Home » Albacete » Tras la derrota del Albacete Balompié en Málaga, Tomeu y Zozulia tuvieron una ‘entrevista con el vampiro’

Tras la derrota del Albacete Balompié en Málaga, Tomeu y Zozulia tuvieron una ‘entrevista con el vampiro’

palazon

/Hugo Piña/

Fue una de las anécdotas que dejó un partido que acabó con las aspiraciones del Albacete Balompié en el feudo del líder Málaga.

boletín

Y es que la expedición manchega no pudo comenzar su regreso hasta la capital manchega nada más concluir el partido de fútbol, dado que, tras atender a los medios de comunicación de manera habitual, el autocar y sus protagonistas no pudieron emprender el viaje por carretera.

El porqué vino dado que dos jugadores de la primera plantilla que ayer jugaron en Málaga fueron solicitados para la realización de las pruebas anti-dopaje. Estos dos jugadores fueron Tomeu Nadal y Roman Zozulia, quienes tuvieron que pasar las diferentes pruebas que tanto FIFA como la RFEF y LaLiga comandan para la mejor salubridad del deporte rey en España.

Sobre cómo se realiza dicha prueba anti-dopping y a diferencia, por ejemplo, del ciclismo en el que la prueba es con sangre y el ‘vampiro’ puede aparecer a cualquier hora, conocemos que tanto Tomeu como Zozulia tuvieron ayer que orinar sobre dos vasos de plástico que se les entregan cerrados y precintados, uno etiquetado como ‘A’ y otro como ‘B’. Y después de todo ello, el jugador en cuestión debe realizar la entrega de dichos botes cerrados y con un nivel de orina mínimo para que la muestra sea aceptable, siendo esta cantidad exacta de 90 milímetros. Tras ello, el jugador en cuestión tuvo que autorizar al supervisor para dar por cerrado un proceso que desde hace años inculca una mejor condición salubre al deporte en general y al fútbol en particular.

El problema radicó en la tarde de ayer porque tanto Tomeu Nadal como Zozulia tardaron en miccionar, por lo que la expedición albacetista no pudo emprender su viaje hacia la capital manchega hasta que balear y ucraniano completaron de manera formal un proceso que tardó hasta dos horas.

Derrota incluida, el Albacete viajó de vuelta con retraso y con la visita de los supervisores médicos. No suele ser ‘habitual’ la visita de estos, dado que este hecho ha sido en la segunda ocasión que se ha producido desde la vuelta del Alba al fútbol profesional, dado que el curso pasado, en León y tras jugar ante el Cultural Leonesa, ya ocurrió.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.