Home » Castilla-La Mancha » Castilla-La Mancha aprovecha el Día del Refugiado para recordar que “todos sumamos y nadie resta”

Castilla-La Mancha aprovecha el Día del Refugiado para recordar que “todos sumamos y nadie resta”

palazon

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha aprovechado la celebración del Día Mundial de las Personas Refugiadas para lanzar a la sociedad el mensaje de que “todos sumamos y nadie resta” porque, ha recordado, hay programas para atender las necesidades de todos.

“Todas las acciones que ponemos en marcha desde el Gobierno regional son para sumar y ninguna de ellas resta a las personas de España y de Castilla-La Mancha” ha indicado Sánchez, quien ha subrayado la importancia de la pedagogía en este sentido y de que se conozca que la Junta tiene programas específicos además de otros generales como la recientemente Estrategia contra la Pobreza y la Exclusión Social “para que cualquiera pueda recurrir a ella”.

Asimismo, ha querido lanzar un mensaje de esperanza al señalar que este 2018 el Día Mundial de las personas Refugiadas “es distinto” y ha recordado que mientras el Gobierno de España ha acogido a más de 600 migrantes y refugiados que estaban a la deriva en el ‘Aquarius’, EEUU ha mostrado al mundo imágenes de niños migrantes tras las rejas y separados de sus padres.

boletín

“Los gestos son importantes y este Gobierno de Castilla-La Mancha está concienciado desde el primer momento. De hecho, en agosto de 2015, solo un mes después de tomar posesión, ya se creó la Oficina de personas refugiadas para dar respuesta a las crisis humanitarias del momento como Siria”, al tiempo que ha recordado que con la llegada del ‘Aquarius’ también se puso a disposición del Gobierno para lo que necesitara.

PLENA CIUDADANÍA

El coordinador autonómico de la Fundación CEPAIM, Adolfo Patón, ha destacado la necesidad de implicación para lograr la plena ciudadanía de los refugiados, detrás de cuyas cifras hay nombres, historias y derechos que se deben garantizar.

Patón ha destacado que 2016 fue el año en el que pasaron de 0 plazas a 500 en todo el país, mientras que en la actualidad ya son más de 700 en primera acogida. De ellas, en Ciudad Real actualmente hay 30 ocupadas y 12 que están ahora mismo a la espera de que sean solicitadas.

Durante su intervención ha destacado la importancia de sensibilizar durante las crisis humanitarias, si bien ha resaltado que una sociedad madura no debe “dejarse llevar por el último titular” sino ser conscientes de la realidad que hace que cada semana lleguen unas 800 personas a España que necesitan apoyo para que no exista una sociedad a dos velocidades en la que uno tengan más derechos que otros.

En su opinión, para desarrollar las mejores políticas no solo es necesario identificar los recursos disponibles sino también hacer presión a quienes toman decisiones en todas las administraciones para que se revisen las cuotas; se mejore el protocolo de refugiados y el programa de reasentamiento o potenciar medidas de cohesión social de la diversidad.

“De esta forma pasaremos de las palabras a los hechos, sin olvidar que es responsabilidad del Estado aunque colaboren ayuntamientos y comunidades autónomas, pero no dejando que recaiga en ellos la responsabilidad porque se generarían distintos modelos en el país”, ha concluido Patón, no sin antes hacer un llamamiento a trabajar por la inclusión social de todos los colectivos vulnerables.

NADIE SE PUEDE PONER EN SU PIEL

Por su parte, la concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Ciudad Real, Matilde Hinojosa, ha agradecido el trabajo de CEPAIM por atender a personas que lo han dejado todo atrás. “Nadie es capaz de ponerse en su piel ni imaginar lo que es salir un día de tu casa para no volver y perderlo todo, incluyendo familiares y amigos, para ir a otro país”.

Ha reconocido la importancia de que las administraciones asuman más responsabilidad al tiempo que, ante la petición de más alternativas de ocio para los refugiados de Ciudad Real, ha dado a conocer algunos de los programas que ofrece el Consistorio capitalino.

EMOTIVO ACTO DE TESTIMONIOS

Durante el acto se ha distinguido entre personas solicitantes de protección internacional –que son las que están a la espera de resolución– y refugiados son los que abandonan su tierra por persecución por distintos motivos: mutilación genital, guerras, matrimonios forzosos, persecución política, religiosa o por orientación sexual, entre otros muchos.

Desde septiembre de 2016, la Fundación CEPAIM ha recibido en Ciudad Real a 79 personas de 13 países, de los que 58 siguen viviendo en Ciudad Real, y aunque no se han escuchado sus voces ni sus rostros por seguridad, se han leído sus testimonios en los que reflejan cómo fue su llegada, sus miedos y el proceso de adaptación.

A quien sí se ha visto y ha escuchado, gracias a la campaña #yosoyrefugio, es a una mujer española que, siendo una niña, vio como su padre tuvo que ser un refugiado tras la Guerra Civil en Marruecos y, una vez que la familia se reagrupó, con el inicio de la Guerra Mundial tuvieron que volver a marcharse a Túnez.

“Creo que todos deberíamos ser más solidarios” concluye en el vídeo realizado por la Fundación CEPAIM sobre esta mujer que al final pudo regresar a su país, España, tras haber sido una refugiada en el extranjero.

Mapfre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.