño que venció a ‘Goliat’ rompiendo barreras

La historia de David Martínez, el albaceteño que venció a ‘Goliat’ rompiendo barreras

palazon

/Hugo Piña/Fotos: Cedidas David Martínez/

David venció a Goliat. David Martínez venció al destino y el pasado fin de semana sumó su primera medalla nacional tras conseguir un meritorio bronce en el Campeonato de España de fisioculturismo y fitness. La historia de David no es más que la historia de superación de un tipo que vive con su silla de ruedas y desde la que practica todos los ejercicios para ser el campeón regional y el tercero de España. Él ha querido contar su historia y él intenta, desde las redes sociales, demostrar su capacitación a una sociedad que debe aprender mucho de sus ganas, entereza, pero sobre todo convicción.

La historia del albaceteño David Martínez Giménez es la historia de la superación en sí misma. Este joven deportista ha sido capaz de sobreponerse al destino y avanzar con su característica sonrisa a todo lo que tenía enfrente, incluida una afición que ahora le está reportando notables éxitos y que el pasado fin de semana le hizo sumar una medalla de bronce en el Campeonato de España de Fisioculturismo y Fitness celebrado en Asturias.

boletín

La medalla de bronce de este valiente deportista albaceteño no es más que el reconocimiento hacia todas aquellas personas que padecen una limitación y que se encuentran como él. Sin embargo, y pese a todo, David Martínez demostró el pasado fin de semana que ni el destino, ni tampoco los obstáculos, podrán con alguien con su entereza y sobre todo convicción. A sus 36 años, David sumó un metal de carácter nacional que vino a sumarse también al primer puesto otorgado el pasado mes de septiembre en el regional, cuestión esta que le hace ser uno de los más destacados de Castilla-La Mancha en una disciplina como la que mantiene la Real Federación Española de Fisioculturismo y Fitness.

“Una negligencia médica” al nacer hizo a este albaceteño David ‘especial’. Y dicha consecuencia anatómica hizo al propio protagonista curtirse en mil y una aventuras que poco a poco han ido formando a un fisioculturista que, desde su silla de ruedas, ha conseguido llevar el nombre de Albacete por la región y también por España. No fue fácil, sin embargo, llegar al punto del pasado fin de semana, donde tras sufrir una parálisis cerebral en el momento de nacer, todo han sido casi siempre negativas. Ahora, y con el inestimable apoyo de empresas del sector deportivo y también del Grupo AMIAB, Martínez Giménez está consiguiendo unos notables registros deportivos que bien valen una mención a su esfuerzo y capacidad de sacrificio.

Este albaceteño que ahora sobresale a nivel deportivo y que enseña su sacrificio diario, ha pasado por todas las fases que uno pueda imaginar: “De pequeño me costó, todos los niños solemos ir a por el más débil y claro que me costó”, reconocía un David que ahora habla de ello con la intención de dar voz a todos aquellos que tienen que pasar por lo mismo. “La sociedad debe concienciarse y debe saber que estamos ahí. Somos una parte de ella”, hacía alusión en una clara reflexión dirigida a todos.

No solo cuando ha sido joven le ha tocado vivir en sus carnes la crueldad social, si no que, como él mismo alude “cuando vas a buscar trabajo y te ven en silla de ruedas o con una limitación se echan hacia atrás”, matiza. También pretende David dar voz a ellos con su ejemplo, que, sin embargo, no es ni más ni menos que el de otras personas que tienen que lidiar a diario con una limitación. Además, en la sociedad actual el asunto laboral “está cambiando a mejor” para estas personas, que como en el caso de David parece haber encontrado una motivación que en su caso le ha hecho estar entre los mejores de España.

No ha sido fácil, sin embargo, llegar a ese escalafón para David, puesto que su constancia diaria durante más de un año y la ayuda de numerosas personas ha tenido como consecuencia un metal que ahora dedica a todos ellos, pero en especial a todas esas personas a las que, contando su historia, quiere dar voz y sobre todo visibilidad. “Llevo trabajando mucho para un minuto de gloria”, reconoce David. Con su disciplina y su obligación, este joven discapacitado de Albacete ha sumado un nuevo éxito deportivo que no solo marca su registro, si no su condicionada vida: “Es muy duro, pero psicológicamente me ayuda hacer lo que me gusta, es una pasada”, decía sobre lo que ahora está viviendo tras colgarse el metal de bronce nacional.

A todo ello ayudó también el Grupo AMIAB, con quien tanto David como decenas de ciudadanos de Albacete colaboran con aquellas personas que sufren algún tipo de limitación. “Emilio, Encarni o José Carlos me dan su apoyo económico para pagarme los gastos, estoy tremendamente agradecido a ellos”, sostenía este joven deportista que recalca la dureza económica de una disciplina en la que los gastos en forma de suministros son palpables y en la que mensualmente le cuestan más de 700€. “Para poder competir necesitas una ficha federativa y ellos me la pagaron”, aludiendo con ello al pago de una transacción en la que “cada uno aporta su grano de arena”.  De la misma forma, David también quiere tener una mención honorifica para su entrenador Alexis Hernández, una persona que es algo más que un técnico o coach y con el que de manera constante se apoya para superar el día a día: “Me ayuda a canalizar esta forma de vida, es parte importante de mi entorno”.

David, un ejemplo a seguir

Resalta en todo momento este joven deportista con limitaciones su orgullo por la medalla, si bien lo que más desea David Martínez es remarcar su condición vital. La medalla “es un trozo de metal” y con lo que se queda “es con la parte motivacional” que desea difundir. “La gente comenta mis fotos y videos a diario en las redes, lo valoro mucho e intento responder a todo el mundo”, explica en un momento en el que incluso se emociona. Hay padres que sirven como ejemplo a David Martínez en sus hogares, remarcando que “querer es poder” y sobre todo enseñando unos valores “que van más allá del deporte”. “Trato de manera diaria y con un simple video o foto intentar motivar a todos aquellos que se encuentran en una situación parecida. Se puede hacer de todo y se puede vivir en la sociedad como uno más”, explica en la entrevista.

“Las medallas y los resultados duran una semana”, arguye David en claro tono crítico con una fama que pretende no quede en eso y sí que sea la construcción de una figura con la que otros puedan verse reflejados. “Intento demostrar con la medalla que no hay límites, ni tan siquiera para alguien como yo que poseo una limitación y mucho menos para el resto de personas”, aclara en consonancia con una realidad en la que su intención principal es que “la gente que venga detrás debe saber que siempre hay una salida, queremos ayudarnos entre nosotros a salir de una situación que es muy jodida”.

¿Y ahora que? David sigue mirando al futuro con el mayor de los deseos, reconociendo que ahora “toca descansar, aunque tengo que mantener la forma”. De la misma manera, este joven albaceteño no parará en seguir luchando por sus objetivos, aludiendo incluso que “tengo que plantearme el próximo año, quiero presentarme de nuevo al nacional y también a la Copa de España”. “Además, existen otros eventos en los que de la mano de Guillermo Rengifo y de la Federación de Castilla-La Mancha de fisioculturismo y fitness” intentará dar voz a su ejemplo de constancia y superación.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.