Home » Albacete » VÍDEO | La bonita historia de cómo 72 niños y niñas de Uganda han convertido su pueblo en un pequeño Carlos Belmonte de Albacete

VÍDEO | La bonita historia de cómo 72 niños y niñas de Uganda han convertido su pueblo en un pequeño Carlos Belmonte de Albacete

palazon

/Vídeo: Albacete Balompié/

Expandir la Locura por el Alba por cada rincón es una de las ‘obligaciones’ de todo buen albacetista. Así lo entendió siempre Patricio, un aficionado del Albacete Balompié desde la época del Queso Mecánico que no dudó en sacar camiseta y bufanda seis años atrás en Alemania, concretamente en Frankfurt. Allí fue donde conoció a Javier Mendoza, un hincha del Athletic de Bilbao que fue virando hacia la Mancha gracias al entusiasmo albacetista de Patricio.

Este es el origen de una historia de amistad con el Albacete Balompié de por medio que vivió su culmen el pasado 29 de septiembre. Ese día, Patricio contrajo matrimonio con Clara en la Catedral de nuestra ciudad antes de disfrutar de un convite nupcial que tuvo como punto emotivo un vídeo que el propio Javier Mendoza le hacía llegar desde Uganda, país al que se trasladó con la ONG África Directo. Una Fundación dedicada a desarrollar proyectos de Cooperación en este continente.

boletín

Javier Mendoza lleva seis meses en Uganda, país en el que permanecerá al menos otros seis meses más, trabajando para los 72 niños que componen el Unidad Especial del Colegio ST Anthony Primary School, ubicado en Kamwenge. Niños con edades comprendidas entre los 5 y los 20 años, con discapacidades, principalmente físicas, visuales y auditivas, a los que proporcionan tratamiento médico (cirugía, fisioterapia, logopedia, etc…) que alegraron la boda del fiel seguidor albacetista cuando hicieron que un rincón de aquel lugar, a más de 7.500 kilómetros de distancia, pareciese el mismísimo Carlos Belmonte. “Pese a que les dije que tenía que ser más como cuando animan al ST Anthony en el campo del pueblo, les surgió un tono más angelical por aquello de cantar en el coro del cole”, bromea Javier, que apenas les hizo practicar un par de veces a los chicos y que recogió este arranque de albacetismo mientras aguardaban en la madrugada al autobús que les debía devolver a casa tras visitar un safari en la excursión final de curso.

“Me emocioné muchísimo al ver el vídeo”, recuerda Patricio, aficionado del Alba asiduo en el Belmonte y en los campos de España, que nos hizo llegar un documento que muestra la importancia que tiene que, entre todos los albacetistas, expandamos la Locura por el Alba. Y más con unos pequeños aficionados al fútbol que no tienen problemas en improvisar un terreno de juego cada vez que tienen oportunidad de jugar un partido.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.