Home » Albacete » La Diócesis de Albacete tiene nuevo obispo

La Diócesis de Albacete tiene nuevo obispo

palazon

/Marta López/

El Obispado de Albacete ha anunciado este mismo martes que el actual obispo, D. Ciriaco Benavente Mateos, ya tiene sucesor en el cargo tras presentar su jubilación episcopal a los 75 años.

El Papa Francisco ha determinado que el encargado de relevar a Ciriaco Benavente al frente de la Diócesis albaceteña sea el hasta ahora obispo auxiliar de la archidiócesis de Toledo, Ángel Fernández Collado.

boletín

En una rueda de prensa y arropado por el vicario general de la Diócesis, Luis Enrique Martínez, el delegado de medios, José Joaquín Tárraga y multitud de sacerdotes de la Diócesis de Albacete, Ciriaco Benavente daba a conocer la noticia de quién sería el sexto obispo de Albacete.

El número dos de la archidiócesis toledana fue nombrado el 28 de junio de 2013 obispo titular de Iliturgi (Jaén) y auxiliar de la archidiócesis de Toledo, y ahora el Papa Francisco ha delegado en él la misión de ser la cabeza de la Iglesia Católica en Albacete.

Ángel Fernández Collado, es natural de la localidad toledana de Los Cerralbos. A sus 66 años cuanta con una dilatada trayectoria eclesiástica y una amplia formación como ministro sacerdotal.

Ingresó en el Seminario Menor de Toledo, cursó estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de San Idelfonso,  y obtuvo el bachillerato en Teología por la Facultad Toeológica del Norte de España, con sede en Burgos. Además, es licenciado y doctor en Historia de la Iglesia por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. También es diplomado en Archivística por la Escuela Vaticana de Paleografía, Diplomática y Biblioteconomía, además, tiene publicados cerca de 40 libros.

Ciriaco Benavenete, natural de Malpartida de Plansencia (Cáceres) lleva siendo la cabeza de la Diócesis albaceteña desde el 16 de diciembre de 2006, fecha en la que tomó posesión de su cargo en una ceremonia oficiada en la Catedral de Albacete.

Tras 12 años al frente de la Diócesis de Albacete, Ciriaco Benavente daba la bienvenida a quien el Santo Padre ha nombrado como nuevo prelado. “Ten seguridad de que eres bienvenido, porque Albacete, que es tierra buena y mejor gente, te acoge, lo sé, con el corazón y los brazos abiertos. Ya lo irás viendo y experimentando con tus propios ojos”, dedicaba estas palabras a su sucesor Ángel Fernández Collado.

Ciriaco Benavente ha destacado “la calidad humana y espiritual” de su sucesor como obispo de Albacete, al igual que ha subrayado la “sencillez” que lo caracteriza. De igual modo, ha dedicado palabras de agradecimiento al presbiterio que lo ha acompañado durante sus años como obispo, a las comunidades religiosas de Albacete,  y a los cientos de cristianos laicos que “se sienten Iglesia y aman a la Iglesia”. Igualmente, señalaba que Ángel Fernández Collado “va a ser un gran obispo de Albacete”.

El sucesor del actual obispo de Albacete, en un saludo dirigido a la ciudad de Albacete, ha querido confiar su nueva labor “a la Virgen de los Llanos” y se ha mostrado predispuesto a servir a los fieles albaceteños en calidad de “padre y pastor”, pero también como “hermano y amigo”.

En esta carta Ángel Fernández Collado ha señalado que su prioridad como nuevo obispo de la Diócesis de Albacete serán “las familias católicas, sacerdotes y seminaristas y aquellos sectores sociales más necesitados”.

Visiblemente emocionado, el vicario general de la Diócesis de Albacete, Luis Enrique Martínez, señalaba que “es una alegría encontrar a una persona que conoces y con la que has compartido muchas cosas, va a coger el relevo con mucha ilusión y ánimo que deja D. Ciriaco”.

Contaba Luis Enrique Martínez también una curiosa anécdota, y es que durante la celebración en la catedral de Albacete del 25 aniversario de prelado de D. Ciriaco coincidió con D. Ángel Fernández, y ya hubo quien por aquel entonces señaló que “el nuevo obispo de Albacete estaba allí, y acertaron”, relataba divertido el vicario general de la Diócesis.

El actual obispo de Albacete  presentaba su renuncia a todos los cargos pastorales el 3 de enero de este mismo año, al cumplir los 75 años, como es preceptivo. A través de un comunicado, el Obispado explicaba entonces que sería el Papa Francisco quien tendría que decidir sobre si esta renuncia se ejecutaba o no.

Ciriaco Benavente ha alargado la incógnita de cuál será su futuro tras la toma de posesión de Ángel Férnandez, “no lo tengo pensado ni decidido, estoy dispuesto a arrimar el hombro, pero también estoy dispuesto a no estorbar” declaraba.

La toma de posesión será el 17 de noviembre, fecha hasta la que Ciriaco Benavente ejercerá como administrador apostólico de la Diócesis de Albacete.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.