Home » Albacete » Sin la Maestranza Aérea de Albacete, la Patrulla Águila no podría ‘pintar’ los cielos con los colores de la bandera de España

Sin la Maestranza Aérea de Albacete, la Patrulla Águila no podría ‘pintar’ los cielos con los colores de la bandera de España

palazon

/Nacho López/

Hoy 12 de octubre es uno de esos días en los que la famosa ‘Patrulla Águila’ deja boquiabierta a muchísima gente con sus piruetas y acrobacias imposibles, demostrando los pilotos una destreza perfecta a la hora de manejar las siete aeronaves que componen este escuadrón del Ejército del Aire.

Uno de los momentos más esperados por todos aquellos que asisten, por ejemplo, al desfile de las Fuerzas Armadas con motivo del Día de la Hispanidad es cuando la ‘Patrulla Águila’ surca los cielos dejando tras de sí una estela de colores que componen sobre lienzo azul del cielo la bandera de España.

boletín

Y es ahí, en ese instante, cuando Albacete y su Maestranza Aérea se vuelven imprescindibles para que la enseña nacional quede dibujada en el aire ya que el sistema de humos utilizado para ello fue inventado, diseñado, fabricado e instalado en las dependencias de la Maestranza albaceteña. Fue en 1.992, también un 12 de octubre, cuando por primera vez en su historia la Patrulla Águila dibujó la bandera española con sus acrobacias y lo hizo mientras surcaba los cielos de Sevilla.

El sistema de humos utilizado para dibujar la bandera de España, explicado a grosso modo y sin entrar en especificaciones técnicas, consiste en un pulverizador instalado muy cerca de la parte trasera de los motores del avión por el que se liberan en pequeñas partículas los componentes que darán color, y utilizando la propulsión del motor para dispersarlos en el ambiente y cromatizar los cielos usando tan atípico pincel.

HISTORIA DE LA PATRULLA ÁGUILA

La Patrulla Acrobática Águila no nace como un hecho aislado, sino que es directamente heredera de una tradición aeronáutica tan antigua como la del mismo Ejército del Aire

Fruto del interés y gran esfuerzo de un grupo de profesionales de la Academia General del Aire, la Patrulla Águila despega el cuatro de junio de 1985 de la Base Aérea de San Javier, para realizar un primer vuelo de cinco aviones y comprobar así, el comportamiento del entonces nuevo CASA C-101.

Tras el éxito del primer vuelo y sucesivas exhibiciones, se aumento a seis el número de aviones y se le incorporó el sistema de humos blancos. En 1992 se añadieron los humos rojo y amarillo y en 1988 se incorporó el séptimo avión.

A lo largo de sus treinta años de historia y con más de 25.000 horas de vuelo, la Patrulla Águila ha participado en todo tipo de eventos, exhibiciones aéreas, fiestas nacionales, eventos deportivos.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.